Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right 10 cosas del Parque de Atracciones que tienes que saber

10 cosas del Parque de Atracciones que tienes que saber

Advertising

El Parque de Atracciones de Madrid está de aniversario: ¡este mes cumple 50 años! Repasamos su historia a través de 10 curiosidades que quizá no conocías.

1. Una inauguración por todo lo alto. Carlos Arias Navarro, presidente del Gobierno durante la última etapa del franquismo, fue el encargado de inaugurar el Parque de Atracciones. Fue el 15 de mayo de 1969 cuando, entre una gran expectación, el parque abrió sus puertas tras construirse en un tiempo récord de 9 meses. El éxito de asistencia de aquella jornada inaugural desbordó las mejores previsiones: acudieron 50.000 personas, el doble de las que el recinto estaba preparado para recibir.

2. 5 pesetas. Era el precio que costaba entrar al Parque el día de su inauguración. En euros, tres céntimos. Hoy en día las entradas tienen un precio a partir de los 20,90 euros (dependiendo del día), con tarifas reducidas para las familias numerosas, los niños que miden entre 100 y 140 centímetros (los más pequeños acceden gratis) y las personas de 60 a 64 años.

3. ¿Qué fue de Napy? Durante 30 años, Napy fue la mascota oficial del parque. Se trataba de un oso ataviado con boina, chaqueta y un pañuelo al cuello, al más puro estilo chulapo. En 1998 fue sustituido por Trasto, un extraterrestre de color naranja que se hizo muy popular gracias a que protagonizaba una serie que emitía Telemadrid, Cyberclub. Desde 2007 también está en desuso.

4. La inolvidable calcomanía. Durante décadas, las calcomanías que daban derecho a subirse a la práctica totalidad de las atracciones fueron una de las principales señas de identidad del Parque. Te la daban en la entrada y te la ponías en la mano mojándola con agua en la fuente ubicada a los pocos metros. Llegar con ellas al cole al día siguiente era lo más parecido a ser el rey de la clase: había mucho que contar. También tenían sus inconvenientes: era frecuente que se borraran al montarse en las atracciones acuáticas. Quizá por este motivo hace tiempo que fueron sido sustituidas por resistentes pulseras de plástico.

5. Los dos lavados de cara. El Parque ha vivido dos grandes renovaciones a lo largo de su historia. La primera tuvo lugar en 1990, cuando se abrió una nueva zona que incluía atracciones hoy convertidas en clásicos como el Cóndor, las sillas voladoras o el Aserradero, en la que los visitantes se subían a unos largos troncos para acabar empapados. La segunda reforma, la de 1998, fue la más ambiciosa: con una inversión de 8.000 millones de pesetas (48 millones de euros) se dividió el espacio en cinco áreas temáticas, se configuraron nuevos paseos, accesos y zonas infantiles y nacieron nuevas atracciones como Los Fiordos. Otro de los grandes clásicos del Parque, La Lanzadera, se había inaugurado un año antes.

6. Las atracciones que ya no están. A lo largo de sus 50 años de vida han sido muchas las atracciones que han desaparecido del Parque. El Pulpo fue la preferida por muchos madrileños que acudieron al Parque entre su inauguración y 1986, cuando desapareció definitivamente. En La Casa Magnética (1970-1995), el suelo inclinado producía la sensación de ser atraído por las paredes. El Tren Fantasma asustó a los más pequeños hasta 1998. En las Alfombras Mágicas (1969-1999) los niños se lanzaban por un enorme tobogán metálico con la única ayuda de una alfombra de esparto. Los Siete Picos, una de las montañas rusas más emblemáticas del Parque, pasó a mejor vida en 2005 (hoy cuenta incluso con un monumento con uno de sus vagones a modo recuerdo). El Pasaje del Terror (1989-2014) hizo gritar de pánico a los más osados gracias a sus actores caracterizados como Freddy Krueger o la niña de El Exorcista, y llegó a acumular 5.000 visitas al día. Y el árbol-cafetería, que durante 40 años fue el gran icono del Parque de Atracciones -incluso con su silueta en el logotipo- fue desmontado en 2010.

7. Las nuevas estrellas del Parque. Aunque muchos tengan la sensación de que el Parque de Atracciones no puede competir en adrenalina con algunos de los más grandes y ambiciosos del mundo, la realidad es que sigue teniendo la capacidad de cautivar a los amantes de las emociones fuertes. Abismo, inaugurada en 2006, es una de las montañas rusas más intensas de España, en parte gracias a su ascensión vertical hasta los 46 metros de altura y los 105 kilómetros hora de velocidad que alcanzan sus vagones. Las sillas voladoras de última generación de Star Flyer, que ocupan el lugar donde originalmente se ubicaba el árbol-cafetería, giran a más de 80 metros de altura. En 2014 llegó The Walking Dead Experience, que en cierto modo sustituye al antiguo Pasaje del Terror y en el que es posible meterse por un rato en la piel de los protagonistas de la popular serie. Y en 2017 se inauguró la primera montaña rusa con realidad virtual interactiva, orientada a toda la familia y bautizada como TNT Tren de la Mina, que propone una inmersión en el salvaje oeste con gafas 3D.

8. El tiovivo, un pedazo de historia. Es la joya por excelencia del Parque de Atacciones. Fabricado a mano en Francia en 1927 a cargo de un prestigioso equipo de artesanos de la madera, el tiovivo de estilo modernista y Art Decó -también conocido como La Pérgola y durante años llamado oficialmente La Zarzuela, en honor al hipódromo de la capital- fue restaurado con mimo para su inauguración en 1969, y de nuevo en 2012 a cargo del artista madrileño Félix Rego, por lo que hoy luce en todo su esplendor. Subirse a él es lo más parecido a un viaje en el tiempo, algo a lo que contribuye la música de época que acompaña a los hipnóticos movimientos de sus barras y caballitos.

9. El parque, en cifras. Cada año visitan el Parque de Atracciones más de 1,2 millones de personas, de los que un 55% son madrileños. Muchos de ellos acuden varias veces al año gracias al pase anual que permite hacerlo sin límites. El recinto cuenta con un número de trabajadores que alcanza los 400 en verano, la temporada alta por excelencia. De las 33 atracciones, 21 están orientadas al público adulto. El Parque pertenece al grupo Parques Reunidos, que gestiona 60 parques en 14 países de Europa, América (EEUU y Argentina), Oriente Medio (Dubái) y Asia (Vietnam).

10. Se buscan fotógrafos del Parque. Si tienes imágenes tomadas entre 1969 y 2010, la organización del Parque te invita a hacérselas llegar hasta el próximo 26 de mayo. Las 50 que resulten seleccionadas serán expuestas en el propio Parque de Atracciones y sus autores obtendrán una entrada gratuita. Una ocasión perfecta para descubrir (o redescubrir) uno de los lugares más queridos por los madrileños de varias generaciones

Share the story
Últimas noticias
    Advertising