Ruavieja.
Ruavieja.

Ruta del postreo: el planazo para los amantes de las sobremesas gourmet

El momento del postre es más especial este junio con las creaciones con Crema Ruavieja en los diez locales de esta ruta, ¡no os lo perdáis!

Time Out en colaboración con Ruavieja
Publicidad

Siempre hay hueco para el postre. Porque no hay nada mejor que terminar una velada alrededor de una mesa que con algo dulce, el broche perfecto a esa quedada tan esperada entre amigos y que tanto se ha hecho esperar por las apretadas agendas de cada uno. El postre es un nexo de unión que permite pasar tiempo juntos, sin mirar el reloj, saboreando cada momento.

Este mes de junio, podéis disfrutar del final que os merecéis con el planazo que trae Ruavieja a la capital: la Ruta del postreo. La marca de crema gallega ha reunido a 10 de los restaurantes más top de la ciudad y alrededores para que sus chefs reinterpreten el momento más dulce, añadiéndole la Crema Ruavieja a un postre clásico. Una ruta para que os veáis más con la mejor excusa y os despidáis con el mejor sabor de boca.

Con la Ruta del postreo, las sobremesas con los vuestros tienen el broche más dulce asegurado gracias a Ruavieja. Os contamos dónde degustar estas creaciones gourmet. ¿Preparados? ¡Nos vamos de ruta!

Sobremesas para verse más

Cuadrar agendas a veces es complicado. Es normal extrañar a esos amigos con los que pasar tiempo sin mirar el reloj, un ocio de calidad como el de las sobremesas que se alargan y en las que sólo hay que preocuparse de disfrutar.

Ruavieja quiere que volváis a pasar tiempo de calidad con vuestros amigos y cumplir esa coletilla que tanto hemos escuchado: "Tenemos que vernos más". Con la Ruta del postreo, las agendas se alinearán al instante, porque, ¿a quién no le va a gustar un postre gourmet con el sabor inconfundible de Ruavieja?

Además, cada uno de los locales ha sido escogido por su calidad, son sitios muy, pero que muy top donde comer de lujo y con una calidad de postres caseros que os hará querer repetir. En esta ruta encontraréis unas sobremesas gourmet difíciles de olvidar, el final que os merecéis.

La ruta más dulce

La Ruta del postreo de Ruavieja cuenta con una decena de locales de categoría y, en cada uno, encontraréis un postre clásico reinventado por su chef con un dulce secreto: la Crema Ruavieja. Lugares donde probar multitud de reinterpretaciones basadas en este licor que asegura el final más dulce a vuestras veladas. Apuntad, porque cada uno tiene su 'je ne sais quoi' que enamora:

Umiko Bake: Mochis de Ruavieja. Cuidado, porque una vez entréis en Umiko Bake, la pastelería japo-fusión ganadora de un sol de la guía Repsol, es más que probable que querréis llevaros el mochi con sabor a Crema Ruavieja a casa. Los mochis son el bocado perfecto para ese hueco que siempre queda para el postre y ahora podéis probar una fusión de sorprendentes sabores que fusiona la textura del dulce japonés con la cremosidad y sabor de la crema Ruavieja.

Florida Park: Torrija helada con Ruavieja. Un sitio tan emblemático como Florida Park no podía faltar en esta ruta. Lugar icónico donde los haya dentro de la capital, aquí se pueden vivir mil vidas en un mismo sitio, gracias a sus cinco espacios diferenciados para todos los tipos de público. Sea cual sea vuestro plan, el mejor cierre viene en forma de torrija helada con Ruavieja, un postre clásico bien fresquito para el verano coronado con el dulzor del licor de la Crema Ruavieja. ¿Quién da más?

Rocacho y Rocacho Plaza: Arroz con Leche crema de Ruavieja y algodón de azúcar. La dedicación a la gastronomía más excelente alcanza su cúspide en este asador moderno, con restaurante en Cuzco y en Velázquez. Su parrilla de carbón de encina es la joya de la corona de un lugar donde los amantes de la buena gastronomía disfrutarán como nunca en su terraza cubierta. Y de postre, un arroz con leche crema de Ruavieja y algodón de azúcar. Tradición, transgresión y un momentazo con esta sobremesa.

Señor Pepe: Pedacito de cielo Ruavieja y brioche. La cocina para los más disfrutones que celebran los clásicos de la gastronomía nacional se encuentra en Señor Pepe. Este restaurante en el corazón del barrio de Salamanca es un 'must' para los amantes del producto de calidad, el de la cocina tradicional de máximo nivel. Para mantenerse a la altura de su carta, en los postres no podía faltar un pedacito de cielo Ruavieja y brioche.

Pintxoterapia: Donut con helado y Ruavieja. Los caprichitos vienen en forma de pintxos en esta serie de restaurantes: un total de cuatro locales (en Barrio de Salamanca, Hortaleza, Alcobendas y Pozuelo de Alarcón) que, para esta ocasión, han incorporado a su carta el capricho más dulce: un donut con helado y Ruavieja. Una combinación perfecta para el verano que querréis repetir una y otra vez.

Raíces y barriles: Torrija con crema Ruavieja. Cocina casera de tradición, ambiente perfecto para pasar horas con amigos y una terraza perfecta para los días de verano. Y para poner el broche dulce, uno de los postres que más enamoran de nuestra gastronomía, que ha traspasado la barrera estacional y que no falta en las mejores mesas: la torrija, que encuentra una nueva dimensión combinada con crema Ruavieja. 

Asta: Milhojas de dulce de leche de Ruavieja. En La Moraleja se encuentran algunos de los restaurantes más top de todo Madrid, como es el caso de Asta: el paraíso para los amantes de la sobremesa. Un lugar cálido, con una cocina natural, cercano e ideal para cualquier ocasión. Aquí podréis degustar un milhojas de dulce de leche de Ruavieja… casi nada, ¿verdad?

Anica Waksman: Milhojas con crema de de Ruavieja. Productos de temporada para disfrutar de los grandes bocados y las grandes sobremesas. En Anica Waksman se degusta la mejor gastronomía de mercado, con naturalidad y calidad a partes iguales. De postre, unas milhojas hechas con Crema de Ruavieja para coronar una velada difícil de olvidar.

La Tienta: Torrija con crema de Ruavieja. Una taberna en la que el buen ambiente que se respira se acompaña de una carta exquisita, con tapas, cañas, vinos y raciones. Situada al lado de Las Ventas, los toros llevan siendo desde su apertura en 1952, los protagonistas de este lugar. Si estas paredes hablasen, se pedirían la torrija con crema por encima de Ruavieja y gritarían un 'olé' tras probarla.

Llauna: Pasión por el chocolate: Tradición e innovación se unen en este restaurante donde vuestro paladar vivirá una experiencia gastronómica única, gracias a sus productos de altísima calidad y la originalidad del ahumado con su parrilla de carbón. Si ya se os ha hecho la boca agua, esperad a probar su brownie con chocolate y Ruavieja.

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad