Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Madame Butterfly
Madame Butterfly

Geishas y farolillos, el precioso telón de fondo para el nuevo japonés de Madrid

A un paso de la glorieta de Bilbao acaba de inaugurar Madame Butterfly su personal viaje a la fusión japo-mediterránea

Por
Gorka Elorrieta
Publicidad

Celebrada ópera de Puccini, Madame Butterfly es también desde hace unas semanas el nombre de la última fusión japo-mediterránea en el centro de la capital (Luchana, 13), junto a la glorieta de Bilbao. Con un interiorismo que recuerda a la Indochina colonial francesa, un trabajo del reconocido estudio de Marta Banús, el restaurante se divide en varios espacios que destilan la misma heterogeneidad de su carta. Mucha luz natural, vegetación, papel pintado, asientos aterciopelados y el exotismo de sus lámparas y farolillos crean la atmósfera para cualquiera de esos encuentros de amigos; de hecho, han diseñado unos menús de grupo para las inminentes reuniones (pre)navideñas. Ah, y cuenta con una amplia terraza. 

Con una cocina de horario non-stop, abierta de lunes a domingo, con una propuesta que va desde el mediodía a la cena, incluidos algunos bocados y cócteles para la merienda, la carta se acomoda a todo tipo de comensal. Encontraréis desde platos mayores como tataki de atún rojo bluefin con salsa de coco y almendras o los chipirones con mandarina y yuzu hasta el popular bao de cangrejo de concha blanda, un puñado de coloristas dim sum o un curioso nigiri de sardina ahumada con salmorejo de mango, arroz cubano con kimuchi y crunch de plátano. ¿Y de postre? ¿Qué tal aventurarse con su helado de Oreo en tempura? 

Los mejores planes de ocio y cultura de Madrid en el nuevo número de la revista

Madame Butterfly
Madame Butterfly

Últimas noticias

    Publicidad