Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Elisabeth Moss: "Esta película os va a dejar muy jodidos"
El hombre invisible
©Mark Rogers

Elisabeth Moss: "Esta película os va a dejar muy jodidos"

La actriz de 'El cuento de la criada' protagoniza una versión contemporánea de 'El hombre invisible'

Por Michael Juliano
Advertising

Nadie quiere ver a Elisabeth Moss en una película que no perturbe. Al menos, esa es la fama que se está labrando. Se ha convertido en una actriz de dramas psicológicos y thrillers abismales, entre los que podríamos incluir a su personaje en 'El hombre invisible'. Escrita y dirigida por Leigh Whannell, es la adaptación de un clásico del cine de terror de los años 30. Aquí, aquel monstruo que iba por el mundo con la cabeza cubierta de vendas se transforma en un 'stalker' contemporáneo.

Hablemos de ese ser invisible. ¿Cómo era en el set? ¿Una pelota de tenis colgando de un palo? ¿Un doble vestido con un traje verde?
A veces era un doble con un traje verde, otras veces no había nada. En muchas ocasiones éramos yo y mi imaginación, haciendo como que ahí había algo.

Actuar cuando no tienes nada delante debe de ser lo más difícil, ¿no?
No, porque ella no puede ver nada. Si él es invisible y ella simplemente sospecha que puede estar en la esquina de la habitación, imaginarlo es mucho más coherente que estar ahí sentada mirando a alguien real. Cuando actuamos, parte de nuestro trabajo es borrar cosas que están a nuestro alrededor. Todo lo que hacemos es imaginar y simular.

Sé que la película fue rodada en Australia. ¿Encontrasteis alguna araña terrorífica durante vuestra estancia?
Yo pisé una. Un licósido, que significa ‘lobo’ en griego. Por suerte, era una cría. Yo volvía del lavabo. Era de noche y el cuarto estaba oscuro. Yo iba descalza. La pisé y sin mirar ni encender la luz supe qué era. Tomé una foto de la araña muerta y se la enseñé a todo el mundo en el set.

El antagonista de la primera versión de 'El hombre invisible' perdía el juicio. En vuestra película, en cambio, parece que lo tiene todo bajo control. Suena muy contemporáneo.
Mucho. El equilibrio en esta película entre el entretenimiento –los clásicos sustos que te hacen convulsionar– y el arco emocional que sigue el personaje de Cecilia está muy bien articulado. Yo vi la película sola en una sala de proyección y pegué un salto sobre la silla en nueve ocasiones, a pesar de que sabía perfectamente qué iba a pasar. Creo que os va a dejar a todos muy jodidos.

Si dejamos de lado la parte del ser invisible homicida, parece una película sobre una relación de abusos, en la que el hombre hace 'luz de gas' a la mujer. ¿Estás de acuerdo?
Exacto. Cuando leí el guion y vi que eso era lo que Leigh había hecho, me quedé impresionada. A ninguna persona normal se le ocurre hacer un 'remake' de 'El hombre invisible' reescribiendo la historia desde una perspectiva feminista. ¿Quién podría tener semejante idea? Por otro lado, todos hemos sentido alguna vez que nos hacían luz de gas, sea porque creemos una cosa y el resto de la gente piensa que nos hemos vuelto majaras o sea por algo de dimensiones políticas.

¿Conocer bien el tema te ayuda o prefieres a los personajes que te obligan a mantenerte a cierta distancia?
Estoy cómoda de las dos maneras. En 'Her smell', por ejemplo, tuve que trabajar desde la distancia. No tengo ninguna relación con la música grunge ni con el hecho de ser una estrella del rock. No tomo drogas. Pero me parece bien empezar de cero, sin nada.

¿Qué películas te dan miedo?
Las de Jordan Peele, como 'Déjame salir' y 'Nosotros'. Peele está redefiniendo un género. Él hace películas palomiteras pero también te hace reflexionar. Hace el tipo de películas que verías un fin de semana en el cine, para reírte o cagarte vivo del miedo, pero al mismo tiempo puede que sigas hablando de lo que has visto al salir, que tengas algo en lo que pensar, que los personajes se queden contigo.

En la primera parte de 'Nosotros', para preparar el personaje de Kitty, ¿había algo específico que estuviera pasando en Los Ángeles que te inspirara?
Kitty es la típica chica a la que todos odiamos. No hay nadie en particular. Todos conocemos a esa persona que solo se preocupa por su pelo o por comprarse unas gafas de sol nuevas y a quien no le importa nada aparte de la imagen de sí misma que muestra a los demás.

El vestido rojo de 'El cuento de la criada' se ha convertido en un icono de protestas.
De verdad que es increíble formar parte de algo en lo que incluso lo que llevas puesto se convierte en un símbolo reconocible de las ideas que defiendes y del lado en el que estás.

¿Sientes que eso añade presión a tu manera de interpretar a June?
Sí, pero de la mejor manera. Es perfecto que la gente se lo haya apropiado. Eso es exactamente lo que pretendíamos. De eso va nuestra movida.

He leído que cada uno de los actores de 'Mad men' se llevó algo del set. ¿Es cierto?
Sí. Vaciamos los platós. Yo tengo la máquina de escribir en la que tecleé por última vez y tengo el termo rojo que llevaba en cada episodio. La cosa más importante que me quedé es un anillo, poca cosa, un anillo barato que llevé puesto durante siete temporadas enteras.

Has rodado algunas escenas para la nueva película de Wes Anderson, 'The french dispatch'. ¿Cómo te metiste en el proyecto?
Wes me escribió un e-mail y me pidió personalmente que apareciera en su película. Me puse de los nervios. Dije: "Sí, sí, sí, sí, sí". Por suerte pude pedirme dos días libres del rodaje de 'El cuento de la criada' y me cogí un avión a Francia. Mi papel en la película es muy pequeño, pero mola mucho.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising