Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

La Chispería: nuevo espacio ‘gastro’ en el Mercado de Chamberí

Por
Marta Bac
Publicidad

‘Revoltijo, cañita y chispúm’. Con este castizo lema ha nacido un nuevo espacio gastronómico que hará las delicias de todo ‘foodie’ que se precie. El Mercado de Chamberí, abierto desde 1943, acoge desde este mes de abril La Chispería, que con su nombre homenajea a los chisperos -en la jerga madrileña, el chispero era un tipo castizo de los barrio de Maravillas y Chamberí, en los que abundaban forjas y herrerías-.

Así, este mercado tradicional se actualiza sin perder su esencia tal y como ya lo hicieron otros como el de San Antón, Antón Martín o el de San Fernando, demostrando que los puestos de carne, fruta, verdura y pescado de toda la vida pueden convivir con puestos de comida de todo tipo. En este caso, La Chispería cuenta con seis espacios que revisan el concepto de ‘castizo’ para modernizarlo y adaptarlo a la realidad actual del barrio.

Aquí podréis probar de todo, desde la cocina gaditana de Lambuzo hasta la más vanguardista, como los buns de Chambí o la fusión mexicana-española de La Valona. Más abajo os detallamos todos los puestos que podréis encontrar, pero de momento id apuntando su horario: de martes a jueves de 12.30 a 24 h; viernes y sábados de 12.30 a 2 h y domingos de 12.30 a 17 h. ¡Nos vemos allí!

Puestos de La Chispería

Chambí: ‘buns’ y ‘sanguches’ peruanos

Local en clave ‘street food’ de los propietarios de ‘Tiradito & Pisco Bar’ (Conde Duque). Su oferta se basa principalmente en ‘s anguches’ p eruanos y ‘buns’ de influencia internacional, que elaboran con técnicas complejas y maquinaria importada de Perú para cocer al carbón, como el cilindro o la caja china. Entre sus platos, por ejemplo, el chicharrón criollo (elaborado en la caja china, al carbón, con panceta ahumada crocante con huancaína de rocoto) o el Taipá (pato pekín laqueado, elaborado en el cilindro, con ‘hoisin’ de tamarindo y rocoto).

La Valona: chalupería mexicana

Propone un nuevo concepto de cocina, la ‘chalupa’, que hermana México y España con una propuesta provocadora que combina los mejores productos ibéricos con elaboraciones mexicanas. En su carta encontramos ‘platillos’ como quesadillas de callos, el taco de carnitas, el guacamole casero con cortezas de cerdo o las alitas marinadas al vermut con cebolla encurtida.

Taberna de El Loco Antonelli: cocina de puerto nacional e internacional

El local rinde homenaje al ingeniero italiano Juan Bautista Antonelli que, en tiempos de Felipe II, diseñó un proyecto (que llegaría a ejecutarse parcialmente y cuyos restos se pueden visitar en la actualidad) con la finalidad de transformar Madrid en un puerto, conectando el Manzanares con el Atlántico. Su cocina, como no podía ser de otra forma, revisa algunos de los platos más característicos de los puertos de España y el mundo. Entre sus propuestas estrella, las cocotxas de merluza con salsa de callos del ‘puerto de Madrid’, el pulpo al estilo canario con mojo picón casero o el ‘poke’ de atún, cebolleta encurtida, brotes, algas y toque picante al estilo de Hawaii.

Lambuzo: cocina de la provincia de Cádiz

Con dos locales de éxito en Madrid (Callao y Ponzano), Lambuzo repite en La Chispería su apuesta por la auténtica cocina gaditana. Destacan sus archifamosas croquetas (de mejillones, de gambas al ajillo...) o su hamburguesita de atún rojo de almadraba y pan de tinta de calamar, entre otros.

El Rincón de Lupe: cocina tradicional

Cocina castiza elaborada con los mejores productos frescos del Mercado de Chamberí. Destaca su apuesta por el vermú de grifo, su tortilla de patatas con huevos de corral (clásica, con cabrales...) y sus ‘cazuelitas’, como la de callos, lentejas estofadas o la de judiones con gambas.

Y por último se encuentra Food Labs, un espacio donde gastronomía y tecnología se dan la mano. Entre su oferta destacan las carnes, como su entrecot al ajo negro trufado cocinado a baja temperatura.

Últimas noticias

    Publicidad