Cronología de las Bestias

Teatro
Cronología de las Bestias

Autor y Director: Lautaro Perotti. Intérpretes: Carmen Machi, Pilar Castro, Santi Marín, Patrick Criado y Jorge Kent

A la salida de 'Cronología de las bestias' estuve espiando impresiones... y eran de lo más dispares. Y es que en esta función el argumento, el tono y la dramaturgia están ligeramente desencajados entre sí. No es de extrañar que la recepción diste de ser unánime. 

De entrada, la escenografía, típica de teatro público (corpórea y de costoso traslado en gira), está articulada en dos alturas, simulando interiores y exteriores, y con un juego de puertas más propio de un vodevil que de un drama. Es tan evidente que no puede ser resultado de la casualidad. Como decíamos, esto colide con el aparente argumento de la obra, el retorno a casa de un hijo que desapareció misteriosamente hace 11 años, ya convertido en adulto. La fábula invita a explorar la relación afectiva entre dos desconocidos, la estética del escenario también: la dinámica que propone el espacio, no. 

Ocurre algo parecido entre el tono y el giro de guion, que no desvelaré aquí. El 'twist at the end' nos permite comprender por qué ha sido tan superficial la primera parte y nos deja con ganas de explorar el lado oscuro de esta familia. Tampoco ocurre. El tono de la obra, la interpretación, el estilo de dirección nos está prometiendo permanentemente una indagación psicológica compleja que no llega a suceder.

Especial mención merece el elenco, de ejecución eficaz, que posiblemente vaya cogiendo brillo a medida que pasen las funciones y al que resulta una delicia escuchar y ver; esa apuesta feroz por las transiciones abruptas, de gran valentía; y la estupenda articulación de los saltos temporales, siempre claros, construidos con mucha hermosura. El desajuste que hemos intentado argumentar es de concepto, así que esta apuesta son lentejas: vayan a verla, garantizada a la salida una noche animada con sus acompañantes.

Por Pilar G. Almansa

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening