Time Out en tu buzón de entrada

Buscar

Las bicicletas son para el verano

  • Teatro
  • 3 de 5 estrellas
Publicidad

Time Out dice

3 de 5 estrellas

Con tres semanas en Madrid, este montaje de 'Las bicicletas son para el verano' cierra la gira que inició hace justo un año también en el Fernán Gómez, con motivo del 40ª aniversario del espacio. Un homenaje merecido al maestro, que se salda con mucha dignidad y momentos emocionantes, a pesar de que el tiempo no ha pasado en balde para el texto. 

Porque cuando Fernán Gómez estrenó 'Las bicicletas...' en 1982, había hambre de narrativa sobre la Guerra Civil. Guerra Civil, digámoslo otra vez, porque de eso va 'Las bicicletas...' y de ninguna otra cosa: las vidas de los protagonistas están al servicio de la ilustración de la miseria, el hambre y la política a pie de calle. Como historia, rebosa fuerza y humanidad. No obstante, casi cuatro décadas después de su estreno, es víctima del género que contribuyó a crear: como texto, es esclavo de la época que pretende retratar y no permite grandes apuestas estéticas ni intervenciones dramatúrgicas sorprendentes. La intriga narrativa casi no existe. Solo se puede confiar en una impecable ejecución y en que el público sabe lo que va a ver.

En ese sentido, el montaje es correcto y va a buen ritmo, aunque algunas decisiones sean cuestionables, como la de ubicar al fondo del espacio escénico unos bultos cubiertos con sábanas que jamás se utilizan, ni física ni metafóricamente, o la de dividir de manera tan tajante los espacios de acción, una elección que no contribuye al dinamismo visual. La iluminación es funcional, algo plana, solo se explaya expresivamente en algunos instantes, dejando pasar oportunidades de crear atmósferas, mientras que a nivel sonoro se trabaja desde la prudencia, con un resultado integrado y eficaz, algo muy difícil de conseguir. 

En cuanto al reparto, si bien el trabajo es adecuado, se notan en ocasiones problemas de tono: la comicidad de Patxi Freytez (quien logra una impresión orgánica del maestro) impregna momentos en los que debería desaparecer, como la escena de las lentejas o el propio final, cosa que resta profundidad a lo que se cuenta. Mención especial merece Agustín Otón, un actor del que se destila una excelente formación en teatro físico, consciente de su presencia y que regula su interpretación trabajando para el elenco.

'Las bicicletas...' son un plan 'vintage' en cuanto a tono: eso sí, quien no conozca el texto tiene una excelente oportunidad de acercarse a un clásico contemporáneo e imprescindible.

Autor: Fernando Fernán Gómez. Director: César Oliva. Intérpretes: Rocío Múñoz Cobo, Patxi Freytez, Diana Peñalver, Víctor Sevilla, Teresa Ases, Agustín Otón, María Beresaluze, Adrián Labrador, Ana Caso, Lola Escribano

Escrito por
Pilar G. Almansa

Detalles

Dirección
Precio
14-19€
Publicidad
También te gustará