Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Desencaja

Restaurantes y bares de Chamberí con reserva online

Hacemos una selección de restaurantes y bares en Chamberí en los que puedes reservar en un solo clic

Escrito por
Eva Gómez
Publicidad

Chamberí es una de las zonas de Madrid más chulas para ir a cenar cualquier día de la semana, en pareja o con amigos, y acabar tomando una copa en alguno de sus numeros bares o pubs. Si buscas una zona con ambiente, Chamberí es una apuesta casi segura, por eso es mejor llevar la reserva hecha desde casa. Estos son algunos de los sitios de la zona en los que puedes reservar online. 

Abolea
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • Chamberí
  • precio 2 de 4
La tendencia de lo saludable ha llegado para quedarse y son muchos los espacios gastronómicos que han nacido con este concepto como bandera, como es el caso de Abolea. Colorido, coqueto y abierto, este restaurante es una muestra de cómo es posible darse un homenaje equilibradamente nutricional y que el paladar disfrute a lo grande.Su oferta de comidas y cenas está protagonizada por una selección de bols, a base de proteínas, verduras, cereales, legumbres, salsas, semillas y frutos secos; una combinación de todos los elementos que debe llevar una comida sana y equilibrada. Los ingredientes van cambiando con la estacionalidad del producto, los aliños son caseros y están deliciosos. ¿Por ejemplo? De lentejas caviar, huevo a baja temperatura, zanahorias y cebolla roja asadas, uvas, tomates cherry, queso feta, almendra laminada y lima-limón. Pero además, su carta recorre otras propuestas, pensadas tanto para compartir como para plato principal, como el bagel con bacon y huevo o los falafels ‘homemade’ con alioli suave vegano, chips de kale y cherry.No pierdas de vista Abolea si eres de los que siempre anda en busca de buenos desayunos, pues su carta ‘all day breakfast’ te dejará enamorado. Tostadas especiales, como la de crema de cacao, plátano, coco y granola, bols de cereales y fruta, batidos, estupendo café… y un brunch de martes a domingo completo y estupendo de precio. Su filosofía no solo es saludable, sino también local y de temporada.
Elektra
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Chamberí
  • precio 2 de 4
"No hay mejor forma de vivir, que rodearte de aquello que te hace feliz". Con una filosofía así, no podemos tener más ganas de repetir y repetir en Elektra. Nos encontramos ante un espacio que se ha dedicado al bienestar, a los placeres de la vida sencilla y a que te sientas como en casa. Y lo consiguen. Si en un principio su vocación iba a ser vegetariana y vegana, pronto supieron combinarlo con otras propuestas para todos los públicos. Eso sí, en clave saludable. Podríamos decir que Elektra es un restaurante omnívoro.  Si bien un 60% de los platos de su carta no incluye proteínas de origen animal, para el tanto por cien restante cuentan con los mejores productos que encuentran (pescado salvaje, carne con DO) para asegurarse que el resultado va a ser beneficioso desde el origen. En una carta gastronómicamente muy potente, exploran platos 'verdes', algunos con influencias italianas y orientales, además de pescado fresco y carnes. Si tuviéramos que elegir nuestros platos favoritos, esos serían los nem-cuon de vieira y gamba con una cama de guacamole y chutney de naranja, el bacalao salvaje de Alaska, el sashimi de salmón salvaje y una memorable lasagna bolognesa de buey de la Finca de Jiménez Barbero con sobrasada y queso pecorino gratinado. De 10. Mención aparte merece el pastelero, que cada día prepara tartas caseras para el deleite de sus clientes: tangerine pie, tarta de Santiago y té matcha, brownie vegano de plátano... ¿Te apetece acompañar la comida con un cóctel? En la
Publicidad
Narciso
  • Restaurantes
  • Francesa
  • Almagro
  • precio 3 de 4
Con una elegancia de otra época –la de tiempos aristocráticos en ciudades como París o Viena- ha abierto sus puertas esta brasserie comandada por el chef Mario Valles (Hortensio). Y ese clasicismo, esa presencia distinguida también llega al plato: ensalada de lentejas de Puy, confit de pato y orejones, carbonara de calamares, lenguado Meniere, milhojas de crema… Pero también juegan en el presente. Por eso, a las habituales comidas y cenas, han sumado los desayunos (de pan au chocolat a porras y churros) y una carta breve para picar entre horas. Todo, claro, en un horario ininterrumpido donde cabe un café de tarde o un cóctel aburguesado en la barra después del trabajo. Un espacio con el encanto de un reloj de pared sin agujas. Disfruten esa pausa. Sobran los motivos en esta casa.
Soy Kitchen
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Asiática
  • Chamberí
  • precio 3 de 4
Julio (Yong Ping Zhang) cabalga de nuevo. Pero lo suyo está en las antípodas de ser un western desértico en blanco y negro. Lo suyo es CinemaScope y colores vivos. Como el Guadiana, Soy Kitchen acaba de reaparecer en nuevas coordenadas. Le perdimos la pista en la plaza de los Mostenses (para sobrellevar el impass nos dejó Lamian, ramen y otros bocados espléndidos pero un proyecto menor) y ahora surge, como casi todo últimamente, en Chamberí. Durante el paréntesis, la ola de la cocina fusión se ha extendido por toda la ciudad como un virus de peli hollywoodiense pero semejante tsunami no se lo iba a tragar a él, uno de sus más personales y genuinos exponentes en Madrid. Reconociendo siempre el trabajo de sus padres culinarios (sí, David Muñoz, entre ellos), ha vuelto para imponer su ley, que no es otra que el riesgo, una buena técnica y su indomable pero bien trabajada creatividad. En cada servicio manda el mercado, su efervescente cabeza y su intención de llegar a resultados sobresalientes para el comensal sea con tres o trece ingredientes en cada plato.  Para llevar su propuesta a otro nivel también la calabaza tenía que convertirse en una lustrosa carroza. Ha cambiado un local modesto y un minúsculo espacio para oficiar el rito por una amplia cocina abierta y a la vista y un restaurante –sin manteles, claro; hay que dejarse de historias y mancharse las manos- con un sencillo que no simple interiorismo (lograda distribución de espacios, iluminación, gama cromática) capaz de
Publicidad
Tripea
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Fusión
  • Vallehermoso
  • precio 2 de 4
Una mesa larga en mitad del mercado de Vallehermoso. Se congregan alrededor de 16 comensales. Todas las alegrías de comer en barra (ves el trabajo en cocina o lo que sacan al de al lado y crece el entusiasmo glotón, se despiertan las glándulas salivales) pero con la comodidad de una mesa –alta, eh- (hay un espacio de cortesía entre los comensales). Roberto y su minúsculo equipo trabajan rápido pero aquí no hay prisa; los platos se suceden a un ritmo bien coordinado. Flashback ágil para contextualizar (tampoco vamos a irnos hasta sus stages en importantes restaurantes limeños). Roberto Martínez estuvo en el ‘dreamteam’ de Nakeima y en Nikkei 225 y Kena. Es obvio pero por si acaso… no esperen ni lo uno ni lo otro. Como aquéllos, el joven chef madrileño abraza lo que conoce bien, esa fusión asiático-peruana, y la hace suyo a partir de una materia prima que tiene muy a mano. Es un tipo con criterio, hábil, brioso, valiente. En este proyecto –100% personal aunque detrás estén los inversores del Grupo Tiradito- se atreve con todo. Acertará más o menos pero siempre encuentras un sello propio. No replica platos. Crea. Y, abrimos paréntesis, eso vale también para su pequeña bodega. Atípica, particular, curiosa. Ofrecen OTROS vinos y se agradece andar por caminos no trillados. No hay otra manera de encontrar la sorpresa, de que a la vez ésta te pertenezca un poco más. Volvamos al presente. Roberto prepara un menú (casi) a diario. Cabe el riesgo y la diversión. No hay prejuicios. Se ma
La Gabinoteca
  • 3 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Española
  • Chamberí
  • precio 2 de 4
Hasta chefs con estrellas Michelin paran por este local de tapeo lúdico pero con sentido y producto. Un sitio que no defrauda, un éxito ya consolidado (de hecho, la propuesta ha salido fuera de nuestras fronteras, han abierto sucursal en Atenas) y apadrinado por la solvencia del chef Nino Redruello (La Ancha y Las tortillas de Gabino). Dosis de creatividad dentro y fuera del plato para ambiente distendido –idóneo para compartir con amigos-. Un lugar que se convierte fácilmente, parafraseando al cantautor Antonio Vega, en el sitio de tu recreo.   
Publicidad
El Ingrediente
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Española
  • Chamberí
  • precio 2 de 4
Ya no en cada barrio, que quizás lo haya, sino en el radio de acción de cada parada de metro. Ahí, en ese puñado de manzanas tendría que haber un restaurantito como el que hoy traemos aquí. Uno sin apenas presupuesto para el interiorismo (es cada vez más difícil cruzarse con una decoración humilde ante tanto interiorismo deslumbrante, “instagramero”; a veces se justifica y/o se apoya en una cocina de nivel y a veces es pura fachada) pero con una más que suculenta propuesta donde toca: el plato. No es el sitio guay para tener una segunda cita pero a todo el que le guste un buen guiso, cualquier guiso que rime con hogar, aquí disfrutará de lo lindo. Nos sentamos en barra y nos entregamos a los últimos coletazos de la carta invernal. Ojo, que parece que ya ha empezado a correrse la voz entre los vecinos (y foodies), porque los fines de semana conviene reservar. Tras la barra, una pared de pizarra con un inesperado y atractivo anuncio (hay desayunos; sumad otra razón para acercarse) y las credenciales de su bodega. Breve pero no canónica. Etiquetas convincentes, algún jerez, varios vermuts y una selección de cervezas La Virgen. Acorde al espacio. Suficiente para la carta y el ambiente popular, desenfadado y sin grandes pretensiones que gastan. Están lejos de la onda expansiva del bombazo gastro conocido como Ponzaning pero la fiebre hostelera de Chamberí sigue sumando nuevos y atractivos locales unas escasas coordenadas más al norte. Este es un proyecto pequeño (igual que las dim
El Jardín de Orfila por Mario Sandoval  -  Hotel Orfila
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Española
  • Chamberí
  • precio 4 de 4
Hotel de lujo + chef de estrella Michelin = acierto seguro. El Jardín de Orfila triunfa. Desde que Mario Sandoval asumiera la dirección gastronómica del Relais & Châteaux Orfila y pusiera todo su know how a funcionar al servicio del deleite de los clientes y gastrónomos, este oasis en pleno centro de Madrid se ha convertido en un destino imprescindible de todo foodie que se precie. Recordemos, Mario Sandoval es el chef y genio tras los fogones de Coque, que ahora tenemos la suerte de tener en Madrid. Pues bien, esta alianza entre dos grandes ha dado lugar a una propuesta atractiva para madrileños y turistas. La experiencia allí es redonda. Cuando llegas al Orfila, te dan paso a su bar para tomar un cóctel de bienvenida, acompañado de un pequeño aperitivo, ideal para despertar el apetito. De allí, pasarás a la sala. Clásica sí, pero también elegante a rabiar con mantelería de hilo fino, bajo platos de plata y atención exquisita. En la mesa, la oferta pasa por pedir a la carta o decantarse por un menú preestablecido, ya sea el degustación o el gastronómico, más amplio en pases de platos. Sandoval ha creado una oferta seductora en base a las mejores materias primas, recuperando sabores tradicionales, pero también incorporando parte de las técnicas actuales. Emulsión de gachas con ibéricos y caviar Osetra, milhojas de foie y queso con compota de manzana o principales como la lubina salvaje al horno con pimientos de cristal confitado, tomate rosa y chips de ajo y la suprema de pi
Publicidad
Batavia Healthy Food
  • 4 de 5 estrellas
  • Restaurantes
  • Mediterránea
  • Chamberí
  • precio 2 de 4
“Comida saludable con toque mediterráneo. Salvo el vino, los refrescos y el pan, que es del obrador San Francisco, cada ingrediente –desde las salsas al ahumado del salmón– se procesa en nuestra cocina. La máxima es que todo el mundo disfrute ya sean unos oficinistas de menú o tu amig@ vegan@”, señala Carla, directora de operaciones de esta marca con nombre de lechuga. Al expositor de tres metros, sumadle un nutrido calendario de talleres, el bol de la semana, exitosos hummus, innumerables cremas y bebidas propias como el adictivo té negro con melocotón y romero, que podéis rellenar cuantas veces queráis.
El Imperio
  • 4 de 5 estrellas
  • Bares y pubs
  • Chamberí
  • precio 2 de 4
Esta humilde casa, regentada por los hermanos Blanco y vestida de bareto de toda la vida, empezó trayendo setas de León, su provincia natal, para deleitar a sus amigos y es desde hace varios años otra de las coordenadas de referencia para los amantes de la micología. Más allá de su incómoda luz y sus paredes alicatadas se abre un exuberante reino, pleno de variedades (tratadas de forma sencilla) y guisos que las incluyen. El momento es ahora pero tienen setas todo el año. Imprescindible. Manejan igualmente bien otros productos de temporada.
Recomendado
    También te gustará
      Publicidad