Time Out en tu buzón de entrada

Fumador con mascarilla en la calle
Shutterstock

Sanidad cierra todas las discotecas y prohíbe fumar en la calle

Ante el aumento de los rebrotes, hemos pasado de las recomendaciones a las obligaciones en todo el país

Por
Gorka Elorrieta
Publicidad

Lo acaba de anunciar el ministro de Sanidad. Salvador Illa se ha reunido de urgencia con las comunidades autónomas para abordar el avance de los rebrotes. En este encuentro se han acordado 11 medidas de contención que serán adoptadas por unanimidad. Las que resultarán más polémicas serán la prohibición de fumar en la calle si no hay posibilidad de mantener distancia de seguridad entre personas y el cierre de los locales de ocio nocturno (discotecas, bares de copas y salas de baile)Muchas autoridades regionales ya estaban planteando e incluso habían aprobado la prohibición de fumar en las terrazas y otros espacios público pero a partir de hoy esta medida será una realidad en todo el país. "Y lo mejor es que en la vía pública no se fume", ha apostillado Illa durante su declaración institucional.   

Ante los números de rebrotes estos días, 2.900 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas, el Gobierno ha acordado este puñado de medidas con y para todas las comunidades. Por orden ministerial en los próximos días en los bares y terrazas (su horario de cierre se marca ahora en la 1.00 de la madrugada "sin poder aceptar clientes a partir de las 24h.", ha dicho Illa) se deberá aumentar la distancia de seguridad entre clientes y la limitación a 10 personas por mesa. Asimismo se ha acordado reforzar los controles para evitar el consumo de alcohol en vía pública que no esté autorizado. "Está prohibido e insto a las autoridades a aplicar de forma estricta las sanciones previstas", ha apuntado el ministro de Sanidad.

En las residencias de mayores se establece la obligación de realizar una prueba PCR a cada nuevo ingreso en un plazo máximo de 72 horas; también a los trabajadores cuando se reincorporen de sus descansos o sean contratados. Las visitas a los residentes estarán limitadas a una sola persona y una hora máximo al día, a no ser que se encuentre en situación grave y se tema por su vida. Las residencias tendrán que garantizar que las visitas a los ancianos se realicen de forma escalonada a lo largo del día para evitar que coincidan varios visitantes.

También hay nuevas medidas para los eventos multitudinarios que tendrán la obligación de hacer una evaluación de riesgos epidemiológicos antes de celebrarse. Igualmente las comunidades van a emprender cribados de pruebas PCR en áreas concretas o centros específicos donde la incidencia de la enfermedad pueda ser más acuciante. 

Por último, se han lanzado otras recomendaciones como limitar los encuentros sociales fuera de sus compañeros de convivencia y que estos encuentros se limiten a un máximo de 10 personas. Se insta a realizar periódicamente PCR a los trabajadores de centros sociosanitarios que estén en contacto directo con residentes. Y entrando de lleno en el tema de los rastreadoresSanidad y CCAA también han fijado un recordatorio para garantizar los medios y capacidades de los sistemas sanitarios para el cumplimiento de lo previsto en el 'Plan de Respuesta Temprana en un escenario de control de la pandemia por COVID-19'.

 

Las mejores ideas de ocio y cultura en la nueva Time Out Pocket interactiva

Últimas noticias

    Publicidad