Cine

La cartelera, los estrenos de la semana, las críticas de todas las películas y las listas cinéfilas más divertidas

Cine

Cine al aire libre

Las grandes películas abandonan las salas de cine este verano

Leer más

Últimas críticas

Cine

La correspondencia

La línea que separa a los vivos y a los muertos se reduce cada vez más. Giuseppe Tornatore, al que todos conoceréis como el director de 'Cinema Paradiso', nos cuenta la historia de amor entre una mujer y el espectro de su difunto amante, como si quisiera rescatar aquella extraña aventura con el más allá que vivió Gene Tierney en 'El fantasma y la señora Muir'. Hasta aquí, la cosa pinta bien. Lástima que el resultado, tan prosaico y carente de magia, venga a decirnos que, con los avances tecnológicos, ya no se necesitan pactos con el demonio ni ser una virgen entre los colmillos del conde Drácula para optar a la eternidad de ultratumba.Ella es una joven astrónoma brillante, a punto de doctorarse, que en sus ratos muertos hace de doble de escenas de acción, tipo Lara Croft en un túnel de llamas. Él, un elegante profesor con el pelo blanco y jerséis de cuello alto que, en la fase terminal de un cáncer que le había roído por dentro, le dejó una batería de videos, correos electrónicos programados para ser enviados en el momento preciso y pactos con un servicio de mensajería para poder acompañarla un tiempo, después de estar criando malvas.Los fantasmas, hoy en día, ya no llevan cadenas, sino que se arrastran en la memoria de un disco duro, en una imagen digital descabezada en mil píxeles. Jeremy Irons y Olga Kurylenko encarnan a dos personajes en mundos separados, unidos por una cálida pasión de fronteriza que han hecho suya y exclusiva, como le pasó a Joaquin Phoenix en 'Her'. La

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Sunset Song

A Terence Davies lo asociamos sobre todo a sus evocaciones autobiográficas de la vida en Liverpool después de la Segunda Guerra Mundial con filmes como 'Voces distantes' y 'El día se acaba'. En 'Sunset song', en cambio, adapta la novela homónima del escritor Lewis Grassic Gibbon situada en la Escocia rural previa a la Gran Guerra. Cambia el paisaje geográfico, pero no tanto el emocional. Rodada en 65 mm, lo que otorga ese aire a la vez exquisito y de otra época, la película se adentra en la recreación íntima de un mundo que ya no existe a través de la lucha de la joven protagonista por ser feliz en un entorno áspero y hostil, pero al que se siente profundamente arraigada. Echamos de menos más escenas de comunión colectiva a través de la música, tan típicas de la obra de Davies, y la escapada final al escenario bélico rompe con el tono general del film. Pero 'Sunset song' demuestra que Terence Davies, como ya vimos en 'The deep blue sea', es también uno de los grandes maestros contemporáneos del melodrama en femenino.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

La leyenda de Tarzán

Era tan necesario hacer de Tarzán un superhéroe con cara de haberse tragado un paraguas como convertir 'El libro de la selva' en un cuento de terror. Parece que la balanza de pagos del Hollywood actual necesita hacer del trauma y la oscuridad su principal valor de cambio, pero por el camino se ha perdido el 'sense of wonder' de las franquicias que pretende resucitar. El enésimo relanzamiento del mito del buen salvaje imaginado critica el colonialismo europeo, celebra el talante democrático del intervencionismo americano, hace una apología del Photoshop más torpe para reconstruir el cuerpo de un inexpresivo Alexander Skarsgård y perpetúa la imagen de sádico psicópata de Christoph Waltz. Una clase de costura quirúrgica con hormigas africanas nos alegra por un momento la vista, cansada de tanto plano aéreo y tanto gorila.

Time Out dice
  • 2 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Lolo

Actriz eminente en películas de Krzysztof Kieślowski y Richard Linklater, entre otros, Julie Delpy ha dirigido igualmente algunos largometrajes a medio camino entre la deriva 'indie' y una marcada tendencia hacia la comedia romántica. Seguramente 'Lolo, el hijo de mi novia' no es la mejor, ni tampoco la más elegante. A partir de la historia de una pareja en la cuarentena que quiere rehacer su vida, así como del hijo de ella, que hace todo lo posible para destruir la relación, Delpy navega entre el vodevil y el humor negro sin alcanzar nunca el tono adecuado. De hecho, entre apuntes que quieren ser críticos de las dinámicas familiares burguesas y unas cuantas referencias cómplices a la comedia clásica de Hollywood, naufraga en las aguas de una puesta en escena simplona y grosera, donde ni siquiera los actores parecen sentirse cómodos.

Time Out dice
  • 2 de 5 estrellas
Leer más
Todas las críticas de la semana

Nuestras favoritas

Cine

Sunset Song

A Terence Davies lo asociamos sobre todo a sus evocaciones autobiográficas de la vida en Liverpool después de la Segunda Guerra Mundial con filmes como 'Voces distantes' y 'El día se acaba'. En 'Sunset song', en cambio, adapta la novela homónima del escritor Lewis Grassic Gibbon situada en la Escocia rural previa a la Gran Guerra. Cambia el paisaje geográfico, pero no tanto el emocional. Rodada en 65 mm, lo que otorga ese aire a la vez exquisito y de otra época, la película se adentra en la recreación íntima de un mundo que ya no existe a través de la lucha de la joven protagonista por ser feliz en un entorno áspero y hostil, pero al que se siente profundamente arraigada. Echamos de menos más escenas de comunión colectiva a través de la música, tan típicas de la obra de Davies, y la escapada final al escenario bélico rompe con el tono general del film. Pero 'Sunset song' demuestra que Terence Davies, como ya vimos en 'The deep blue sea', es también uno de los grandes maestros contemporáneos del melodrama en femenino.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Mi amigo el gigante

Lectores de Roald Dahl, amantes de los 'Cuentos en verso para niños perversos', personitas que crecisteis con el miedo de que un día la Trunchbull os cerrara en su armario de torturas lleno de clavos oxidados, escuchad atentamente, porque esta exhortación va dirigida a todos vosotros. Llega a los cines la adaptación que Steven Spielberg ha dirigido de 'The BFG', exprimiendo la criatura que lleva dentro como si fuera una naranja, invocando al hombre que reinventó el mito de Peter Pan en 'Hook' y el de Pinocho en 'inteligencia artificial'. Y le ha salido una pequeña maravilla, de las que te hacen olvidar el mundo en que vives.Para quien no se sepa el cuento, es la historia de una niña que vive en un orfanato donde si te portas mal te castigan en un sótano lleno de ratas, y donde no tiene más amigo que las novelas de Dickens. Esta niña aspira a viajar lejos, como James en el melocotón transgénico. Y quien la viene a rescatar es nada menos que un gigante con las orejas roñosas de 'Los twits', que se inventa las palabras y tartamudea, adicto a una gaseosa que le provoca unos pedos sinfónicos que ni las gaitas de toda Escocia pueden aplacar. Acabará bebiendo incluso la Reina de Inglaterra.Se diría que el autor ya hizo la mayor parte del trabajo cuando el libro salió a la venta a principios de los 80, y que Quentin Blake puso el resto con sus ilustraciones. Quizá por eso no conozco precedentes de que el universo de Roald Dahl haya dado malos resultados en el cine. Incluso la versión

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Nieve y los árboles mágicos

Un programa formado por cuatro cortos franceses del estudio Folimage ('Phantom boy', 'Una vida de gato'), unidos por el respeto a la naturaleza y a sus criaturas: un chaval espabilado que se las ingenia para amansar a los tigres; una niña que hace bellos estampados gracias a un paño mágico; un árbol que, un buen día, decide salir a dar una vuelta; la tierna amistad entre un niño y un pequeño esquimal... Cada trabajo tiene una personalidad diferente, marcada por su argumento, pero todos comparten espíritu, negándose a ir con prisas para que la mirada de los espectadores absorba la belleza de las imágenes, y maravillándose con ideas estéticas que no tienen nada que ver con proezas tecnológicas, sino que son fruto de un trazo artesano.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Buscando a Dory

Estamos de acuerdo en que 'Buscando a Nemo' es el tipo de delicia visual que todos podemos esperar de Pixar, aunque su línea argumental no siempre alcanza los niveles de inventiva en la que los estudios han construido su reputación. No hay ni el reto psicológico de 'Del revés', ni la letanía existencial de 'Wall-E', ni la estoica tristeza de 'Up'. Sin embargo, trece años después aquí tenemos una sólida secuela que sigue las aventuras de Dory, el adorable pez azul amnésico, mientras busca por California la familia que de repente recuerda haber perdido.Ambas películas tienen la misma estructura: en una, un padre que busca a su hijo, y en la otra, una hija que busca a sus padres. Evidentemente, la sensación de urgencia que requiere la situación no es exactamente igual. La primera era más lacrimógena, tenía más tensión dramática, mientras que aquí, en cambio, gana la comedia. La trama se dispara en el momento en que Dory redescubre su infancia en un rincón del Instituto Marítimo de California, en el departamento de ictiología, presidido por la voz omnisciente y omnipotente de Sigourney Weaver (recuerda aquellas audioguías de museos narradas por celebridades).Hay algunas diferencias entre las dos cintas, como el hecho de que Dory creció en un entorno donde la vida acuática más perjudicada es "rescatada, reparada y reliberada". Pero en el mundo oceánico de Pixar, los obstáculos son bienvenidos. Porque por muchas dificultades que se encuentren en el camino, ambos seguirán nadando, s

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Más películas recomendadas

Las pelis para ver en familia

Cine

Ice Age: El gran cataclismo

Ya es oficial que 'Ice Age' se ha convertido en la saga más longeva de la animación americana. A lo largo de catorce años, los estudios Blue Sky han realizado cinco películas en torno a las aventuras de un grupo de animales de varias especies que, durante el período glacial, intentan sobrevivir como pueden a los cambios que se generan en el planeta. Ninguna de las películas ha tenido un carácter histórico-didáctico: los anacronismos y licencias son parte del carácter jocoso y lúdico de una propuesta que siempre ha ido enfocada al disfrute de los más pequeños, sin pretensiones a la hora de satisfacer los adultos y sibaritas de la animación más sofisticada.Ahora, esta quinta entrega, 'Ice Age. El gran cataclismo', vuelve a poner de manifiesto que esta producción tiene esencia de 'slapstick', sobre la que se ha asentado cada una de las cintas. Es decir, todo un festival de gags en movimiento al más puro estilo Tex Avery o Chuck Jones que nos devuelve el espíritu de un cine que por mucha pátina digital que tenga, no deja de ser en realidad profundamente primitivo a la hora de generar diversión.Así, el humor y los chistes visuales vuelven a convertirse en protagonistas de la función. También la ardilla Scrat que, en su eterna aspiración por lograr una bellota, accederá a una nave espacial enterrada en el hielo y saldrá de paseo por el espacio provocando una nueva hecatombe sideral. Mientras los otros personajes tendrán que luchar contra un meteorito gigante que se les avecina. Tam

Time Out dice
  • 3 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Mi amigo el gigante

Lectores de Roald Dahl, amantes de los 'Cuentos en verso para niños perversos', personitas que crecisteis con el miedo de que un día la Trunchbull os cerrara en su armario de torturas lleno de clavos oxidados, escuchad atentamente, porque esta exhortación va dirigida a todos vosotros. Llega a los cines la adaptación que Steven Spielberg ha dirigido de 'The BFG', exprimiendo la criatura que lleva dentro como si fuera una naranja, invocando al hombre que reinventó el mito de Peter Pan en 'Hook' y el de Pinocho en 'inteligencia artificial'. Y le ha salido una pequeña maravilla, de las que te hacen olvidar el mundo en que vives.Para quien no se sepa el cuento, es la historia de una niña que vive en un orfanato donde si te portas mal te castigan en un sótano lleno de ratas, y donde no tiene más amigo que las novelas de Dickens. Esta niña aspira a viajar lejos, como James en el melocotón transgénico. Y quien la viene a rescatar es nada menos que un gigante con las orejas roñosas de 'Los twits', que se inventa las palabras y tartamudea, adicto a una gaseosa que le provoca unos pedos sinfónicos que ni las gaitas de toda Escocia pueden aplacar. Acabará bebiendo incluso la Reina de Inglaterra.Se diría que el autor ya hizo la mayor parte del trabajo cuando el libro salió a la venta a principios de los 80, y que Quentin Blake puso el resto con sus ilustraciones. Quizá por eso no conozco precedentes de que el universo de Roald Dahl haya dado malos resultados en el cine. Incluso la versión

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Buscando a Dory

Estamos de acuerdo en que 'Buscando a Nemo' es el tipo de delicia visual que todos podemos esperar de Pixar, aunque su línea argumental no siempre alcanza los niveles de inventiva en la que los estudios han construido su reputación. No hay ni el reto psicológico de 'Del revés', ni la letanía existencial de 'Wall-E', ni la estoica tristeza de 'Up'. Sin embargo, trece años después aquí tenemos una sólida secuela que sigue las aventuras de Dory, el adorable pez azul amnésico, mientras busca por California la familia que de repente recuerda haber perdido.Ambas películas tienen la misma estructura: en una, un padre que busca a su hijo, y en la otra, una hija que busca a sus padres. Evidentemente, la sensación de urgencia que requiere la situación no es exactamente igual. La primera era más lacrimógena, tenía más tensión dramática, mientras que aquí, en cambio, gana la comedia. La trama se dispara en el momento en que Dory redescubre su infancia en un rincón del Instituto Marítimo de California, en el departamento de ictiología, presidido por la voz omnisciente y omnipotente de Sigourney Weaver (recuerda aquellas audioguías de museos narradas por celebridades).Hay algunas diferencias entre las dos cintas, como el hecho de que Dory creció en un entorno donde la vida acuática más perjudicada es "rescatada, reparada y reliberada". Pero en el mundo oceánico de Pixar, los obstáculos son bienvenidos. Porque por muchas dificultades que se encuentren en el camino, ambos seguirán nadando, s

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Nieve y los árboles mágicos

Un programa formado por cuatro cortos franceses del estudio Folimage ('Phantom boy', 'Una vida de gato'), unidos por el respeto a la naturaleza y a sus criaturas: un chaval espabilado que se las ingenia para amansar a los tigres; una niña que hace bellos estampados gracias a un paño mágico; un árbol que, un buen día, decide salir a dar una vuelta; la tierna amistad entre un niño y un pequeño esquimal... Cada trabajo tiene una personalidad diferente, marcada por su argumento, pero todos comparten espíritu, negándose a ir con prisas para que la mirada de los espectadores absorba la belleza de las imágenes, y maravillándose con ideas estéticas que no tienen nada que ver con proezas tecnológicas, sino que son fruto de un trazo artesano.

Time Out dice
  • 4 de 5 estrellas
Leer más
Cine

Ninja Turtles: Fuera de las sombras

Hace tiempo que Michael Bay reformuló los patrones del 'blockbuster', llevando al extremo lo que su productor preferido, Jerry Bruckheimer, había empezado a poner en práctica en los años de 'Top gun' y 'Días de trueno'. El desprecio por el relato en beneficio de un cine de barraca de feria lleno de ruido y de furia, mezclado con la forma promocional de un anuncio XL, sea para vender ajado merchandising o para anunciar a los Knicks neoyorquinos, animan esta secuela de las Tortugas ninja. Michelangelo, Donatello, Leonardo y Raphael vuelven de las alcantarillas para salvar al mundo del malvado que lo quería destruir, Shredder. Conclusión: le han cambiado el título, ahora más ominoso -'Ninja Turtles 2: Fuera de la sombra'-, pero es la misma película.Hablamos de Michael Bay porque aquí el productor es la estrella, el auténtico 'show runner' de este despropósito. Y como experto del cine 'fast food', nos regala lo que mejor sabe hacer: coches estallando a toda velocidad, Megan Fox disfrazándose de colegiala en un santiamén, humor de bar de camioneros (la pareja cómica, sí, son un rinoceronte y un jabalí mutantes que se huelen los pedos), un agujero en la autopista del espacio-tiempo que parece comunicarnos con las secuencias más aparatosas de la saga 'Transformers' y una casual e involuntaria evocación de los escenarios del 11-S.Hay un sorprendente punto de crisis existencial en dos de las Tortugas Ninja, que de repente se sienten tentadas de romper su familia disfuncional para acce

Time Out dice
  • 1 de 5 estrellas
Leer más
Todas las películas de la cartelera infantil