Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Raphael y Almodóvar, dos madrileños más
Noticias / Ciudad

Raphael y Almodóvar, dos madrileños más

Pedro Almodóvar
©Louise Haywood-Schiefer Pedro Almodóvar

Uno nacido en Ciudad Real, otro en Jaén, pero tan madrileños como cualquiera que haya nacido en la capital. O incluso más. Ambos han desarrollado sus carreras artísticas casi por completo en nuestra ciudad, y desde aquí han llevado el nombre de Madrid por todo el mundo, paseándolo desde el Olympia de París hasta la Hollywood. Y eso es para premiarlo. Lo piensa Manuela Carmena, que la semana proponía a la comisión de Cultura nombrarles hijos adoptivos de la ciudad , y Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos, han aprobado la propuesta. Así que la iniciativa parece que saldrá adelante.

¿Por qué Pedro Almodóvar? "Porque es el más internacional de los cineastas españoles de la segunda mitad del siglo XX" en palabras de Carmena. 'Pedrooooooo', como dijo 'Pe' cuando le entregó el Óscar a la mejor película por 'Todo sobre mi madre', es el director de La Movida, guionista y productor de la cultura 'underground' madrileña con más de 24 títulos a sus espaldas. Y en ellas Madrid siempre ha ocupado un papel casi protagonista; tanto es así, que podemos ver la evolución de la ciudad en sus películas (desde la llegada del AVE a la construcción de las primeras viviendas de la M-30), recorriendo sus calles, sus bares, sus taxis, sus terrazas, su cielo y sus barrios, en los que siempre se ha fijado.

¿Y por qué Rafael Martos Sánchez? Porque este es el premio que le faltaba a Raphael. Nacido en Linares, ha llevado el nombre de Madrid por los escenarios de todo el mundo, lo que le ha valido el reconocimiento de todas las instituciones del Estado: desde la orden de Isabel la Católica, otorgada por S.M. Juan Carlos I, la Medalla del Mérito al trabajo, la Medalla de Oro de Andalucía, la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes y otras de innumerables entidades públicas y particulares españolas e internacionales. Desde que representara a España en el Festival de Eurovisión en 1966 y 1977, no se ha bajado de los escenarios más prestigiosos del mundo ni de los más inesperados, alternando el Madison Square Garden de Nueva York con el Sonorama de Aranda de Duero. Y suma y sigue, porque no tiene pensado bajarse de los escenarios por el momento.

 

Advertising
Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments