Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right 5 motivos para escuchar a Las Odio

5 motivos para escuchar a Las Odio

Advertising

Las Odio vuelven con 'Autoficción', un segundo álbum autoeditado en el que nuevamente hacen gala de los sonidos garage. Aunque en esta ocasión también hay otras tantas sorpresas, como ese deje funk que se gasta la bailable 'Meritocracia' o ese puñetazo a sus detractores en las redes sociales que tiene por título el mismo nombre que ellas.

1. Porque se han "profesionalizado". ¿Les ha sido más complicado tirar adelante estas once canciones que las de 'Futuras Esposas', su puesta de largo de hace dos años? "No diría tanto eso, sino más bien que hemos sido más conscientes del proceso de composición y grabación", nos cuenta Sonsoles, su bajista. "El primero fue más inmediato. Todo empezó como parte de nuestro ocio, pero sí es verdad que nos hemos profesionalizado durante este tiempo, lo cual tiene muchísimas cosas igual de positivas que de negativas, como la presión o los nervios. De todos modos, para nosotras esta es una apuesta para largo. No le vemos fin a nuestra música", contesta por su parte Paula.

2. Por su mentalidad de grupo. Las Odio son una banda igual de horizontal que asamblearia en la que las decisiones, sean cuales sean, siempre tienen el visto bueno de sus cuatro integrantes. "Trabajar así es más complejo, aunque también más gratificante. Al final, cuando llegas a un consenso como grupo, lo que decides es más sólido y provoca que entre nosotras tengamos una unión más fuerte", dice al respecto Paula.

3. Por sus esfuerzo para poder dedicarse a la música. A pesar de que el colectivo feminista Sisterhood del que formaban parte decidió despedirse en el verano de 2017, Paula, Sonsoles, Ágata y Alicia siguen manteniendo inalterables sus postulados 'do it yourself' y reuniéndose cada miércoles en el local de ensayo que tienen en Pandora’s Vox, a escasos metros de Atocha, "porque tanto el grupo como nuestro cuerpo nos lo pide". Están ocupadísimas en sus respectivos trabajos diarios porque unas "working class de la música" como ellas no pueden vivir exclusivamente de sus canciones. "Los ingresos que hemos ganado los hemos usado para producir este disco", afirman.

4. Por su estilo alejado de etiquetas convencionales. Cierto es que desde que Las Odio vieron la luz no han cesado de actuar, incluso, en los principales festivales de nuestro país. Pero a todo esto, ¿siguen considerándose parte del 'infraunderground', la etiqueta que en su primer disco inventaron para englobar a todas aquellas formaciones que venían de las pequeñas salas de conciertos de Madrid? "Como grupo ya no nos consideramos así porque hemos estado tocando en contextos que no tienen nada que ver con eso, pero seguimos apoyando a nuestras bandas amigas y nunca descartamos tocar en locales pequeños. La sensibilidad sigue ahí y el underground es un espacio en el que siempre estaremos muy cómodas", apostilla Sonsoles. 

5. Por su acercamiento al trap. "El trap es una escena que nos fascina", coinciden ambas. "En muchos casos su discurso no está tan alejado del nuestro: hay artistas que tienen un mensaje feminista muy potente, nos gusta mucho la forma que tienen de hacerse con el escenario y, además, hay colectivos como La Vendición que funcionan de forma horizontal como nosotras", confiesa Sonsoles. "Otra cosa es el sonido", dice por su parte Paula, "pero en las formas conectamos un montón. De hecho, ahora vamos a más conciertos de trap que de otros géneros. La ideología que subyace en parte del trap no es tan distinta de la nuestra aunque haya casos de un rollo muy capitalista que lo único que quieren es alcanzar el mainstream y punto, lo cual es muy válido a pesar de que nosotras no somos así. Nos encanta La Mala, aunque sea urban, así como Ms Nina o Bad Gyal". 

Bonus track: Por su implicación en el feminismo. Del mismo modo que el trap, los discursos feministas, aunque haya costado, afortunadamente en los últimos años han llegado a un público más mayoritario. ¿Creen que se corre el peligro de que con su comercialización pueda perderse parte de su mensaje? "Que el feminismo se convierta en mainstream sería una buenísima noticia siempre y cuando eso se tradujese en cambios reales. La lluvia fina sí que cala y, poco a poco, se van haciendo pequeños avances. Pero con la aceptación del discurso feminista por parte de los medios y, sobre todo, por parte del capitalismo, lo que se transmite es una sensación de éxito que creo que no es real. Es importantísimo que tenga esta visibilidad, obvio, pero hay que estar alerta por lo que pueda ocurrir", opina Paula. 

Share the story
Últimas noticias
    Advertising