Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

¡Vuelve la Ruta del Cocido a Madrid!

Por
Gorka Elorrieta
Publicidad

Adiós los disfraces y las declaraciones de amor… Hola cocido. Así, sin anestesia. Venga, que aún hace frío y apetece. Arranca la octava edición de una ruta que reivindica la versión madrileña de este plato tradicional. Cocidos hay muchos pero el bueno es el que tiene como ingrediente principal el tiempo. No hay otra manera de conseguir una sopa suculenta que integre todos los aromas y sabores del guiso. Back to basics. ¡Oda a la cuchara!

El número de restaurantes capitalinos da para comer día sí, día no pero tampoco hay que abusar. Tenéis del 14 de febrero al 31 de marzo para acercaros a los 25 establecimientos participantes. No estarán todos los que son pero sí son todos los que están. A los míticos La Bola, Malacatín o Los galayos (recientemente galardonado con el premio Alimentos de España a la Restauración) este año se han añadido otros como La clave -el único en cuatro vuelcos (abren con la croqueta de pringá)— o La pesquera ampliando el radio de acción del Barrio de Salamanca a la Casa de Campo. Que no haya distrito sin su cocido.

El recorrido sale de la Villa para cerrar esta edición en 41 inscritos, que van de los 11€ a los 28€ por menú. Así que los fines de semana podéis hacer alguna excursión y probar los que preparan en el Parador de Turismo de Chichón o en La Chimenea (Guadarrama). Incluso hay dos direcciones fuera de la Comunidad de Madrid. Repite la provincia de Toledo y se suma como novedad la de Segovia.   

Fallados los premios que valoran el trabajo del certamen anterior, se abre otro concurso con un premio valorado en 3000€. Y no, no es para los restaurantes. Puedes llevártelo tú. Cada vez que pruebes un cocido de la VIII Ruta del Cocido Madrileño, haz una foto al ticket, deja tus datos en la web oficial y entra en el sorteo de… atención: tu peso en vino + tu peso en aceite de oliva + tu peso en garbanzos + tu peso en café + tu peso en cerveza artesana de Madrid. Vamos, que si engordas un par de kilos o te sube el colesterol, no te preocupes porque ya tienes qué excusa contarle a tu médico (o tu pareja). Luego ya repartirás todo entre la familia y los amigos. 

Últimas noticias

    Publicidad