El Gran Hotel Budapest

Cine

Time Out dice

¡Ojo! Nos esforzamos para informar con precisión. Pero estos son tiempos inusuales, así que, por favor, confirma que esta actividad aún se hace.

Colores pastel, simetría y una historia con el inconfundible sello de Wes Anderson en el ciclo '¿Te la perdiste? ¡Sonríe!' de los cines Renoir, en el que podréis disfrutar de películas ya fuera de cartelera por 4 euros.

Si en sus inicios, el cine de Anderson parecía atrapado en una hermética burbuja, ‘El Gran Hotel Budapest’ ratifica, después de la deliciosa 'Moonrise Kingdom', que ha encontrado un estimulante punto de fuga en la memoria histórica. La ‘mise en abyme’ pone en perspectiva, a ritmo de cómic de Tintín, el inicio del declive de la vieja Europa, invitando a la fiesta, entre otros, a Stefan Zweig, Max Ophuls, Ernst Lubitsch y Luchino Visconti.

Que no nos asuste el baile de celebridades: detrás estos modelos hay un relato de iniciación que se vuelve la crónica de una amistad que se vuelve la fotografía, suntuosa en los detalles, de un nazismo que nunca se llama por su nombre. Narrado en tres periodos históricos a los que corresponden tres ratios de imagen, el film fluye sin aspavientos de las persecuciones en miniatura, los vampiros de bolsillo, los funiculares de juguete y las interpretaciones afectadas (Ralph Fiennes afina muy bien los protocolos verbales de un conserje playboy). Lo que cuenta es que la comunión de todos estos elementos es, a su manera, una lección de historia. Y que Wes nos la cuenta reivindicando la lealtad y el sacrificio por encima de todas las cualidades humanas. 

Wes Anderson. EEUU, 2014. VOSE. 100 '

Publicado

Detalles

También te gustará
    Últimas noticias