La Traviata

Música, clásica y ópera
Recomendado
  • 4 de 5 estrellas
0 Me encanta
Guárdalo
La Traviata
©Roger Donovan
La traviata

Vuelve 'La traviata' al Liceu tras doce años de ausencia en una magnífica producción con la inteligente firma escénica de David McVicar y la sabia y poética dirección musical de Evelino Pidò. La ambientación es de época, con una escenografía y un magnífico vestuario diseñados por Tanya McCall que evocan con texturas oscuras el lujo decadente del París de 'La dama de las camelias', la novela de Alejandro Dumas hijo que Verdi y su libretista Piave transformaron en genial ópera.

La iluminación de Jennifer Tipton, oscura, difuminada como en un retrato del pasado, subraya el clima asfixiante que vive la protagonista, Violetta Valéry. McVicar consigue, a través de una dirección de actores cuidada al detalle, superar cualquier anacronismo en una lectura que potencia el drama interior de la gran heroína verdiana.

Evelino Pidò aseguró el éxito musical de la velada en su debut liceísta: maestro concertador, de la vieja escuela, es un músico que conoce las voces, domina las claves del lenguaje de Verdi y obtiene una notable respuesta de la orquesta del Liceo. Pidó potencia el valor del canto verdiano, su sentido dramático –los silencios cobran mucha fuerza teatral– y arropa las voces con calidez y sentido camerístico en el despliegue melódico.

Buenas voces en el reparto, sin divismos. La soprano Patrizia Ciofi impuso su elegante línea de canto en una interpretación de Violetta de exquisitos matices, muy intimista y delicada, aunque a su voz le falta peso en las escenas de mayor impacto dramático. El tenor Charles Castronovo causó buena impresión en su debut liceísta con un impulsivo y juvenil retrato de Alfredo, cantado con gusto y musicalidad, mientras que la voz potente del barítono Vladimir Stoyanov triunfó en el papel de Germont padre.

Muy buena respuesta del coro, dirigido por Peter Burian, y digno equipo de comprimarios. El montaje, coproducido por la Welsh National Opera de Cardiff –donde se estrenó–, la Scottish Opera de Glasgow, el Teatro Real de Madrid y el Liceu, volverá en julio al coliseo barcelonés con ocho funciones más que cerrarán la temporada.

Por Javier Pérez Senz

LiveReviews|0
1 person listening