Cine

La cartelera, los estrenos de la semana, las críticas de todas las películas y las listas cinéfilas más divertidas

Cine

Ciclo Roberto Rossellini

9 títulos imprescindibles del padre del neorrealismo italiano en los cines Verdi

Leer más
Cine

Fire!! 2015

Lo mejor de la Muestra de Cine Gay y Lésbico de Barcelona

Leer más
Cine

Atlàntida 2015: el festival de cine 'on-line' de referencia

Hasta el 9 de julio podéis disfrutar de 65 películas, casi todas inéditas, sin salir de casa, a través de la plataforma Filmin

Leer más
Cine

La cartelera alternativa

Las películas más allá de las principales salas de cine

Leer más
Qué hacer

'Mad men' en Barcelona

¡Hay más vida después de Madison Avenue! Disfrutad de la Barcelona de 'Mad men'

Leer más

Cine al aire libre

Cine

Sala Montjuïc

Las sesiones más multitudinarias en el foso del castillo

Leer más
Cine

Pelis en L'Illa Diagonal

L'Illa tampoco falta a la cita con el cine al aire libre

Leer más
Cine

Cine libre en la playa

¡Coged una toalla, y hacia la playa de Sant Sebastià!

Leer más

Últimas críticas

Cine

Nosotros y yo

El título es bastante elocuente: del “nosotros” al “yo” hay un viaje, que es el de la adolescencia. Del plural al singular, siempre conjugados en primera persona; del sentimiento de pertenencia a una comunidad que comparte y rechaza con la misma intensidad banal y transcendente, a la construcción de una identidad que nos acompañará lo que nos queda por vivir. Y todo en un trayecto en autobús desde la barriada del Bronx, el día que empiezan las vacaciones de verano. Un trayecto metafórico, que arranca a primera hora de la tarde, con el vehículo lleno a reventar, y acaba por la noche, en la intimidad del vis-a-vis. No es una película, es un baile de emoticonos. Gondry capta el caos hormonal de los 16 años desde un registro que parece documental pero que pronto revela su artificio, que también es el de las relaciones que se establecen entre los adolescentes, los roles que deben cumplir, los rituales que han de preparar, los secretos (de dominio público) que han de ocultar. La brillante estructura del film, casi 'Las mil y una noches' en clave de mensaje de texto, se va desprendiendo de su capas a medida que los viajantes van bajando del bus, y si 'Nosotros y yo' parece a veces repetitiva –como lo es el vídeo viral de un compañero cayendo de culo que circula de móvil en móvil– es porque la adolescencia, con sus flirteos, sus ataques de ira, su 'bullying' y su melodramatismo, también lo es. Gondry mete la pata en el tercer acto, cuando intenta cuadrar números con un giro de guió

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

El padre

'El padre' empieza en 1915 en un pequeño pueblo armenio en Turquía, y termina en 1923 en un pequeño pueblo en Dakota del Norte. El hilo conductor es Nazar, un hombre separado de su familia durante el genocidio armenio a manos de los turcos, que quiere reencontrarse con su hijas aunque esto le haga dar la vuelta al mundo. Sufre la intolerancia y la crueldad de quienes mandan, pero también se encuentra con la bondad y la solidaridad de la gente común. Las primera imágenes nos hace pensar en un film de guerra, pero a poco a poco vamos pasando por todos los géneros, mientras Nazar camina por el desierto, la ciudad, el mar y la nieve: western, terror, melodrama y aventura se entrelazan en la historia de este hombre, que es mudo. Fatih Akin huye del realismo y el naturalismo, y hace un uso increíble de la música como traductor de las palabras que Nazar no es capaz de pronunciar.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Lo que hacemos en las sombras

Mockumentary de terror venido de Nueva Zelanda, 'Lo que hacemos en las sombras' va de cuatro vampiros que conviven en un chalet, como si fueran 'The Young Ones'. Viago, un dandi del siglo XVIII con un punto Eduardo Manostijeras, tiene un conflicto con sus compañeros de piso por culpa de una vajilla sucia. Atención al resto de la casa: Vlad, un chupasangres medieval, Deacon, un exnazi que ha conseguido el don de la vida eterna, y Petyr, un fósil inspirado en el mítico Nosferatu, que hace 8.000 años que se convirtió en criatura de la noche. Lo que encontraréis aquí no es más que una larga serie de sketch torpes, que quizá podrían haber tenido una larga vida en la televisión, en formato 'sitcom', pero que incluso así resultan hilarantes. Si fuerais un vampiro, ¿qué buscaríais en Google? La respuesta es obvia: fotos de vírgenes, y vídeos de la salida del sol.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Aprendiendo a conducir

Una mujer madura empieza a recibir clases de conducción después de que su marido la haya abandonado. No cuesta deducir que este gesto tiene un cariz simbólico: nunca es tarde para volver a coger las riendas de nuestra vida. A esto se le tiene que sumar el intercambio cultural propiciado por las conversaciones con un instructor hindú. Si nos basamos en estos materiales, el pronóstico resulta calamitoso, pero Isabel Coixet mantiene las formas a copia de limar tentaciones líricas, y siguiendo el buen trabajo de Patricia Clarkson y Ben Kingsley. En realidad, el reproche más grande que se le puede hacer a la directora es el poco jugo dramático y formal que le saca al reducido espacio del coche, uno de los escenarios más estimulantes del cine contemporáneo.

Time Out dice
  • 2 de 5 estrellas
Leer más
Todas las críticas de la semana

Nuestras favoritas

Cine

Una paloma se posó en una rama a reflexionar sobre la existencia

Esta espléndida película, 'Una paloma se posó en una rama a reflexionar sobre la existencia', que se podría titular '39 fragmentos de una cronología de la incomunicación', funciona casi como una novela gráfica protagonizada por Vladimir y Estragon, un Beckett donde todo el mundo espera a Godot sabiendo en secreto que no aparecerá nunca. No hay un argumento, sino una visión de la vida que Andersson nos había adelantado a 'Songs from the second floor' y 'You, the living': lo que pasa en segundo plano, o en tercero, compone el sentido de la escena como solo Tati sabía hacer. Es un 'Playtime' bajo cero. La comicidad de cada secuencia está diseñada al milímetro, como un precioso ejercicio de dibujo técnico. El cálculo de la puesta en escena no resta emoción al retrato del absurdo de la comedia humana, que, de vez en cuando, sobre todo cuando flirtea con la muerte, congela la risa.

Time Out dice
  • 5 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Requisitos para ser una persona normal

En su radiante 'opera prima', la actriz Leticia Dolera hace una reinvención generacional fresca e irónica muy peculiar. Tiene un delicado encanto naif, y está repleta de referencias pop. La directora (y también intérprete) sabe sacar el alma más sensible a un montón de personajes que van como boyas en busca de su identidad. Estamos ante un obra luminosa y tierna, que revienta los moldes de la 'romcom' y perfila una narración juguetona y llena de inventiva, que se nutre de un imaginario femenino tan personal como extraño. De una lucidez sutil, que va mucho más allá de las posibles vinculaciones al modelo de cine indie americano (Miranda July al frente) al cual se podría vincular. Muy recomendable.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Mis escenas de lucha

Una siempre se imagina qué debe de decir el director a sus actores para que estos se sientan cómodos, para que puedan hacer del rodaje un lugar seguro. A veces, el nivel de exposición de los intérpretes resulta tremendamente alto. Es el caso de 'Mis escenas de lucha', última película del francés Jacques Doillon. Se construye a partir de pocos elementos. De hecho, se podría decir que sólo necesita tres cosas: un hombre, una mujer y una casa en el bosque. Así se resume la historia. Ella vuelve al pueblo de la infancia después de la muerte del padre. Él vive allí. Se conocen desde hace años y se reencuentran y se desean. Deben canalizar el anhelo de algún modo y lo hacen con una serie de peleas.Pocas películas han capturado el cuerpo de una manera tan física, explícita y estética. Doillon ha hecho una obra única, desnuda en todos los sentidos, por los escasos elementos que necesita y por la sensualidad primitiva que elabora. Los cuerpos de Sara Forestier y James Thierrée son el motor de la película. La cámara se engancha y participa en su fascinante intimidad.La violencia acaba mezclándose con el sexo. En cualquier caso, se trata de pulsiones, que combinan con un fondo teórico. Los personajes discuten las bases de sus sesiones. 'Mis escenas de lucha' se estructura así sobre dos pilares aparentemente distantes: el cuerpo y la palabra.El film de Doillon llega a nuestras pantallas dos años después de su estreno. Se podría decir aquello de más vale tarde que nunca. 'Mis escenas de l

Time Out dice
  • 5 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Mad Max: Furia en la carretera

La última parte de la tetralogía de Miller, serie de punk apocalíptico por antonomasia, es como un tornado en una merienda con té y pastitas de mantequilla. En los tiempos de cine de consumo y espectáculo fútil, parece imposible que Hollywood se haya animado a producir una rareza como esta. ¿Acaso birlaron 150 millones de dólares de un estudio y la han hecho sin consentimiento? Me los imagino huyendo con el botín hacia el desierto de Namibia, y volviendo a California con este artefacto monstruoso. No esperábamos que 'Mad Max' nos diera tantas sorpresas.En 30 años el guerrero Max Rockatansky –de Mel Gibson Tom Hardy– no ha envejecido media arruga, esto es cierto. Pero el mundo sí ha cambiado. Del universo detrítico y ruinoso donde ambientaban los anteriores episodios, pasamos a un paisaje de colores hipersaturados. Miller ya no nos sitúa en el fin de una civilización, sino en el origen de la siguiente, en la construcción de una nueva sociedad. Del crepúsculo de la humanidad a un renacimiento psicotrópico que nos deja a todos bramando entre el polvo como lagartijas, deseando que llegue la nueva era.Pero primero, el drama. Todo empieza en la fortificación montañosa que controla el inmortal Joe, un temible monstruo rodeado de esclavos homínidos. Las mujeres son ordeñadas como si fueran vacas lecheras. Las más jóvenes también son valiosas por sus úteros, ideales para la crianza. Y los hombres como Max Rockatansky se han convertido en adornos cárnicos y todo el mundo los conoce com

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más

Las pelis para ver en familia

Cine

Cenicienta

En algún lugar había leído que esto era una renovación de 'La Cenicienta' clásica de Disney, la del 1950, pero yo sólo he visto un grupo de actores más rígidos que una sardina en escabeche en un entorno que parece la ilustración de la cajita de Plastidecor. A favor de Kenneth Branagh diré que la idea era kamikaze. En contra, que ha perdido fuelle. Él, que en 'Mucho ruido y pocas nueces' bordó la comedia de Shakespeare, ahora nos somete a hora y media de masacre de nuestra prístina infancia, ridiculizada con unas cuantas tonterías New Age sobre el pensamiento positivo y la resiliencia, seguramente fusiladas de 'El secreto' de Rhonda Byrne.No le hacía falta actualizar nada. 'La Cenicienta' de Disney ya estaba bien como estaba, por más que ella fuera una pánfila y el príncipe una especie de urraca que se colgó de la chica del vestido más brillante de la fiesta. Tenía algunos momentos de preciosismo lírico, en la línea de la vanguardia poética de Cocteau, que ponen en jaque el saldo y la bisutería que respira el film de Branagh: la calabaza desmenuzada por el galope de los caballos de la guardia real, el zapato roto sobre las baldosas del palacete o aquellas burbujas de jabón que respondían los cantos despreocupados de la criada con un eco polifónico que parecía estar diciendo "sí, comprendo tu abnegación".Branagh ha obviado la orfebrería del cuento de hadas, la del simbolismo sutil y la mínima expresión. En cambio, en todas las entrevistas se llena la boca hablando de asuntos co

Time Out dice
  • 1 de 5 estrellas
Leer más
Cine

La oveja Shaun. La película

Ver el sello de Aardman encabezando cualquier producción es garantía de que estamos en buenas manos: el estudio británico nunca hace ningún paso en falso. Esta adaptación de la serie de 'La oveja Shaun' es modélica en su manera de estirar naturalmente una anécdota para ir enlazando gags '. Los autores extirpan los protagonistas de su escenario habitual, la granja, y los llevan a una gran ciudad donde todo parece ir muy deprisa, donde los granjeros pueden convertirse en gurús del estilismo capilar y donde los corderos se disfrazan con trapos vintage sin que nadie se dé cuenta del engaño. La confianza en el humor puramente visual lleva el relato a una liberadora dimensión no verbal, que invita a pasear la mirada, riendo con la expresividad de Shaun y sus colegas. Atención a las múltiples y sorprendentes acciones que ocurren en segundo o tercer plano. Impagables.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Big Hero 6

En los últimos años, Disney ha redefinido la marca de la casa en dos líneas: por un lado, los cuentos de princesas como 'Frozen', y por otro las películas de sensibilidad 'comic-con' tipo '¡Rompe Ralph!' o esta. 'Big Hero 6' es la adaptación de un cómic de la Marvel que cuenta la historia de Hiro, un genio de la robótica de 13 años que decide utilizar sus aptitudes para hacer el bien. él, con sus habilidades científicas, se convierte en líder de un equipo de superciborgs. La apuesta de esta Navidad, como veis, es muy 'peace on Earth and mercy mild'.

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Stand by me Doraemon

No creo que el concepto 'Doraemon' pueda aguantar un formato de larga duración. Si, después de tres generaciones, los niños de hoy todavía se amorran a la tele cada vez que lo echan en el Club Super3 es, precisamente, por el atractivo de lo previsible, por la fuerza de la repetición. Para ver a Nobita llorando en dos cascadas simétricas, las bragas de Shizuka cuando se le levantan las faldas y al bruto de Gegant cantando como una almeja con peluca de pop star japonesa de los 90. Por el casco volador, la puerta mágica y toda la maquinaria futurible que el gato cósmico, como Mary Poppins, se va sacando del fondo del bolsillo. ¿A quién le interesa encontrar un estudio de intensidad emocional de hora y media en lo que, por definición, es bidimensional? ¿Qué profundidad pueden dar unos personajes que son y han sido siempre más planos que un filete de lenguado?

Time Out dice
  • 2 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Los Caballeros del Zodíaco: La leyenda del Santuario

Los caballeros del zodiaco han pasado de la típica imagen bidimensional del manga original y de la posterior serie televisiva en la animación digital. En 'Los caballeros del zodíaco: La leyenda del santuario', las armaduras de los héroes hacen ruido de metal pesado y brillan. Las formas ya no son las del dibujo clásico sino tridimensionales. Mientras que los personajes y los espacios adquieren más vida, el relato se mantiene junto a la épica y la lucha. En este sentido, la revolución visual que propone 'Los caballeros del zodíaco' no está acompañada de una actualización de los arquetipos. La imagen de una joven de apariencia frágil, pero de ascendencia sagrada, protegida por un grupo de chicos, queda lejos de un momento en que la ficción ha probado con creces como la heroicidad no es calidad exclusiva de los personajes masculinos.

Time Out dice
  • 2 de 5 estrellas
Leer más
Todas las películas de la cartelera infantil