Slow Market

Tiendas, Colmado La Latina
4 de 5 estrellas
Slow Market
1/7
Slow Market
2/7
Slow Market
3/7
Slow Market
4/7
Slow Market
5/7
Slow Market
6/7
Slow Market
7/7

Bueno, limpio y justo. Todo lo que hay en esta tienda con conciencia ecológica y sostenible de La Latina, que es mucho, aunque no lo parezca por sus reducidas dimensiones, cumple con estos tres requisitos. Y no son los únicos, porque fieles al movimiento 'slow', tanto la cosmética, como las prendas textiles, los productos gourmet y hasta los vinos que comercializa han sido seleccionados entre pequeños productores, artesanos y de proximidad, en la medida de lo posible. Toda una novedad en el barrio que, en breve, dejará de ser un secreto a voces.

La idea de montar la tienda le rondaba a la cabeza a Arancha Romero, su socia fundadora, cuando, por temas personales, se vio obligada a interesarse por el mundo de la medicina holística y la alimentación saludable. Y así surge Slow Market, un negocio que presume de ser consciente y plenamente coherente: presta atención a la proximidad, a la sostenibilidad (procura no tener envases de plástico) y a las buenas prácticas éticas de las empresas con las que trabaja.

Así es como dio con nombres como los que ahora abarrotan las estanterías de Slow Market, su tienda abierta en la calle Ruda, a un paso del metro de La Latina. Desde las mermeladas artesanas de Mi habitación favorita -dos de ellas premiadas con medalla de oro en los Artisan Marmalade Awards de Inglaterra-, o las conservas de Macarena y Queridiña, a la bebida isotónica cien por cien natural de Refix, hecha con agua de mar de la Costa da Morte -y al parecer todo un milagro contra la resaca-, la cosmética natural de Herbera y Matarrania, los curiosísimos -y sostenibles- kit para montarte un mini huerto urbano en casa de My Garden, o las prendas de algodón orgánico que fabrica el diseñador español David Ducros.

La lista de cosas que hay aquí es infinita, y cada una de ellas cuenta una historia. Algunas de sostenibilidad, como los cepillos de dientes biodegradables de Naturbrush, otras de proyecto de integración social, como las infusiones ecológicas de Josenea, uno de los nombres que, sin ser un producto de proximidad, justifica su presencia en las estanterías de Slow Market.

Hay más: aceites orgánicos de Toledo, vermús ecológico de Madrid, vinos naturales… Y ojo, porque no todo está expuesto en sus estanterías. Como sucede con las sesiones de terapias alternativas -reiki o yoga facial, sin ir más lejos-, o los talleres de cocina vegana, sesiones de ecoestética… Y mucho más porque, por suerte para todos, lo natural es tendencia, y confiamos en que no sea pasajera.

Publicado

Nombre del lugar Slow Market
Contacto
Dirección Ruda, 8
Madrid
28005
Horas de apertura De Lu. a vi. de 11 a 14.30h. y de 17 a 20h. Sá. y do. de 11 15.30h.
Transporte La Latina (M.L5)
Static map showing venue location
LiveReviews|0
1 person listening