Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Genko (foto: Petru Varga).
Genko (foto: Petru Varga).

El buffet de alta cocina asiática que os enamorará (y que podéis probar por menos de lo que creéis)

Sabores sorprendentes de la mano de un chef único. Así es Genko, un bufet que no deja a nadie indiferente. ¿Os animáis a descubrirlo?

Time Out en colaboración con Genko
Publicidad

Los buffets. Esos lugares en los que comer sin fin y probar de todo. Un auténtico paraíso para quienes disfrutan de la variedad... en abundancia. Y en el caso de algunos restaurantes, también de la excelencia. Porque en lugares como Genko, la alta cocina es la norma. Cantidad y calidad nunca se llevaron tan bien. 

¿No os suena? Quizá es porque este encantador local, ubicado el número 47 de la calle Velázquez, antes se llamaba Ginza. Pero el espíritu se mantiene intacto: de la mano del prestigioso chef Víctor Camargo, los comensales podrán degustar los platos más suculentos de Asia. ¿Ganas de saber más? ¡Seguid leyendo!

Para gustos, los sabores
Genko (foto: Petru Varga).

Para gustos, los sabores

En Genko hay mucho que saborear, y cualquier opción es sublime. Víctor Camargo ha diseñado con mimo una combinación de sabores en sus espectaculares tablas de degustación u Omakase, especialmente diseñadas para enamorar: un corte de sashimi, tres variedades de uramaki, dos variedades de nigiri y dos variedades de gunkan. Con esta propuesta, Genko lidera la tendencia de las tablas de sushi de calidad top, y con una particularidad que lo hace único: forman parte de un buffet de alta cocina que incluye los más de 30 platos de la carta.

Habéis leído bien: podréis probar todo ello sin límites, servido en mesa y preparado al momento. Y todo ello, a un precio realmente interesante. Según el propio Vïctor Camargo, esta manera de disfrutar de su propuesta gastronómica "permite al comensal atreverse a probar platos exóticos que no pediría por temor a equivocarse, y que así su experiencia sea realmente novedosa y estimulante”. 

Lo mejor de dos mundos
Genko.

Lo mejor de dos mundos

Si hay algo por lo que destaca Víctor Camargo es por su extraordinaria habilidad para fusionar la gastronomía de dos mundos tan diferentes como el oriental y el español. Con esa simbiosis en mente ha creado platos que ya se han convertido en icónicos, como el Bao de pulled pork guisado en caldo master stock con espinaca fresca, salsa de cítricos y cebolla crujiente, el Jiaozi de langostinos guisados en salsa chilli crab al jerez con emulsión de chipotle, la Gyoza frita de sobrasada y queso manchego sobre gazpacho frío de uva y lemongrass o el Pad thai de pollo y langostinos con vegetales de temporada, fideos frescos de arroz y cacahuetes garrapiñados.

Las sensaciones son difíciles de describir, pero hay quien ya ha calificado los sabores creados de la cocina de Camargo como "umami ibérico". Y no se nos ocurre mejor definición de su rompedora propuesta. ¿Lo mejor? Podréis probarlo por 33,50 euros por comensal (bebidas y postres no incluidos), o asomaros a algunas de sus opciones en su menú del día por 16,50 euros.  

El espíritu de oriente
Genko.

El espíritu de oriente

Entrar en Genko es más que un gran plan para cualquier día de la semana: una auténtica experiencia que te transportará directamente a Asia... en pleno corazón del exclusivo barrio de Salamanca. 

La exquisita decoración del local está salpicada de elementos tradicionales asiáticos y coronada con un imponente dragón chino de 7 metros que recorre el techo del salón principal de principio a fin. Los que ya han visitado el local lo confirman: Genko es un lugar mágico donde puede ocurrir prácticamente cualquier cosa en lo gastronómico: comenzar la velada con un irresistible cóctel y terminar con un huevo de dragón.

Porque aquí, todo supura lo que los impulsores de este inimitable restaurante han bautizado como Asian Vibes. Hay que vivirlo... y disfrutarlo.  

Recomendado
    También te gustará
    También te gustará
    Publicidad