Cine

La cartelera, los estrenos de la semana, las críticas de todas las películas y las listas cinéfilas más divertidas

Cine

Diez películas que no deberías ver durante una ruptura

Si queréis recomponer el corazón roto, hacednos caso

Leer más

Últimas críticas

Cine

Zootrópolis

Hemos visto cientos de películas de animación protagonizadas por animales. Pero, hasta ahora, han sido pocos los dedos que han señalado el absurdo inherente en el hecho de contemplar bichos vestidos con ropa de calle. Zootròpolis transforma esta incoherencia en un gag fantástico, en el que la protagonista, una conejita agente de policía, debe visitar un club nudista, y se escandaliza al ver otras criaturas con el pelo al descubierto. Este es sólo uno de los varios instantes en que la última producción de Disney exhibe un sentido del humor que funciona igual para espectadores mayores que para pequeños (cabe decir que el codirector Rich Moore trabajó en 'Los Simpson'), propulsando unmuy trepidante 'buddy film' que hace honor a la expresión "para todos los públicos".

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Zoolander No. 2

Hace quince años, recibimos 'Zoolander' con una sonrisa ... para luego seguir pensando en otra cosa, y creyendo que el detalle más destacable de aquella gran broma sobre el mundo de la moda era el de relacionar alocadamente las pasarelas con el terrorismo internacional, cuando los escombros de las Torres Gemelas aún eran tema de discusión. Pero con el tiempo, 'Zoolander' ganó culto, hasta el punto de convertirse en una referencia ineludible a la hora de hablar de la nueva comedia norteamericana, y de conseguir que una generación entera de espectadores supiera perfectamente qué es una mirada 'blue steel'. Y esto ha sido razón suficiente para producir la tardía secuela.   La película comienza con el salvaje asesinato de Justin Bieber, que, justo antes de palmarla, se hace una selfie imitando una de las expresiones del modelo Derek Zoolander. Este instante resume a la perfección el nivel en que opera 'Zoolander 2': las ocurrencias del film original ya son universales, y aptas para ser citadas. El humor ya no se construye (sólo) a partir de la distorsión de los tópicos que rodean la moda, sino que revisa las ideas de la primera parte, con la 'jet set' apuntándose a la fiesta de hacer muecas; una agotadora lista VIP que sólo sirve para comprobar que los modistos no tienen nada de 'mojo' ante la cámara.   Afortunadamente, la aparición de Will Ferrell da un cierto foco en la función (incluso los decorados se vuelven más ricos y creativos!), y consigue que los gags funcionen por

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Leer más
Cine

La ley del mercado

Escojan cualquiera de los muchos parados de 50 años que hacen cola en el INEM, denle una cámara oculta y recojan el resultado de sus filmaciones. Será, es obvio, la crónica de una impotencia, el retrato de esta ley del mercado que ha aplastado a hombres y mujeres con décadas de experiencia que, de repente, se someterán a las humillaciones generadas por el sistema administrativo propio y las grandes empresas y, lo peor de todo, que obligan a los desfavorecidos a asumir el papel de explotadores si quieren sobrevivir. Stéphane Brizé, que a veces se pasa de la raya en la desgracia de su héroe, hace un film humilde y enfadado, y encuentra en el rostro lacónico de Vincent Lindon la perfecta traducción de los efectos de una crisis que, por mucho que digan, está lejos de haber desaparecido.  

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Nahid

Nahid es una mujer divorciada con un hijo preadolescente. Nahid vive precariamente en una ciudad de Irán, junto al mar Caspio. Nahid está enamorada de un hombre rico que se quiere casar con ella. Y no sigo, mejor que vean la película. Hay dos cosas a destacar a partir de esta historia: en el Irán contemporáneo, las mujeres tienen mucha más fuerza que en cualquier otro país de su entorno. Y no sólo las mujeres en el cine, también las mujeres que hacen películas, como la joven Ida Panahandeh. Esto no quiere decir que tengan libertad para hacer lo que quieran. Pero tienen la pequeña libertad de denunciar en filmes como éste las tremendas injusticias derivadas de la tradición y la religión. Nahid podría integrar un díptico con 'Nader y Simin, una separación'. Aunque también podría hacer pareja con otro film iraní, 'A propósito de Elly', donde el paisaje del mar Caspio tiene, como aquí, un papel fundamental en la composición del personaje de la protagonista.  

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Leer más
Todas las críticas de la semana

Nuestras favoritas

Cine

Star Wars: El despertar de la Fuerza

No es sólo un experto homenaje para fans, sino una una pieza enérgica de megaventura 'made in Hollywood' de primer nivel. La esperadísima secuela 'La guerra de las galaxias: el despertar de la fuerza' revive más cosas que la Fuerza. De cada fotograma de la eufórica secuela de JJ Abrams emana el espíritu jovial de culebrón espacial de la trilogía original de George Lucas (ahorraos el segundo trío de cínicas y tramposas precuelas). Y también está imbuida de un humor moderno que a veces lleva la película al límite de la la autoparodia, pero jamás con sarcasmo, ni aunque sea a costa de sacrificar un rato genial.La rueda no necesita ser reinventada: prácticamente cada punto de la trama y el ritmo de la acción provienen de 'La guerra de las galaxias' (1977) o de 'El imperio contraataca' (1980), incluso hay un sable de luz durmiente, tiritando en la nieve. La vida sigue siendo una lata en planetas áridos y desiertos como Jakku, donde Rey (Daisy Ridley, un hallazgo de mandíbula poderosa) vive de rapiñar y vender chatarra de antiguos destructores. Aterriza forzosamente en su mundo Finn (John Boyega), un soldado imperial expulsado del camino violento al servicio de la malvada Primera Orden por un impulso irrefrenable de hacer el bien. Para darse a la fuga, secuestran el decrépito Halcón Milenario –'La basura dará el pego', dice Rey en el primero de muchos momentos relevantes y emocionantes– y despegan hacia un destino de radicalización en la Resistencia.Abrams ('Star Trek', 'Super 8'),

Time Out dice
  • 5 de 5 estrellas
Leer más
Cine

La novia

Hay películas que están concebidas para convertirse en una experiencia sensitiva. Sus mecanismos a través de la puesta en escena se orientan a ejercer sobre el espectador una serie de sensaciones estéticas y emocionales ante las que no hay lugar a la indiferencia. O las amas o las odias. Paula Ortiz se ha atrevido a adaptar 'Bodas de sangre' a través de un dispositivo visual irresistible, que lleva la turbulencia interna de una serie de personajes consumidos por las pasiones secretas. Los símbolos, el poder devastador de la poesía, la catarsis expresiva y la estilización formal configuran un paisaje telúrico y alegórico, en el que la teatralidad del verso se transforma a través de una atmósfera fantasmagórica. Una de las obras más singulares que ha dado el cine español reciente.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Sufragistas

Cent anys després d’haver trencat els vidres de les botigues i d’haver fet explotar bústies de correus, les sufragistes britàniques tenen per fi la pel·lícula que mereixien. I gràcies a Déu no és el típic drama d’època. Sarah Gavron ha aconseguit que la història de les dones que reclamaven el dret a vot sembli real, immediata, tan arriscada que ens fa sentir la punta afilada del ganivet al coll. Acomiadades de les seves feines, tancades a la presó, separades dels seus fills, s’ho jugaven tot. Atenció al paper de Carey Mulligan, que hi fa d’una bugadera de l’est de Londres, abnegada i esgotada, amb els rastres del cansament sobre la cara. La primera hora de metratge gira al seu voltant. Està d’Òscar, brillant.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

El puente de los espías

Si el abogado James Donovan y el empresario Oskar Schindler se hubieran conocido en un bar de Berlín Occidente, se habrían hecho amigos con un carajillo. Ambos ocupan un puesto similar en el panteón del héroe Spielberg, tan sensible a los idealistas que, contra todo pronóstico, son capaces de jugarse la piel para salvar a las víctimas de la dictadura de las instituciones. Para Spielberg, las patrias no cuentan, sólo las personas. Y aunque Schindler tenía el aura más mítica que Donovan, que pasa por traidor cuando sólo cumple con su deber, y a quien Tom Hanks, espléndido, interpreta acentuando su condición de hombre corriente que se adapta a la perfección a las situaciones extraordinarias, es evidente que las simpatías de Spielberg, aunque parezca extraño, no apoyan precisamente los sombríos líderes visibles del sistema.No es necesario, sin embargo, hacer una lectura política de 'El puente de los espias' para disfrutarla. Solo hay que dejarse llevar por la torrencial fuerza de un narrador de pura raza –mirad el prólogo, casi sin diálogos, toda una lección de cine clásico–, comulgar con su juego premeditadamente retro –imposible imaginar una película que se enorgullezca más de estar pasada de moda- y aceptar como marcas de autor la ingenuidad de algún puntual desvío argumental y la inocencia con la que retrata la nobleza de espíritu de su protagonista. Las escenas de acción se pueden contar con los dedos de una mano, pero las negociaciones de este héroe cotidiano, que deben de

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más

Las pelis para ver en familia

Cine

Los Minions

Secundarios de lujo en las dos partes de 'Gru, mi villano favorito', los minions pedían a gritos una película para ellos solos. El reto era mayúsculo: conseguir que los pequeños seres amarillos que construyen gags desligados del grueso de la trama pudieran hilar un relato a lo largo de hora y media. El resultado es desigual. Algunos gags son brillantes y siguen una de las máximas de los antihéroes del 'slapstick', que actuaban siempre por accidente. Los minions parecen descendientes de Chaplin, juegan con el lenguaje y lo convierten en una serie de ruiditos sin sentido. El relato sufre algunos altos y bajos. Cuando la trama aterriza en Londres, donde los minions tienen que robar la corona de la reina, la película pierde interés. Su discurso tiene un punto conservador, por su aproximación a la monarquía.

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Jurassic World

Otro parque temático, otro grupo de científicos cabeza de chorlito clonados de las anteriores entregas. 'Jurassic world' no tiene ninguna razón de ser, excepto por las previsibles bonificaciones de taquilla. Y aún así el espectáculo os pasará de manera indolora. Nunca mejor dicho. Cuando vas a ver una película como esta, esperas que las cosas vayan mal, que haya algún niño engullido por un pterodáctilo, como mínimo. Pero Colin Trevorrow, director de la secuela, se conforma con unos minutos de persecución tipo 'Los pájaros', alguna escena de acción nocturna con focos aéreos, Bryce Dallas Howard con los hombros desnudos y un despliegue militar dirigido por Vincent D'Onofrio. Lo peor, sin embargo, es Chris Pratt, que hace el ridículo papel de un entrenador de dinosaurios que transforma velocirraptores en cachorros de chihuahua.

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Leer más
Cine

La canción del mar

Lo peor que podría pasarle a 'La canción del mar' sería que fuera percibida como una rareza apta sólo para 'connaisseurs' del cine de animación, y no como lo que realmente es: una historia magnífica, que apela a un público universal. Como ya sucedía en 'Brendan y el secreto de Kells', Tomm Moore se resiste a glosar una mitología difusa, profundizando en la especificidad de sus raíces irlandesas para explicar la leyenda de las 'selkies' (criaturas mágicas entre el mar y la tierra, hadas que se convierten en focas) desde la perspectiva de un niño; una mirada empática con la de los espectadores más jóvenes. Y, aunque prefiriendo la belleza a la espectacularidad, el autor vuelve a jugar con la aparente limitación de un universo bidimensional para convertir la pantalla en un tapiz de gran riqueza iconográfica, que recoloca con diáfana maestría nuestra percepción de profundidad y movimiento.

Time Out dice
  • 5 de 5 estrellas
Leer más
Cine

La oveja Shaun. La película

Ver el sello de Aardman encabezando cualquier producción es garantía de que estamos en buenas manos: el estudio británico nunca hace ningún paso en falso. Esta adaptación de la serie de 'La oveja Shaun' es modélica en su manera de estirar naturalmente una anécdota para ir enlazando gags '. Los autores extirpan los protagonistas de su escenario habitual, la granja, y los llevan a una gran ciudad donde todo parece ir muy deprisa, donde los granjeros pueden convertirse en gurús del estilismo capilar y donde los corderos se disfrazan con trapos vintage sin que nadie se dé cuenta del engaño. La confianza en el humor puramente visual lleva el relato a una liberadora dimensión no verbal, que invita a pasear la mirada, riendo con la expresividad de Shaun y sus colegas. Atención a las múltiples y sorprendentes acciones que ocurren en segundo o tercer plano. Impagables.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

¡Ups! ¿Dónde está Noé?

Es el fin del mundo. Se acerca un diluvio tan inmenso y fuerte como para borrar la faz de la Tierra. Por suerte Dave y su hijo Finny han conseguido colarse en el Arca de Noé con la ayuda de Hazel y su hija Leah. Cuando todo parecía ir sobre ruedas, los pequeños se caen por la borda.

Leer más
Todas las películas de la cartelera infantil