0 Me encanta
Guárdalo

Al fondo a la derecha

No nos hace falta una excusa fisiológica para visitar los lavabos más originales de Madrid

Todos hemos experimentado esta sensación: "¿Y ahora tengo que hacer mis necesidades aquí?" Quizá, como Mark Renton en 'Trainspotting', no hemos tenido que enfrentarnos al peor lavabo de Escocia, pero nuestra ciudad tiene algunos de los váteres más frikis que jamás hayan visto nuestras nalgas. Para lo bueno y lo malo: hay wc's excelsos, de diseño nórdico. Otros son pequeñas obras de arte. Otros, sencillamente reflejan el carácter del bar en cuestión.

Porque ya sabéis que detrás de un gran bar siempre suele haber un gran lavabo, os dejamos cinco claros ejemplos de que el baño es el espejo del alma de un local. ¡Pero eso no es todo! Si os habéis encontrado con algún WC raro o diferente, enviadnos una foto a redaccion@timeout.es o colgadla en los comentarios de este reportaje y montaremos la galería más original que hayáis visto.

Con perspectiva

Con perspectiva

Los 'voyeurs' encontrarán en este restaurante un WC a su medida. Aunque a primera vista parece un retrete normal, tras cerrar la puerta y encontrar la postura perfecta… ¡sorpresa! En el techo puedes ver reflejadas aquellas partes que nunca imaginaste ver desde esa perspectiva. Es probable que sus espejos pasen desapercibidos para muchos, ¡pero no para nosotros! No olvidéis lavaros las manos al terminar en su lavabo-abrevadero.


¿Dónde?:
Casa Mono

Todo para ti

Todo para ti

Cuando las cervezas artesanas de este bar alcancen el límite de tu vejiga, sabrás lo que es tener un baño-almacén todo para ti. Una gran puerta corredera de madera da paso a un amplio espacio con lavabo y retrete incluido y con baldosas cada una de su padre y de su madre, acorde con el estilo industrial que predomina en todo el local. Detalles que marcan la diferencia: ese gato negro que juega con su ovillo junto al papel higiénico.

¿Dónde?: Pajaritos Mojados

Del siglo XIX

Del siglo XIX

Rehabilitar una de las farmacias más emblemáticas de Malasaña, fundada en 1892, y convertirla en un encantador café sin perder un ápice de su encanto nos parece una genialidad. Y ese aire vintage que solo desprenden los lugares de siglos pasados se aprecia también en el lavabo. Pequeño, de un blanco inmaculado y con piezas originales de la antigua botica, como la báscula de peso. Très chic!

¿Dónde?: Juanse Kafé

Sobre ruedas

Sobre ruedas

Éste es sin duda uno de los WC más molones que nos hemos encontrado. Las paredes llenas de graffitis de todo tipo envuelven un rincón malasañero a más no poder. Aquí no hay retrete de hombres y mujeres, aquí los ‘chulos’ y las ‘chulas’ buscan su intimidad tras dos grandes puertas llenas de garabatos. Y como las dos ruedas son una de las señas de identidad del barrio, ¿qué mejor soporte para el lavabo que una bici casi entera?

¿Dónde?: Gorila

Let's rock!

Let's rock!

Cuando uno se imagina los lavabos del CBGB neoyorquino quizá le vengan a la mente los de este garito de rock. Las pegatinas de los grupos que han pasado por el escenario de esta mítica sala madrileña cubren por completo las puertas y los portarrollos de papel higiénico, mientras que las paredes están llenas de mensajes (tanto de amor como de odio) grabados con las llaves de casa y rotuladores sacados a saber de dónde. 

¿Dónde?: Gruta 77

Críticas y valoraciones

0 comments