Restaurantes de Los Austrias

Los mejores locales del barrio para comer, cenar, picar algo y tomar unas cañas
Taberna La Bola
Taberna La Bola
Advertising

Los restaurantes más castizos de Madrid se sitúan en Los Austrias, hogar de grandes reyes en el pasado. La comida tradicional y las tabernas antiguas es lo que más abunda en la zona. No es un barrio barato para salir a comer, pero merece la pena darse un capricho de vez en cuando y comerse un buen cocido madrileño. Después de comer aprovecha para visitar el Palacio Real o la Catedral de la Almudena.

Restaurantes, Española

La Bola Taberna

icon-location-pin Austrias

Ubicado en una tranquila calle trasera, este clásico de Madrid es considerado por muchos como la casa del cocido madrileño. Aún regentado por la misma familia que lo fundó en el siglo XIX y cocinando de forma tradicional el cocido, que sólo se sirve a la hora de la comida, con carbón de encina en pucheros de barro individuales. Este impresionante pedigrí ha hecho algo de mella y el servicio, a veces, es algo arrogante.

Restaurantes, Pizza

Ouh... Babbo!

icon-location-pin Austrias

Esta trattoria clásica pero con una decoración minimalista es propiedad del actor Bruno Sqarcia, por lo que es habitual encontrarse a compañeros de profesión en el restaurante. Las pizzas salen directamente de su horno de leña a la mesa, dejando un olor por toda la sala que abre el apetito con solo cruzar el umbral.

Advertising
Restaurantes, Española

Casa Ciriaco

icon-location-pin Austrias

Pasa delante de su cocina completamente abierta y elige sitio en el comedor repleto de fotos de miembros de la realeza y de agradecidas celebrities. Incorrupto y cada vez más fuerte, Casa Ciriaco era lugar de encuentro para los intelectuales del Madrid de pre-guerra y aunque ya no atrae a tantos pensadores, su aire castizo es un recuerdo de lo que fue. Su especialidad es el cochinillo y la perdiz con habitas, en temporada.

Restaurantes

La Buena Sidra

icon-location-pin Austrias

Solo el nombre ya da una buena pista sobre lo que vais a encontrar en este restaurante, ubicado a escasos pasos de la Plaza Mayor y la de Oriente. Aquí apuestan por la cocina tradicional asturiana, con platos como el cachopo de ternera, la fabada asturiana y las fabes con almejas. En La Buena Sidra uno puede transportarse a un auténtico chigre, en el que hasta los celiacos pueden disfrutar de gran parte de la oferta gastronómica.

Advertising
Restaurantes

El Ñeru

icon-location-pin Austrias

Un auténtico chigre en el centro de Madrid. Fue un asturiano de Cangas de Onís, Vicente Caso Coviella, quién se hizo con el restaurante en 1974 y desde entonces su fama como uno de los mejores locales de cocina asturiana de la capital no ha hecho más que crecer. Si os apetece tapear, en su barra podréis probar raciones sabrosas acompañadas por cerveza, una sidra natural o algún vino de su selecta bodega.

Danza

Corral de la Morería

icon-location-pin Austrias

Este tablao de decoración aparentemente auténtica de los siglos XVIII y XIX y de ambiente sinigual realiza un trabajo serio en torno al flamenco. En él, una mezcla relajada de turistas, aficionados (Hemingway, Picasso y el Che Guevara, y más recientemente Jennifer Aniston, Demi Moore, Sandra Bullock, Hugh Grant... han hecho su correspondiente visita) y profesionales disfrutan de un espectáculo sólido.

Advertising
Restaurantes, Española

La Taberna del Alabardero

icon-location-pin Austrias

El padre Lezama inauguró esta taberna en 1974 y empleó a jóvenes sin recursos como camareros de esta casa del siglo XVI. Con una tranquila terraza en la calle lateral del Teatro Real sigue siendo uno de los sitios más populares para cenar después de la función. Sirven tapas tradicionales en el bar y cocina vasca en el restaurante. Lezama ya no es cura pero sí un restaurador muy próspero que ha abierto otros seis restaurantes en España y uno en Washington DC. Algunos de esos jóvenes son ahora socios de Grupo Lezama.

Restaurantes, Francesa

Caripén Bistro

icon-location-pin Sol

En un primer vistazo este bistró francés puede parecer venido a menos pero a pesar de eso tiene bastante clase, al estilo teatral de Broadway.  Detrás de las lucecitas que adornan el bistró mesas de habituales, cantan, bailan y se dan arrumacos sin prestar mucha atención a la excelente  raya en mantequilla negra o a la crepe de salmón y caviar. El divertido y agradable ambiente debe mucho al servicio.

Advertising
Restaurantes, Griega

Delfos

icon-location-pin Austrias

Delfos está aquí para demostrar que la cocina griega no consiste sólo en moussaka y ensaladas. En un entorno de estilo taberna con detalles griegos, estatuas y ristras de banderas azules y blancas,  camareros muy amables  sirven una variedad inesperada de platos. Un buen comienzo es el  pikilia megali, un entrante variado con aceitunas griegas, sabroso queso feta frito, refrescante tsatsiki,  taramasalata, hojas de parra y más. El cordero con nueces y miel es también delicioso. Si te atreves, prueba la retsina.

Advertising