Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Descubre La Hiruela en un día

Descubre La Hiruela en un día

¿Tienes ganas de hacer una escapada sorprendente y no sabes a dónde? Si es así, te proponemos un destino inusual y cercano, perfecto para una excursión en coche

Por Time Out en colaboración con Bluemove |
Advertising

Si tienes un día libre y quieres hacer una escapada por los alrededores de Madrid, una de las excursiones más interesantes que te puedes plantear es a La Hiruela. Este pueblo pequeño –el cuarto menos poblado de toda la Comunidad–, que está tocando con la linde de Guadalajara y muy cerca de Segovia, es ideal para hacer un poco de turismo rural, por senderos y los caminos.

Aunque es un lugar repleto de atractivos, no es demasiado conocido y por eso el acceso no resulta fácil: para llegar, necesitas ir en coche privado. Aunque si no lo tienes, no hay de qué preocuparse, porque con Bluemove y su servicio de ‘carsharing’ –coche compartido de alquiler–, podrás llegar a donde quieras. Al fin y al cabo, entre Madrid y La Hiruela sólo hay apenas 100 kilómetros.

©Shutterstock

El destino

La Hiruela pertenece a esas extensas regiones rurales inmersas en plena naturaleza y está rodeada de caminos, vegetación y piedra antigua prácticamente abandonada. Ubicada en la Sierra del Rincón, es una reserva protegida caracterizada por la amplia variedad de especies vegetales y animales, y bañada por el curso alto del río Jarama. Es, por tanto, un lugar deseable para aficionados al senderismo, la micología, los pícnics y la observación de accidentes geográficos como cañadas, lomas y dehesas.

©Shutterstock

Qué visitar

Aunque viven tan solo unos 50 habitantes durante todo el año, en La Hiruela hay mucho que descubrir. En el pueblo se encuentra un pequeño museo etnológico que muestra la evolución de la forma de vida en en los alrededores desde hace siglos, y que es un buen documento para comprender la transformación de las costumbres. Y, además, hay un montón de sendas con casas antiguas, construcciones de otra época y, por supuesto, vistas que cortan el aliento, como la de los molinos, la senda de la Fuente Lugar, la que lleva a la antigua era…

Advertising
©Casa Aldaba

Dónde comer

Si después de recorrer enclaves y senderos os entra el hambre, no penséis en marchar, porque en el pueblo encontraréis dos lugares fundamentales para comer: la Casa Aldaba y el bar restaurante La Hiruela. Los dos son lugares ideales para reponer fuerzas y saborear los productos de la tierra y manjares consistentes. Casa Aldaba está localizado en una vieja casa de piedra, tiene un comedor con siete mesas y está especializado en caza, aves, productos de temporada y setas. La Hiruela es un lugar más indicado para familias con niños y viajeros con prisas, ya que está especializado en pizzas, bocadillos y paellas, además de tener un servicio de comida para llevar.

Cómo llegar

A La Hiruela no llegan ni el tren ni los autobuses de línea. Sólo se puede entrar andando o en coche, y ya sabemos que tener vehículo privado en ciudad es un problema para mucha gente. Por suerte, existen app’s como la de Bluemove que te lo ponen fácil: desde 2 euros la hora o 25 euros al día, podrás escoger entre diferentes modelos de coches, diferentes puntos de recogida –siempre habrá uno cerca de tu casa– y reservarlo para cuando te vaya bien. Además, puedes hacerlo para tramos de tiempo cortos: dos, tres o cuatro horas, por ejemplo. O para escaparte todo un día. Y así podrás llegar a donde tú quieras.

Advertising