Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Estas son las diez playas europeas más seguras para viajar en verano
Comporta, en Portugal, una de las playas más seguras para viajar en verano 2020
© Shutterstock

Estas son las diez playas europeas más seguras para viajar en verano

Han sido elegidas en función del tamaño, el espacio para el distanciamiento social, las opciones de alojamiento y los bajos datos de contagios registrados

Advertising

Cuanto más difícil y lejano vemos algo, más se nos antoja. Quizá por eso las ganas de playa para este verano son muchas. Así que nos toca ser optimistas, porque si conseguimos superar la Fase 3 de la desescalada (la fecha prevista inicialmente es el 22 de junio) y las fronteras de Europa se abren al turismo (el presidente del Gobierno ha avanzando que los turistas extranjeros podrán venir a España a partir del 1 de julio), quizá podamos darnos un chapuzón en alguna playa paradisíaca más allá de las costas españolas. Y si eso sucede, sabemos cuáles son las más seguras, y kilométricas, tras la pandemia. 

Este apetecible listado lo publica la organización European Best Destinations, que para la selección ha tenido en cuenta criterios como el bajo índice de personas infectadas por coronavirus, el tamaño de las playas (algunas tienen más de 100 kilómetros de largo), el número de metros cuadrados disponibles para cada persona, la oferta de alojamientos turísticos disponibles, la proximidad de hospitales con un buen promedio de camas por habitante...

1. Preveza, en Grecia. Es probablemente el único destino europeo de sol con playas extremadamente largas, de hecho aquí está la playa es la más larga de Europa: Monolithi beach. Es un destino muy conocido por su excelente calidad precio (absténganse viajeros amantes del estilo derrochador de Saint Tropez). 

2. Comporta, en Portugal. Conocida por su cercanía a Lisboa, sus 20 kilómetros de largo y por ser la playa favorita de Madonna mientras residía en esta zona del Alentejo portugúes. 

3. Hel Peninsula, en Polonia. Junto a Grecia y Portugal, Polonia es uno de los países europeos menos afectados por el coronavirus y, además, tiene playa. Hel Peninsula es una enorme franja de arena de 35 kilómetros de largo que puede alcanzar los tres de ancho en algunas zonas. Un paseo en bicicleta es una de las actividades más recomendables. 

4. Porto Santo, en Madeira. De todos los destinos portugueses, las islas Madeira son de los que menos casos de contagio han registrado. Y Porto Santo (con poco más de 5.000 habitantes) una de las favoritas para este verano, con sus playas de arena dorada conocidas por sus propiedades terapéuticas. En serio.  

5. Halikounas, en Corfú (Grecia). Porque, como ya hemos dicho, Grecia es de los destinos europeos menos afectados por el coronavirus, y porque Corfú es una de las islas griegas más verdes. Esta playa está a tan solo 40 minutos del aeropuerto y, aunque es estrecha, es una de las más largas de la isla. 

6. Ghanjn Tuffieha, en Malta. Bañada por las aguas turquesa del Mediterráneo que, como en Formentera, aquí también existen. 

7. Meia, en el Algarve (Portugal). Si el Algarve es una de las regiones menos afectadas por el coronavirus de Europa, Lagos es una de las ciudades menos afectadas en el Algarve. La playa más grande es Meia praia, con cinco kilómetros de arena con el paisaje de los acantilados rocosos al fondo. 

8. Jurmala, en Letonia. Además de por tener la etiqueta de destino 'EDEN' (reconocimiento es otorgado por la Comisión Europea para premiar a los mejores destinos de turismo sostenible en Europa), esta playa de Letonia cuenta con 33 kilómetros de arena fina y pura, y una brisa marina que presume de contar con un índice de gérmenes cien veces menor que en el interior de la ciudad. De ahí que sea un destino favorito para personas con problemas respiratorios. 

9. Nida, en Lituania. Más de cien kilómetros de arena fina en un lugar paradisíaco que combina mar con dunas (aquí está la duna de Parnidis, la segunda más alta de Europa) y bosque en el istmo de Curlandia, una franja de tierra bañada por las aguas del mar Báltico. 

10. Binz, en Rügen Island (Alemania). La isla de Rügen es un destino perfecto para amantes de la naturaleza, y esta playa, con sus cinco kilómetros de largo, es una de las más bonitas y largas de Alemania. 

 

Las mejores ideas de ocio y cultura en la nueva Time In Pocket interactiva 

 

 

 

 

Share the story
Últimas noticias
    Advertising