Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Así viven el confinamiento las palomas de Madrid
Paloma
Archivo

Así viven el confinamiento las palomas de Madrid

Advertising

Las palomas forman parte del paisaje urbano de Madrid desde siempre. Y estos días siguen ahí, aunque la ciudad esté irreconocible también para ellas. Por primera vez en sus vidas, se han encontrado con las calles desiertas en las que no hay rastro de la gente, ni apenas de los coches. ¿Cómo afecta el confinamiento a nuestras vecinas aladas?

Mis amigas las palomas es una asociación formada en 2009 en Madrid, aunque su actuación alcanza todo el ámbito nacional. Su objetivo es defender a la fauna urbana, con especial atención a las palomas que así lo requieran, ya sea por casos de enfermedad, lesiones o cría de pichones caídos de los nidos, algo que sucede con frecuencia.

"La paloma es una animal silvestre, no doméstico, que puede vivir en zona rural o en zona urbana", explica Bárbara Fernández, una de las fundadoras de MALP. "Las que viven en grandes ciudades son eminentemente humanodependientes: necesitan de nuestra actividad para sobrevivir, puesto que es ahí donde encuentran los recursos alimenticios. Sin embargo, también hay palomas como las de los pueblos o de la periferia que salen a comer al campo y vuelven a la ciudad a dormir".

"El problema que está habiendo durante la crisis del COVID-19 es que estas palomas humanodependientes y residentes en las grandes ciudades llevan generaciones con este estilo de vida. Dependen o bien de alimentadores o bien de lo que encuentran en las calles. Se han encontrando en una situación de hambruna repentina que les causa debilidad y muerte".

Desde Mis amigas las palomas se ha puesto en marcha la campaña "Aporta tu grano", para que las personas alimenten a estas bandadas de palomas y de otras especies que dependen de nosotros. "Es cierto que está prohibido alimentar en la vía pública a cualquier tipo de animal salvo colonias felinas oficialmente registradas", reconoce Bárbara, "pero durante el estado de alarma se entendería que esto no fuera así. Estos días hemos visto un video en Elche de la policía alimentando palomas. También se ha visto en otros países, como Turquía o El Salvador.

En opinión de Bárbara, "no tiene sentido que las palomas de nuestra ciudad y otras aves se mueran porque la actividad haya cesado". La fundadora de Mis amigas las palomas recuerda que "hay muchos ciudadanos dispuestos a hacer esta tarea y la policía se lo está impidiendo". En ese sentido, recomienda a quien quiera hacerlo "poner un bol de agua en la terraza o en la acera para que las aves no tengan que beber charcos de agua con desinfectante", algo que está provocando la intoxicación de muchas de ellas"

Share the story
Últimas noticias
    Advertising