Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Otro hito en el restaurante más antiguo del mundo: estrena terraza
Fachada y empleados de Casa Botín
Casa Botín

Otro hito en el restaurante más antiguo del mundo: estrena terraza

Junto a la icónica fachada de Casa Botín, y por primera vez en su historia, encontraréis el cochinillo en varias mesas a pie de calle

Advertising

Los alrededores de la Plaza Mayor ya no se ven tan atestados de turistas pero muchos negocios empiezan a retomar el pulso conscientes del inestable panorama que provoca la pandemia. Entre las reaperturas hosteleras de la zona, la más sonada es, sin duda, la de Casa Botín, considerado el restaurante más antiguo del mundo por el libro Guinness de los Récords. Todo son hitos en este local. Porque, de hecho, el estado de alarma que provocó el coronavirus es lo único que ha cerrado las puertas de este icono capitalino en toda su historia. Y, aún así, sus propietarios dicen que en estos meses han seguido alimentando su horno de leña, que no ha dejado de calentar durante más de tres siglos. 

Abierto desde 1725, vuelve con todas las medidas de seguridad (incluido un entrenamiento especial para los 68 trabajadores de la familia Botín) y algunos cambios temporales en el menú para adaptarse a la nueva normalidad. Y lo hacen ¡con terraza a pie de calle! por primera vez en su centenaria trayectoria. "Volvemos con prudencia, pero con más ilusión si cabe porque nunca habíamos dejado de atender a nuestros clientes, y estamos deseando recibirlos de nuevo. La situación sigue siendo delicada y hemos retrasado la apertura hasta ahora para estar seguros de que podíamos mantener todas las medidas de seguridad", han comentado los actuales responsables de la casa. 

Terraza de Casa Botín

 

Casa Botin

 

Por sus mesas pasaron Goya, Galdós y Hemingway, entre muchas otras personalidades de la cultura y las altas esferas, pero ahora solo estarán disponibles dos salones -los comedores Castilla y Galdós- para atender a los clientes y servir sus ya muy conocidas especialidades: cochinillo, cordero y merluza al horno. Sin embargo, aún se puede visitar la cueva-bodega de finales del siglo XVI, donde se encuentra el antiguo acceso a los pasadizos secretos que recorrían el Madrid de los Austrias.

Las mejores ideas de ocio y cultura en la nueva Time Out Pocket interactiva

 

Share the story
Últimas noticias
    Advertising