Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

Oriol Balaguer reabre La Duquesita

Por
Marta Bac
Publicidad

En los últimos años se ha convertido casi en costumbre que al hablar de un establecimiento antiguo de Madrid sea para anunciar su cierre, como pasó con el Café Comercial o gran parte de los cines de la Gran Vía. Sin embargo, esta vez no es así, ya que por fin la emblemática pastelería La Duquesita vuelve a abrir su puestas y de la mano de uno de los reposteros de mayor prestigio en España.

Esta pequeña tienda abrió en 1914 y llevaba cerrada desde junio de 2015, cuando se jubiló Luis Santamaría, tercera generación de pasteleros que mantenían con vida La Duquesita. Ahora, Oriol Balaguer se ha hecho cargo del local para “conservar la tradición, la historia centenaria del establecimiento y sobre todo, la calidad del producto”.

Después de más de cien años vendiendo pasteles, bombones y dulces de todo tipo, esta confitería con encanto reabre con una amplia carta de postres tradicionales, chocolates, productos de temporada y repostería artesana como la Tarta Duquesita, con cuatro texturas de chocolate y un 70% de cacao grand cru; la Tarta Carlota, un bizcocho de almendra, compota de fresa y espumoso de vainilla o la Tarta Tradición, un cremoso de bombón y espuma de lima.

Y claro, también podrán degustarse también algunas referencias de la repostería de Oriol Balaguer como sus croissants, reconocidos en 2014 como el mejor croissant artesano de España; el roscón de reyes o sus panettones de chocolate, frutas o Gianduja con castañas.

Además, al tratarse de un espacio histórico protegido por Patrimonio, toda la tienda se ha restaurado, recuperando sus elementos originales, las maderas, los espejos, las vitrinas, la gran lámpara centra, etc. y se ha conservado el grabado central de la fachada. Un dulce viaje a la repostería de principios del siglo XX pero con el toque único de uno de los mejores pasteleros de la actualidad.

Últimas noticias

    Publicidad