Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Descubre San Isidro, un barrio a ritmo de chotis y olor a rosquillas
San Isidro (Shutterstock)
San Isidro (Shutterstock)

Descubre San Isidro, un barrio a ritmo de chotis y olor a rosquillas

El barrio de San Isidro, en Carabanchel, se dinamiza a base de nuevos vecinos y negocios de siempre. Un pedazo de la historia de Madrid

Por Dani Cabezas
Advertising

Si uno piensa en los grandes tótems del ‘madrileñismo’, rápidamente vienen a la cabeza una serie de tópicos: el bocata de calamares, las cañas bien tiradas, lo acogedor de sus gentes… y los chulapos y chulapas. Madrileños de pro que tienen en el chotis su ritmo preferido y su particular meca: la pradera de San Isidro.

Es precisamente de este lugar, inmortalizado por Goya en 1788, de donde toma nombre uno de los siete barrios que componen el populoso distrito de Carabanchel. Y sin embargo, lo que hoy se divisa desde lo alto de la Pradera dista mucho de lo que vieron los ojos del genio de Fuendetodos. Al frente, un Madrid infinito. Detrás, un barrio popular que no para de ganar nuevos vecinos.

Y es que San Isidro está en uno de esos puntos únicos en los que se encuentran muchos barrios periféricos pegados a la M-30: el precio de la vivienda, mucho más razonable que en el centro, ha atraído a un número cada vez mayor de vecinos. La vida cultural crece. Y el barrio se dinamiza.

Entre esos nuevos vecinos hay cada vez más artistas. Un fenómeno que se ha traducido en ferias de arte como Artbanchel o la proliferación de estudios de artistas de todo pelaje, especialmente el polígono ISO, entre San Isidro y Opañel. Algo que no todos ven con buenos ojos: hay quien teme que el barrio acabe siendo, a imagen y semejanza de lo que ha ocurrido en otras grandes ciudades, víctima de la temida gentrificación.

Ocurra o no, San Isidro seguirá siendo, como el resto de Carabanchel, un lugar muy especial. Un barrio diverso y encantador que, pese a lo mucho que ha cambiado desde los tiempos de Goya, llamaría la atención del artista como llama la de los que hoy se mudan a sus calles. Y un lugar que, ante todo, representa lo que es Madrid en estado puro.

Cervezas Patanel
Cervezas Patanel
Alfredo Arias Horas

Patanel

Bares y pubs Cervecerías artesanas Carabanchel

En 2017, un grupo de amigos decidió crear una cerveza dedicada al barrio. Así nació Patanel, la pata negra de Carabanchel. Una fábrica de cerveza que cuenta también con un bar contiguo, y que se ha convertido en un punto de referencia del barrio para todos los amantes de la bebida más internacional que existe. Pedro Díez, 21.

Nave Oporto
Nave Oporto
Nave Oporto (foto: José Filemón)

Nave Oporto

Arte Madrid

Esta nave de antigua actividad textil es uno de los mejores ejemplos de lo que atrae a los artistas al barrio de San Isidro.  Un lugar de creación en el que conviven creadores de toda clase en nueve estudios artísticos distintos

Advertising
Pradera de San Isidro
Pradera de San Isidro
©J.Gómez Carroza

Pradera de San Isidro

Lugares de interés Parques y jardines San Isidro

Aunque oficialmente se trate del Parque de San Isidro, todo el mundo conoce este espacio verde de más de 355.000 metros cuadrados como la Pradera de San Isidro. El parque se extiende junto al río Manzanares y cada 15 de mayo se celebran aquí las famosas fiestas del patrón de Madrid con una gran cantidad de actividades gratuitas.

Gruta 77

Música San Isidro

Fundada en el año 2000, la sala Gruta 77 es patrimonio cultural de la ciudad de Madrid. Al menos, para los amantes del rock de espíritu underground y alejado de las corrientes comerciales. Un lugar en el que disfrutar de los mejores conciertos, que alberga también unos locales de ensayo para tocar a todo volumen.

Advertising

¿Sabías que...?

Entre los muchos milagros (más de 100) que se le atribuyen a San Isidro Labrador, destacaba una habilidad especial: la de encontrar agua en prácticamente cualquier lugar. Hoy en día, sigue siendo tradición echar un trago en la fuente del parque que lleva su nombre. Y aunque no podemos garantizar que hacerlo obre milagros, una cosa está clara: sabe divinamente. Como la de cualquier otro grifo de Madrid.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising