Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Christina Rosenvinge
©Alfredo Arias HorasChristina Rosenvinge

Christina Rosenvinge: "Cuando hablaba de feminismo en los 90 me miraban como si estuviera loca"

La cantante y actriz se pone en la piel de la poeta griega Safo en un espectáculo coral que enlaza el mundo clásico con el contemporáneo

María José Gómez
Escrito por
María José Gómez
Publicidad

Más de 30 años de trayectoria artística han llevado a Christina Rosenvinge por muchos derroteros, pero es la primera vez que sube a un escenario para protagonizar una obra de teatro. En 'Safo' encarna a la poeta griega que desde el siglo VII a.C. sigue deslumbrando con sus composiciones sobre amor y sensualidad. Es un espectáculo coral y de elenco 100% femenino en el que comparte la dirección con María Folguera y Marta Pazos. Además de interpretar a Safo, Rosenvinge compuso la música de la obra, que se toca en directo y que formará parte de un disco que empezará a grabar en cuanto acabe las representaciones en Teatros del Canal.

El interés por el mundo clásico te viene de hace tiempo...
Cuando he ido de gira con el libro ['Debut'], lo que hacía era un recital, mitad lectura y mitad canciones intercaladas, y una parte importante es en la que se habla de los clásicos, las canciones que tengo adaptadas, como 'Canción de Eco', que es el mito de Narciso, y también pasajes de la Biblia, como 'Eva enamorada' y 'Desierto', sobre la mujer de Lot. Alguien de Focus lo vio y me hicieron esta propuesta. Querían llevar a Mérida un poema visual sobre Safo y me encargaron el proyecto. 

¿Cómo ha sido trabajar en equipo?
De la pandemia salí con muy pocas ganas de trabajar sola y presentarlo sola. Mi primera pregunta fue: ¿Qué presupuesto tenéis y a cuánta gente podemos contratar? Porque mi idea era que hubiera músicas, bailarinas, actrices... y que fuera una cosa coral que también tuviera un contenido ideológico: estamos reivindicando la obra de una mujer que es fundadora de un cánon poético que nos ha llegado hasta hoy. La premisa era que todas las que estamos en el escenario sea un elenco de talentos. Yo soy un elemento: fui el primero y abrió la puerta a las demás.

De la pandemia salí con muy pocas ganas de trabajar sola 

¿Qué es lo que más te atrae de Safo?
Solo los escritores más relevantes han dado lugar a adjetivos. Y en cambio de Safo tenemos "sáfico" y "lésbico". Su influencia y trascendencia han sido enormes, pero de su obra se desconoce casi todo. Nos llega un poema completo, y el resto son fragmentos. Sabemos que su cara estaba impresa en las monedas, pero siglos después solo podemos imaginar cómo fue su obra y que sería tan importante como la de Ovidio u Homero. Se da la paradoja que su forma fragmentaria también conecta con las vanguardias y la contemporaneidad del siglo XX y se convierte en una influencia. Poetas como Ezra Pound escriben como ella, de forma fragmentaria. Así que por accidente, también, tenemos que reinterpretarla y eso es muy tentador y divertido, rellenar los huecos. O coger su ausencia como elemento principal a la hora de ponerla en escena. Por lo que en vez de ser una carencia se convierte en una potencia. 

El espectáculo reivindica a Safo, que vivió hace más de 2.500 años atrás, como un autora radicalmente actual.
Lo que ella inventa es la poesía lírica amorosa en contraposición a la poesía épica, que habla de la guerra. Y en estos tiempos resulta otra vez muy pertinente hablar de ella. Toda su obra es un culto a Afrodita: no es un culto al matrimonio, sino al erotismo.

Safo se podría parecer a Rosalía, por su forma de interpretar sus versos

Era una celebrity de su tiempo. ¿Qué diva actual se podría parecer más a Safo?
Yo he hecho este paralelismo. Por un lado, se puede pensar en Rosalía, por su forma de interpretar sus versos: hay danza y hay música y es coral; pero también hay algo de Bob Dylan, ya que ella es fundadora de una estirpe de cantautores que nos llega hasta ahora. La gente escucha sus canciones y le parecen tan bellas que se las quieren aprender para cantarlas. Aprenden a tocar y cantar con las canciones que ella compone. Hay testimonios de la Antigüedad que lo confirman: un rey no quería morir sin antes haber aprendido a tocar una canción de Safo.

Safo pudo componer con una libertad que en siglos posteriores se encargaron de destruir. ¿Cómo has vivido la evoluciónde la mujer artista en la escena musical?
La mayor diferencia de cuando empecé a ahora es que durante muchos años me sentía muy sola, en el sentido de que no solo no tenía referentes, sino que no tenía tampoco muchas camaradas con las que relacionarme e intercambiar experiencias. Estaba realmente muy sola en un mundo de hombres. Ciertos temas y ciertas cuestiones no las podía discutir ni tratar con nadie. No quiero decir que los hombres no hayan sido cómplices, sobre todo los hombres de mi banda, que han sido una parte muy importante de lo que yo hacía a la hora de apuntalarme y han sido generosos, pero a la hora de tratar del sexismo que había afuera entonces era una negación constante de que aquello existía. Cuando yo hablaba de feminismo en los años 90 me miraban como si estuviera loca. Porque yo nunca he dejado de hablar de feminismo, en las canciones y en todas partes. Sin embargo, era algo que se consideraba superado, fíjate... Y mi frase era: si esto es así, ¿por qué estoy solo yo aquí, y no hay nadie más? 

Este ha sido tu debut teatral. ¿Te ves haciendo otras incursiones? 
Me interesa muchísimo borrar las líneas que dividen las disciplinas y mezclarlas. En ese sentido sí que veo muy posible seguir por ese camino. Es algo que me viene ocurriendo ya. He colaborado con artistas como Sophie Calle; en la película ['Karen'] he actuado y he hecho la música; aquí he compuesto la música e interpreto a Safo, pero Safo en la obra es también un poco espectadora de lo que está ocurriedo en el escenario. Así que sí, me apetece mucho. 

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad