Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
N-122. Valle del Duero
N-122. Valle del Duero

N-122, más que una carretera, el destino enoturístico definitivo para este verano

Tres grandes bodegas de Ribera del Duero se unen en un proyecto conjunto para aunar virtudes y experiencias más allá del vino

Escrito por
Gorka Elorrieta
Publicidad

Abadía Retuerta, Arzuaga y Pago de Carraovejas. ¡Quién no conoce estas tres bodegas de Ribera del Duero! Quién no ha bebido alguno de sus vinos o visto las etiquetas en un escaparate o en los lineales de toda gran superficie. Con estos prestigiosos mimbres las tres casas se han unido bajo el sello N-122. Valle del Duero, un proyecto que reivindica el territorio más allá del vino, su patrimonio cultural y paisajístico. 

En esta iniciativa conjunta, presentada hace unas semanas, cobran especial protagonismo sus restaurantes: Refectorio, Taller Arzuaga y Ambivium. Todos lucen una estrella Michelin (además de la estrella Verde de Refectorio) y apuestan por el producto local (a veces de sus  huertos propios) para vestir sus platos. Alta cocina para un turismo experiencial de primer nivel en una de las zonas más conocidas del mundo a nivel enológico. Vanguardia en la mesa y un escaparate vinícola inabarcable para llenar la copa.

N-122. Valle del Duero
N-122. Valle del Duero

Una de las novedades para este primera temporada estival serán 'Las noches de verano en Calicata Terroir Bar', el restaurante-terraza situado en el exterior de la bodega Abadía Retuerta, rodeado de viñedos. Las noches de los jueves ofrecerán música en directo e inaugurarán el verano con un concierto privado de Efecto Mariposa; será un evento para apenas un centenar de personas (25 mesas únicamente) donde se podrán disfrutar de una cena en Calicata con un menú diseñado por Marc Segarra.

Los mejores planes de ocio y cultura de Madrid en el nuevo número de la revista   

Más de Escapadas

    Últimas noticias

      Publicidad