La casa de huéspedes

Teatro, Teatro contemporáneo
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
La casa de huéspedes

'CAPÍTULO 1: NUESTROS NOMBRES'. Dramaturgia: Luis López de Arriba. Dirección: Luis López de Arriba y Jorge Elorza. Intérpretes: Marcos Fernández, Inma Gamarra, Nacho Rubio, Fernando de Retes, Marian Degas y Andrea Hermoso.

'CAPÍTULO 2: GLENN O GLENDA'. Dramaturgia: Luis López de Arriba. Dirección: Roberto Cerdá. Intérpretes: Marcos Fernández, Inma Gamarra, Nacho Rubio, Fernando de Retes, Marian Degas  y Andrea Hermoso.

El concepto de serie, cuando hablamos de teatro, supone un disfrute diametralmente opuesto al que ofrece el audiovisual. Si viendo una serie en pantalla lo único que se nos mueven son las cejas cuando las tramas proporcionan buenas raciones de asombro, en la serie teatral de La Trastienda, 'La casa de huéspedes', hay de todo menos quietud. Desde que uno recoge la entrada sella su pasaporte para una aventura única hoy en la parrilla escénica de la ciudad. Te puede tocar el itinerario rojo o el verde. Eso va a marcar la recepción de la obra, porque verás un orden y un número de escenas distinto a los del otro itinerario. Incluso unos ven escenas que otros no ven, una buena estrategia para que los espectadores vuelvan a por lo que se les privó. Y parece que vuelven, sí, porque, como las buenas series, esto engancha.

La compañía Teatro en Serie, que así se llaman los que han perpetrado este montaje, demuestran haber crecido artísticamente (en lo dramatúrgico, en lo interpretativo, en lo vivencial) con esta segunda serie que han puesto en marcha tras lo que fue su debut en la librería La buena vida hace dos años con 'Días como estos'. El primer capítulo de 'La casa de huéspedes', 'Nuestros nombres', se estrenó antes de verano inaugurando también los recovecos de la planta sótano de La Trastienda, una sala que ya se ha ganado un puesto de honor en el Off madrileño con sus arriesgadas apuestas. Ahora, con el otoño, ha llegado el segundo capítulo, 'Glenn o Glenda', y ambos se alternan en la programación de la sala para que los espectadores puedan vivir la experiencia 'serie' aun cuando cada capítulo se puede ver por separado como una obra única y no te pierdes nada porque son autoconclusivos.

Las historias arrancan siempre en el salón donde los huéspedes se reúnen para desayunar y es allí donde conoceremos al hospedero, auténtico eje de coordenadas en torno al cual gira todo, pues es el personaje que se mantiene capítulo tras capítulo (al menos en los dos primeros, pero todo apunta a que así será. Aunque quién sabe…). Y orbitándole, una constelación de personajes con su dosis justa de disparate y atracción, lo idóneo para que te atraigan y te inquieten, lo básico para conocerles en dos trazos y lo eficaz para que quieras seguir sabiendo quiénes son y qué les pasa. Y en esas, van pasando los minutos, el público se divide en dos grupos, te llevan de una habitación a otra, los personajes juegan la presencia del espectador con comicidad y complicidad, subes las escaleras, las vuelves a bajar, oyes gritos o risas, conversaciones que se quedan a medias… en fin, se ha creado todo un dispositivo que mantiene la intriga y atiza la diversión constantemente, no hay lugar para el aburrimiento, y cualquier detalle puede ser importante.

En las historias que desgranan estos dos primeros capítulos hay guiños y homenajes (a personajes de 'Un tranvía llamado Deseo' o de 'La metamorfosis' de Kafka, por ejemplo), hay momentos musicales con su coreografía y todo, y hay hasta cadáveres. Y hasta la calle se usa como espacio escénico en un momento dado. Todo cabe en dos historias escritas con puntería y dirigidas con agilidad, que sirve un grupo de actores absolutamente entregado a la causa. El hospedero (Marcos Fernández) nos atraviesa con su mirada (entre tierna y sicótica) desde que entramos y ya no dejamos de querer saber más sobre él (se van dejando caer gotas de información sabiamente espaciadas), pero es que el resto del elenco nos arrebata y nos gana, sobre todo si te tragas los dos capítulos muy seguidos y ves la galería de personajes que montan entre los 5 o 6 que son. En definitiva, una experiencia teatral muy diferente a lo que suele entenderse por “ir al teatro”. Y lo mejor es eso, que hay que ir, porque esta serie no te la puedes bajar de ningún sitio…  

*La programación mostrada aquí es provisional. Consultar la cartelera definitiva en su página web

Por Álvaro Vicente

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening