Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Juan Antonio Bayona: "Yo era un niño miedica. Ahora me gusta asustar a los demás"

Juan Antonio Bayona: "Yo era un niño miedica. Ahora me gusta asustar a los demás"

Acaba de dirigir ‘El reino caído’, la segunda parte de la saga ‘Jurassic World’, un cóctel de dinosaurios y volcanes en erupción producido por Steven Spielberg

Advertising
Bayona

Un tipo discreto, no necesariamente tímido, pero sí comedido, como el ave rapaz que observa desde las sombras. Nos reunimos con él en sus oficinas de Barcelona, un piso modernista regio, con grandes cristaleras, para hablar de los dinosaurios. 

Ya dijiste hace tiempo que esta entrega de 'Jurassic World' sería mucho más oscura que la anterior. ¿La pensaste como un relato negro?

Yo creo que la primera película era una celebración de los dinosaurios, un ejercicio de lo que se llama el sentido de la maravilla. Y por lo tanto era más dulce y luminosa. Esta resultará más claustrofóbica. Y a medida que avanza se va transformando en un cuento gótico.

¿Es como 'El orfanato'?

Y como 'Un monstruo viene a verme'. Hay una escena de 'El reino caído' de la que estoy especialmente contento, en la que un dinosaurio se mete por la ventana del cuarto de una niña. Es una pesadilla que yo tenía de manera recurrente de pequeño desde que vi el 'Drácula' de John Badham, donde hay una secuencia igual que no me dejó dormir durante meses. 

Una vez me contaste que de niño también soñabas que aparecía en tu casa Jack Nicholson con el hacha de 'El resplandor'.

No es que lo soñara, es que estaba convencido de que iba a aparecer. Yo era un miedica de niño. Ahora lo que me gusta es asustar a los demás.

¿Qué se siente al despertar a los dinosaurios de su tumba milenaria?

Las películas de 'Jurassic Park' están basadas en el mundo que creó Michael Crichton en las novelas, y ahí la ciencia tiene una base real. Ese es el avance fundamental que supuso 'Jurassic Park' en los 90, los efectos especiales, porque nunca habíamos visto un dinosaurio con ese nivel de realidad en la pantalla. Ahora el público pide que los dinosaurios sean lo más verosímiles posible. Nosotros tuvimos que hacer un trabajo anatómico muy preciso. 

Y aún así hay fantasía. Como en la anterior, os inventáis un nuevo ejemplar saurio. 

Sí, creamos un dinosaurio que no existía antes, el indoraptor, que es el que esperamos que sea la estrella de la función. Pero todas las cualidades que tiene están sacadas de la realidad. Yo tenía un gráfico en el que se veía el indoraptor lleno de flechas, y esas flechas llevaban a fotografías de lagartos sacados del mundo real, para describir las texturas de la piel, los ojos, las garras o sus habilidades. Por ejemplo, lo de trepar por las paredes.

¿Te has divertido?

No sé si divertirse es la palabra. He disfrutado mucho, eso seguro. 

Eras un adolescente cuando se estrenó 'Jurassic Park'. ¿Fue un antes y un después?

Siempre ha formado parte de mi ADN. Es espectacular, porque concentra todo el talento de Spielberg, sobre todo en una de las vertientes de su cine que más me interesan, que es el lado terrorífico, el suspense, donde se nota la huella de Alfred Hitchcock.

Pregunta mitómana. Descríbeme a Steven Spielberg.

Es... normal. Cuando quedas por primera vez con alguien como Spielberg estás nervioso. Sin embargo él te hace sentir muy cómodo, y te deja claro que la responsabilidad es tuya, que tú tomas las decisiones. Es una persona cálida.

¿Por qué te vino a buscar?

Le había gustado mucho 'Lo imposible', y me dijo que viéndola entendió que yo era la persona idónea para dirigir esta película.

Corrían rumores, hace unos años, de que ibas a dirigir 'Los juegos del hambre', 'Crepúsculo' e incluso la secuela de 'Guerra Mundial Z'

Eran rumores ciertos. Estuve a puntísimo de hacer la segunda parte de 'Los juegos del hambre' y de 'Crepúsculo', pero me eché atrás en el último momento, porque me daba mucho respeto hacer una película en Hollywood. En el caso de 'Guerra Mundial Z' estuve trabajando bastante tiempo en el guion, más de un año. Me atraía la idea del zombie. Pero tal como se desarrolló la historia yo no lo veía claro. Nos pedían que empezáramos a rodar de inmediato, así que me retiré.

Otra película que te gusta es 'Un pueblo llamado Dante’s Peak'. ¿Te va el rollo de la lava?

'Dante’s Peak' es un referente del cine de catástrofes que me fue muy útil en 'Lo imposible', porque había unas secuencias hechas con maquetas que funcionaban muy bien. También me ha servido en 'El reino caído', donde como sabes hay un volcán en erupción. 

¿Qué momentos memorables dejará esta película a la posteridad?

Hay más criaturas que nunca y muchísimo fuego. Tiene un punto emocional. Hacia la mitad de la película, hay una escena en la que el espectador se sentirá como si estuviera viendo cómo
se extinguieron los dinosaurios, hace 60 millones de años.

Advertising