Hey bro! Hipster show

Teatro
4 de 5 estrellas
Hey bro! Hipster show

Nada mejor que una parodia sobre los hipsters como 'Hey Bro! Hipster show' en pleno corazón de Malasaña. Eso se llama atacar desde dentro. Aunque también es cierto que los ingredientes del retrato que hace Rafa Maza abren tanto el abanico que o bien la mitad de la población es hipster o bien los hipsters ya no son tan genuinos. Porque, 'millennials' aparte (no es una función para 'millennials' precisamente), los de 30 para arriba de profesiones liberales precarizadas, tiempos estirados y conexiones perpetuas, entramos en este cajón desastroso que abarca desde la moda 'vintage' al paseo en 'hoverboard', por el amor de Jobs. 

Sea como sea, el 'one man show' de Rafa Maza es divertido e interactivo, sorpresivo y moderadamente descarado, combinando un clown muy destilado con un dominio justo de la imitación vocal. El público, como suele ser habitual en el Alfil, se integra en la dinámica desde el primer minuto y, sea por identificación o sea porque uno siempre tiene ganas de reírse de esos tipos con barba y bermudas, gafas verdes de pasta y vasito de zumo detox, la carcajada está presente como entorno sonoro en una sala que se entrega a reírle las gracias al actor, que termina desarrollando un código de claves con los espectadores. 

El texto está claramente muy trabajado, a pesar de su apariencia casual (pasa como con los 'outfits' de las modernas), y está lleno de anglicismos que la cultura-mundo ha ido estableciendo casi como un idioma paralelo que tiene que ver casi siempre con la hiperconexión: wifi, modem, blog, Smartphone, cloud, googleo… pero no son términos que aparezcan aleatoriamente sin más, sino que se introducen en inteligentes juegos de palabras que se combinan con otros de trazo más grueso (momento Calderón de la Barba) y con las visitas de personajes claramente adscritos al universo cultureta: Woody Allen, Bowie, Björk o Isabel Coixet. Esta última tiene un protagonismo especial y, para el público, desternillante. En definitiva, un alarde de dominio de la comedia para pasar una hora y cuarto de risas. Y, al acabar, ya puedes salir a las calles de Malasaña, saludarte con un gesto y un ¡ey! y decir "estoy cansadísimo", que es lo que, según Rafa Maza, dicen los hipsters cuando quieren decir "estoy bien".

Texto: Alberto Gálvez y Rafael Maza. Director: Alberto Castrillo Ferrer. Intérprete: Rafael Maza

 

Por Álvaro Vicente

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening