Lulú

Teatro
3 de 5 estrellas
Lulú

Autor: Paco Bezerra. Director: Luis Luque. Intérpretes: María Adánez, Armando del Río, David Castillo, Chema León y César Mateo.

Vivimos en una época de deconstrucción, en la que el feminismo intenta encontrar maneras de hacer llegar su mensaje. 'Lulú' lo hace a través de una fábula sencilla, construida con mimbres directos, carente de ambigüedad. Aparentemente, su objetivo no es otro que desmontar la idea de que, parafraseando a 'El Ministerio del Tiempo', la historia es la que es: lo consigue, pero la carencia de niveles de lectura le resta brillo a un espectáculo, por lo demás, correcto.

Y es que el exceso de pedagogía no le sienta bien al teatro. Cuesta que los actores reluzcan en un entramado que no permite la profundidad psicológica; la parte predecible del argumento, perfectamente legítima, dura un poco más de lo que se puede sostener sin que pensemos que nos encontramos ante otra obra más sobre la maldad femenina; y lo ostensible de la ideología patriarcal, sobre todo al final de la primera parte, anticipa que pronto vendrá una segunda a desmontarla. El momento más desconcertante y, por tanto, más interesante, es esa lectura de la Biblia que con finísimo sentido del humor realiza Chema León. 

La estética está resuelta desde cierto estatismo, y si bien no sorprende, es eficaz, excepto en el momento de depravación sexual, en el que el único elemento escenográfico estropea la composición de la imagen. El resto, a base de haces de luz evidenciados por el humo, genera una atmósfera sombría, acorde con la oscuridad de la historia. 

Con todo, hay que dar un gran aplauso a esta producción, que arriesga para difundir una idea que no por obvia deja de ser necesaria: las mujeres tienen que dar su versión de la historia. Ahora solo hace falta que lo hagan de verdad, y que esos mismos recursos (u otros) vayan al desarrollo de historias dirigidas, escritas y protagonizadas por mujeres.

Por Pilar G. Almansa

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening