Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right La Bien Querida: "Escribir canciones es siempre invocación y alquimia"
La Bien Querida
©Alfredo Arias

La Bien Querida: "Escribir canciones es siempre invocación y alquimia"

Ana Fernández-Villaverde nos envenena con ‘Brujería’, un disco de inspiración ocultista que verá la luz a finales de septiembre

Por Josep Lambies
Advertising

El otoño empezará con tormenta emocional. A finales de este mes, La Bien Querida lanza 'Brujería', un álbum misterioso, con poderes extraños, que te atrapa y te envuelve como una telaraña enorme. Es un ritual de magia negra que encadena conjuros amorosos con estética de tarot. Su concierto de presentación tendrá lugar el 16 de noviembre en la Joy Eslava, aunque sentimos deciros que las entradas están agotadas.

Cuentas que la primera inspiración del disco fue la lectura de 'Ángeles fósiles' de Alan Moore. ¿Qué absorbiste de ese libro?
Me encantó la figura de Alan Moore, el hecho de que a los 40 años se convirtiera en ese mago anarquista. En el libro dice que el arte es magia y que la magia es arte. Yo eso también lo creo. El acto de escribir canciones es siempre invocación y transformación. Es pura alquimia, o al menos así lo concibo. Escribo una canción y es como un microhechizo que lanzo al universo.

En un disco anterior, 'Ceremonia', había un tema que se llamaba 'Hechicera', sobre una mujer que iba todas las mañanas a la montaña en busca de plantas venenosas.
El mundo de la brujería me fascina de toda la vida. Mi padre tuvo unos años en los que se creía brujo. Mis padres estaban separados. A mí los domingos me tocaba ir a comer con mi padre y ese mismo día se reunía en su casa un montón de gente. Hacían imposición de manos, telequinesis, de todo. Son cosas que he vivido en mi infancia con intensidad. Yo nunca me he creído maga, pero cuando leo a gente como Moore o Aleister Crowley conecto con lo que me cuentan.

El primer tema de 'Brujería' es un hechizo protector, un conjuro para el mal de amores. ¿Seguro que no eres un poco maga?
De hecho, ese tema lo hice posteriormente, cuando el disco ya estaba. Fue una idea que me dio mi amigo Enrique Lavigne y está un poco inspirado en un álbum que hizo Broadcast para una película, 'Berberian sound studio', que me flipó.

Recordemos que dicha película trata de un tipo que se dedica a crear efectos de sonido para películas de terror. ¿Qué nos dice eso del ambiente sonoro de 'Brujería'?
Era fundamental que 'Brujería' respirara misterio. Es un disco muy conceptual, por así decirlo. Necesitaba la oscuridad. Pero al mismo tiempo son canciones pop, donde la letra es muy importante, donde hay una narración, y había que jugar con todo esto. Cada canción va acompañada de un conjuro. He hecho mi propio recetario de hechizos a partir de cosas que he ido encontrando por ahí, investigando en internet, buscando blogs de brujas.

¿Has estado leyendo blogs de brujería para hacer el disco?
Sí. Yo me meto mucho en blogs. Escribo sobre el amor y quiero saber qué le pasa a la gente. El amor es una forma de embrujo, ¿no crees? Si te agarra fuerte te sientes como si te hubieran hecho un amarre. 

¿Por qué escribes canciones de amor?
Para salvarme. Cada canción me salva de los infiernos que tengo en la cabeza. Por eso me gusta que las canciones sean directas, que te pinchen el corazón y te digan las cosas a la cara. Huyo de las metáforas.

De hecho, el estribillo del tercer tema del disco, cuyo título es 'Te quiero', repite las palabras “te quiero” en bucle hasta 22 veces.
Como un vals que no deja de dar vueltas. La idea es que el disco te arrastre hacia dentro. Todas las canciones están encadenadas y la gracia es que inconscientemente, cuando lo escuches, veas que te está contando una historia de amor, de confusión, que te va conduciendo hacia 'La fuerza', un tema final que dice que no me podrás olvidar.

Antes te preguntaba por el universo sonoro del disco que, por cierto, ha producido Carlos René de Axolotes Mexicanos. ¿Cómo ha sido el proceso de trabajo?
Lo hemos hecho juntos. No es que yo le diera las canciones y le dijera que hiciera lo que quisiera con ellas. De hecho, ha costado, hemos tenido nuestros tira y afloja, pero fue una buena decisión. Aporta un montón de sonidos frescos a La Bien Querida, porque él tiene otro oído, es más joven, aparte de un virtuoso. Hay que estar muy encima, porque si no hace lo que quiere, pero sabe mucho.

Cabe destacar también la colaboración con Carolina Durante: Juan Pedrayes y Mario del Valle tocan batería y guitarras y con Diego Ibáñez cantas un tema.
Lo de Juan y Mario vino por René, porque también tocan con él en Axolotes y son amigos. La colaboración con Diego se me ocurrió para esta canción, '¿Qué?', que habla de un amor irreflexivo, irracional, loco, muy joven. Yo es que a Diego lo conozco desde hace muchos años, por su padre, Julián, que es un anticuario intelectual del Rastro. Es que cuando llegué a Madrid, para ganarme la vida, aprendí a restaurar muebles viejos.

¿Y sigues restaurando?
Hago mis cosillas. Mi casa está hecha por mí toda entera. Es precioso dar vida a algo que alguien ha desechado. Ahora ya no me cabe nada, pero antes iba por las noches a buscar en las basuras trastos viejos que la gente había tirado y a los que podía dar un nuevo color.

Si lo piensas, esto también tiene algo de brujería... Pero volvamos atrás. Me estabas hablando de cuando conociste a Diego.
Sí. Conocí a su padre porque en aquella época me relacionaba mucho con los anticuarios del Rastro. Después lo volví a encontrar cuando presenté Ceremonia en el Teatro Lara y me contó que su hijo estaba empezando con la música. Luego, hará unos tres años, un amigo me pasó una grabación en directo del primer concierto de un grupo que se llamaba Carolina Durante, en la Sala Maravillas, que entonces no tenía ni un disco, ni un single, ni nada. Flipé con ese chaval, por su aplomo, su personalidad, su energía. Empezamos a mandárselo a un montón de gente y el único que contestó fue Luis de Sonido Muchacho. Yo le dije a Diego que lo petarían y así ha sido.

Brujería saldrá el 27 de septiembre. ¿Qué planes tienes hasta entonces?
Estoy muy ilusionada porque el director Carlos Vermut, que es de mi grupo de amigos, está haciéndome el vídeo de 'Me envenenas'. Lo ha rodado íntegramente en Japón.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising