Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right La fregonada que empezó en Lavapiés podría extenderse al resto de la ciudad
Fregonada de Lavapiés
Europa Press

La fregonada que empezó en Lavapiés podría extenderse al resto de la ciudad

Advertising

La cosa, como ocurre habitualmente, partió de un gesto nimio. Después de los aplausos de las ocho, dos vecinos amigos ya asomados a sus ventanas sacaron sus fregonas para saludarse. Algo puramente identificativo, porque no podían verse dada la perspectiva de la calle, que resultó cómico. Y el ritual fue creciendo día a día en Amparo y se extendió a algunas calles aledañas hasta convertirse en un fenómeno vecinal que han llamado la Fregonada de Lavapiés. Cada día los vecinos del barrio airean sus fregonas o escobas. Una propuesta divertida que hacen extensible al resto de la ciudad porque además de generar buen ambiente y llenar de puntos de color la calles crean una mayor empatía y camaradería entre los vecinos, ahora que es de día y podemos ponernos cara. 

Share the story
Últimas noticias
    Advertising