Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

Leinerhaus

  • Restaurantes
  • 3 de 5 estrellas
  1. Leinerhaus
    Leinerhaus
  2. Leinerhaus
    Leinerhaus
  3. Leinerhaus
    Leinerhaus
  4. Leinerhaus
    Leinerhaus
Publicidad

Time Out dice

3 de 5 estrellas

Alemania en el Madrid que acaba en ceta. En 2013, Mario Lasheras Meierlohr sangre baturra y germana abrió el bar Leiner en la calle Conde Duque y pronto se convirtió en parada de cerveceros y salchicheros castizos. De los que se acodan frente a aperitivos de barra, en este caso regionales: ensaladilla alemana, pintxopuerro, zanahorias encurtidas, patatas con salsa… Hasta se gastaba, y sigue haciéndolo, un Leinermut, vermut aliñado con salmuera y “​​algún brochetazo más”.   

El mítico y diminuto Leiner no fue sino tributo de un Leiner original, restaurante y hotel de la fábrica de cerveza homónima, que regentaron sus abuelos en los años setenta y ochenta en la Franconia Alta. El bar de Mario en Conde Duque ya es historia pero desde junio de 2021 el legado continúa en un local más generoso como Leinerhaus. Y como esto va de caminos entrecruzados, lo hace en el antiguo Casa Perico de la calle Ballesta. Más curiosidades: Mario también es cronista de tabernas olvidadas, cosas de la vida.

Versado en el recetario tradicional alemán, el patrón de Leinerhaus lo acerca al pueblo llano sin más lujos que el de todo mesón auténtico. Mucha cerveza (de trigo fresco, sin filtrar, a la piedra, ahumada…), chispazos de vermut (el mencionado de la casa, una versión de Negroni y un Biermutten con crema Mahou) y codillo asado con pastel de pan y chucrut como plato fuerte (para dos personas). Pero es obligatorio probar sus salchichas (de Nürnberg con chucrut, frita con salsa de tomate al curry, y blanca con mostaza dulce y bretzel, por 7,50 euros, o las caseras por 8 euros): que se me perdone la tontería, ¡están bávaras!

Para hacerse un completo (a mediodía y por 12,50 euros), esa mezcla de menú del día y degustación que de primero ofrece las ensaladillas (de arenque, de pastel de carne, cremas de queso, la de huevo con alcaparras y mostaza…), y de segundo las salchichas, el perrito o los guisos (goulash, cerdo asado con manzana, lentejas al estilo alemán con receta de su abuela…). Así es una casa de comidas con acento de aquí y de allí.

por Miguel Ángel Palomo

Detalles

Dirección
Ballesta, 18
Madrid
28004
Transporte
Callao (M: L3 y L5)
Publicidad
También te gustará