Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

La fachada del Edificio España se queda

Por Time Out editors
Publicidad

Un edificio de 117 metros de altura y más de 20 plantas, un enorme rascacielos y símbolo de la ciudad, abandonado en plena Plaza de España. Una gran mole de hormigón vacío que tiene nuevo dueño desde hace unos meses. El grupo chino Wanda compró hace unos meses el Edificio España por 265 millones de euros y desde entonces ha mantenido una batalla con el Ayuntamiento de Manuela Carmena. ¿La razón? La conservación de la fachada de este emblemático edificio.

La empresa asiática quería demoler el edificio y reconstruirlo después piedra a piedra, una decisión que difícilmente podrán llevar a cabo ya que la Comisión Local de Patrimonio se lo ha prohibido y les obliga a mantener intacta la fachada y los alzados laterales al estar protegidos por su relevancia histórica y arquitectónica. Wanda ejerció su derecho al pataleo asegurando entonces que la rehabilitación del edificio era “inviable” y no cedió en su intención de derribarlo… hasta hace unos días.

Tras varias rondas de negociaciones, los inversores chinos aseguraron que “la intención de Wanda sigue siendo recuperar la actividad de este emblemático edificio para que vuelva a ser parte de la vida de la ciudad y un referente del paisaje urbano de Madrid, y que, a la vez, contribuya a revitalizar el área en la que se encuentra” y afirmaron que “está dispuesta a mantener, como hasta ahora, un diálogo abierto y transparente a todos los niveles, poniendo siempre la seguridad y la legalidad por encima de todo”. Carmena 1 – Wanda 0.

Últimas noticias

    Publicidad