Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Cinco consejos para pasear al perro en tiempos de confinamiento
Pasear al perro
©Shutterstock

Cinco consejos para pasear al perro en tiempos de confinamiento

Advertising

En cuatro de cada diez hogares españoles hay con una mascota. Y de ellas, la preferida son, con diferencia, los perros. Por eso sus dueños se vieron envueltos en un mar de dudas cuando se anunció el estado de alarma y el confinamiento. Y aunque muchos respiraron aliviados cuando comprobaron que el decreto contemplaba la posibilidad de sacarlos para hacer sus necesidades, en la práctica no todo es tan sencillo. ¿Tendré problemas por sacar al perro? ¿Cuánto tiempo debo estar en la calle? ¿Me mirarán mal los vecinos?

"A los pocos días de decretarse el confinamiento salí con mi perra, como todos los días", cuenta María. "Me paró la policía y me dijo que tenía que sacar al perro, pero no pasearlo. ¿Cuál es exactamente la diferencia?", se pregunta. "También me dijeron que, como máximo, te puedes alejar de tu casa 100 metros. Esa distancia no figura en ningún sitio. Fernando Simón dijo textualmente que tenían que hacer "el paseo habitual", y que lo importante es que no haya relación entre los dueños. Ahora llevo el vídeo en el móvil por si me vuelve a pasar". 

1. ¿Olerse entre ellos? En otra ocasión

Los perros perciben el mundo a través de su nariz. Tienen unas 300 millones de células olfativas, frente a las 5 millones de los humanos. Por eso es normal que quieran olerlo todo. Sin embargo, en lo que respecta a acercarse a otros perros que se encuentren por la calle, estos días no es buena idea. Aunque no transmiten el coronavirus ni pueden contagiarse, pueden haber estado en contacto con personas infectadas. Eso tan perruno de olerse los traseros tendrá que esperar. Y atención a por dónde pasas: en esta época abundan la peligrosa procesionaria.

2. Solo, no en grupo

Sí: todos los comparten su vida y su casa con un perro saben que hay pocas cosas mejores que pasearlo para hacer amigos. De hecho, es normal que los dueños de perros se conozcan entre ellos y acaben entablando una estrecha amistad a base de pasear juntos varias veces al día. Pero durante este confinamiento, mejor saludarse a distancia. Y recuerda: mejor que nadie toque a tu perro.

3. ¡Nada de parques!

La imagen de los perros mirando con tristeza su lugar de esparcimiento es habitual estos días: los parques y jardines de Madrid están clausurados desde la aprobación del estado de alarma. Muchos espacios han sido precintados, y las puertas de algunas de las principales zonas verdes, como el Retiro, cerradas a cal y canto. Eso sí: hay muchos parques no pueden cerrarse, al carecer de vallas. Eso no significa que podamos acceder. 

4. Al volver, limpieza

Conviene limpiar cuidadosamente las patas y la cola del animal antes de entrar en casa,. Para ello, lo mejor es utilizar de agua con jabón. Y con eso basta. Ni alcohol, ni geles de ningún tipo, ni mucho menos lejía. De hecho, estos días han circulado por las redes sociales imágenes de perros con graves heridas en las patas a causa del uso de este último producto. Una práctica que puede resultar muy peligrosa para nuestros amigos de cuatro patas. 

5. Jugar, también en casa

Es obvio que los perros disfrutan de sus paseos como de ninguna otra cosa salvo, quizá, de la comida. Aprovechando esa glotonería tan suya, se pueden organizar divertidos juegos en casa que, además de estimular su olfato y conseguir que gasten energía, hará que se lo pasen en grande. Prueba a esconder, sin que te vea, pequeñas chucherías por todas las habitaciones: te garantizamos que se convertirá en uno de sus momentos preferidos del día. 

Share the story
Últimas noticias
    Advertising