Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Bico de Xeado
Bico de Xeado

3 motivos para descubrir los helados con sabores gallegos de Bico de Xeado

Os presentamos los helados artesanos de los que todo el mundo habla, Bico de Xeado, y os damos tres razones por las que son un 'must' de este verano

Time Out en colaboración con Bico de Xeado
Publicidad

No: no todos los helados son iguales. Y ahora que el calor empieza a apretar, nos merecemos lo mejor cuando se trata de degustar uno de los grandes placeres del verano. 

Bico de Xeado (en gallego, "beso de helado") es una de las marcas más especiales del mercado. Al fin y al cabo, todo lo que se elabora con mimo y dedicación y los mejores ingredientes es sencillamente diferente.

El proyecto nació de la Cooperativa Agraria Provincial de A Coruña con un objetivo: hacer postres fríos utilizando la mejor materia prima. Hoy, Bico de Xeado suma 20 tiendas propias y está presente en 300 restaurantes de toda España. Una auténtica sensación que os invitamos a descubrir con tres motivos de peso. ¿Apetece un helado? Los encontrarás en la calle Arenal, 5 y en el CC Xanadu. 

Por sus inconfundibles sabores
Bico de Xeado.

Por sus inconfundibles sabores

Hay un Bico de Xeado para cada tipo de amante del helado. Puedes optar por los clásicos, que son los que más triunfan, como el chocolate, el dulce de leche, la tarta de queso, la avellana, el limon, la vainilla o la fresa. Puedes preferir los más exóticos, como el mango, el coco, la piña colada o el plátano. O puedes, incluso, atreverte con algunos de los sabores más sorprendentes: Café de Pota (en gallego, café de puchero) es una especialidad que se hace infusionando el café, como en casa. ¿Más opciones? Requesón de A Capela con higos caramelizado, tiramisú, crocanti...

Por su peculiar historia
Bico de Xeado.

Por su peculiar historia

Hay empresas cuya historia merece ser contada. En plena crisis del sector, la Cooperativa Agraria Provincial había vendido prácticamente todo su negocio a una gran marca lechera. Sin embargo, los ganaderos decidieron poner en marcha una segunda granja y apostar por ella. Primero se optó por la venta de leche fresca a través de máquinas expendedoras, pero el negocio no funcionó. Después surgió la idea de utilizar esa leche para hacer un helado único: ¡Bingo! Una historia de emprendimiento con marcado acento gallego. 

Publicidad
Por su cuidado por la materia prima
Bico de Xeado.

Por su cuidado por la materia prima

Todos y cada uno de los helados de Bico de Xeado tienen una misma procedencia: la granja O Cancelo (Miño, A Coruña). Allí, un centenar de vacas dan la leche que acabará formando parte de este sabroso y frío manjar. 100% natural, recién ordeñada y con las mejores cualidades organolépticas del mercado. Una leche única que no está adulterada industrialmente. Sin saborizantes ni colorantes artificiales. Un proceso que culmina con la selección rigurosa de los productos que se añaden a cada mezcla: frutas, cacao, miel, frutos secos, nata, yogur... Todo, priorizando siempre los productos de origen local y de proximidad. Y eso se nota al probarlos. 

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad