Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Buceamos en la historia de La Virgen con uno de sus fundadores
Cervezas La Virgen, Callejón de La Virgen
Foto: La Virgen

Buceamos en la historia de La Virgen con uno de sus fundadores

La madrileña Cervezas La Virgen cumple diez años y hablamos con César Pascual, responsable de marketing y uno de los fundadores, para descubrir su historia y el secreto de su éxito. ¡Os lo contamos!

Time Out en colaboración con Cervezas La Virgen
Advertising

¿Qué hace especial y única a una cerveza? Muchos dirían que su sabor, y no les falta razón. Pero en el caso de una marca como La Virgen, hay mucho más detrás del éxito que ha llevado a esta cerveza artesana, 100% madrileña, a estar en boca de todos. Sus variedades, pensadas para conquistar los paladares más exquisitos. Sus locales repartidos por toda la ciudad. Sus fiestas temáticas. Todo ello la convierten en una referencia para los amantes de la cerveza pura. 

La Virgen cumple 10 años de vida. Lo hace con una filosofía de negocio más que asentada y ambiciosos planes de futuro. Pero, sobre todo, lo hace con ganas de seguir ofreciendo un producto de calidad excepcional. Para conocer los secretos de La Virgen, hemos entrevistado a César Pascual, responsable de marketing de la marca y uno de sus fundadores, junto con Jaime Riesgo, Ana Coello y Javi Cerezo. Y hemos hecho un recorrido con él, en cuatro etapas, que va de San Francisco a los bares del centro de Madrid, pasando por la fábrica de Las Rozas y mirando hacia el futuro. ¡Sumaos al paseo cervecero! 
César Pascual, de Cervezas La Virgen
César Pascual, de Cervezas La Virgen
César Pascual (foto: Jacobo Medrano)

1. De San Francisco a Madrid

Paradójicamente no fue en Madrid, sino en San Francisco donde se gestó Cervezas La Virgen. "Es un lugar muy especial, donde de un tiempo a esta parte se está produciendo una vuelta a los oficios, pero con mentalidad global", cuenta César. "Allí conocí a dos personas que acabaron siendo mis socios en La Virgen, y también mis amigos. Empezamos a preguntarnos por qué no se llevaba a España el concepto de las cervezas artesanales y la cultura cervecera que ya triunfaba en California. Llegamos a la conclusión de que Madrid merecía una gran cerveza. Finalmente echamos a rodar en 2011". Entonces eran sólo cuatro personas. Hoy son 110 y pueden presumir de ser la cervecera que más produce y factura a nivel nacional en el mundo de las cervezas craft. "Han sido años duros, pero se nos han pasado volando. Estamos muy orgullosos", sentencia César. Es para estarlo. 

 

Cervezas La Virgen
Cervezas La Virgen
Cervezas La Virgen

2. Espíritu cervecero

Uno de los grandes secretos de La Virgen es, en palabras de César, "haber sabido  traer ese movimiento de cerveza artesana pero al gusto del madrileño". En su opinión, "había que reinventar la lager de toda la vida. Hacer una buena lager y que la gente fuera, poco a poco, descubriendo otras cervezas más lupuladas y más alcohólicas". Esa capacidad de adaptación se unió a otro factor clave para el éxito de La Virgen: la propia distribuidora de la marca. "Teníamos claro que había que estar presentes en los grifos de los bares de Madrid. Es ahí donde se hace una marca".

Advertising
Cervezas La Virgen
Cervezas La Virgen
Cervezas La Virgen

3. La magia de La Virgen

Cuando visitas la fábrica de La Virgen, en Las Rozas, se respira un ambiente especial. "Es algo mágico", dice César. "Entras y huele a malta, a lúpulo, a cocción. Decidimos que había que llevar esa magia a Madrid". Dicho y hecho. La marca se volcó en montar sus propios bares con los que, en opinión de César, "controlar toda la cadena de valor". Desde mercados como el de Vallehermoso o San Fernando a La Chispería. Desde la calle Ponzano a Malasaña. Los bares de La Virgen son el lugar ideal para vivir en primera persona la experiencia de la cerveza pura. 

Cervezas La Virgen
Cervezas La Virgen
Cervezas La Virgen

4. Saber reinventarse

La pandemia nos ha golpeado a todos. También a una marca de éxito como La Virgen. "Somos restauradores, y nuestros clientes también lo son", cuenta César. "Pero pese a que un 30% de las cervezas artesanales han desaparecido, hemos conseguido sobrevivir. Ha sido un palo grande, pero por suerte no hemos tenido que prescindir de nadie". Como a muchos, a los responsables de La Virgen la pandemia les ha  servido para tomar perspectiva. "Dar un pasito atrás, regresar a la esencia de cerveza pura y volver a coger fuerza". Toca brindar por un futuro esperanzador. 

Recomendado

    También te gustará

      Advertising