0 Me encanta
Guárdalo

Encontrarle el gusto a estar adherida a la pared

Ariadna de Los Punsetes nos explica por qué todo le parece bien cuando se trata del grupo madrileño, que presenta 'LPIV' y celebra su 10º aniversario

©Ricardo Roncero Palomar

Durante el rodaje del videoclip de 'Me gusta que me pegues', primer adelanto de 'LPIV' (2014), el cuarto disco de Los Punsetes, Ariadna, la cantante del quinteto madrileño, se pasó dos horas y media pegada con cinta adhesiva a una pared. "Cuando me lo dijeron, pensé: madre mía", confiesa. Pero dice que no estaba incómoda. "Fue una experiencia incluso agradable, la recomiendo".

¿Es aceptación estoica o tiene algo que ver el entrenamiento al que se somete Ariadna en cada concierto de Los Punsetes, en que no mueve ni una pestaña? "Soy una persona disciplinada –admite–, pero no me cuesta mucho. Creo que es más interesante y mejor para todos que me quede quieta". Su hieratismo desemboca en una de las puestas en escena más efectivas de la escena independiente estatal, y a coste cero. La completa con estilismos de impacto, que nunca repite: "Es una regla que me impuse, hacerme un vestido para cada concierto –ella trabaja en el mundo de la moda; ellos en el de los medios–. Me parece una aportación interesante y me gusta hacerlo".

La tortura de la cinta adhesiva se la infligió el equipo de Canadá, la productora barcelonesa responsable del video –y los de 'Alférez provisional' y 'Tus amigos', de sus trabajos anteriores–, y que con 'LPIV' ha convertido también en su sello discográfico. "Tienen muchísimas ideas y mucha ilusión. Es lo que nos han transmitido desde el principio, que les gusta mucho el grupo". También es el entusiasmo lo que destaca Ariadna de la implicación de Pablo Díaz-Reixa (El Guincho), como productor del álbum ("Se le veía tan entusiasmado, que para nosotros era una satisfacción enseñarle las canciones"). Díaz-Reixa repite después de producirles 'Una montaña es una montaña' (2012), y a él le deben el sonido más directo del disco, con la voz en primer plano, para que podamos entender letras como "Que no pase un día sin que des tú opinión de mierda".

No os dejéis engañar por la agresividad que transmiten sobre muros de guitarras las letras de Los Punsetes, y que Ariadna canta impertérrita: "Me gustan mucho las letras de Manu y Jorge, y es un orgullo cantarlas", afirma, fan confiesa. Tras las ostias, los escupitajos y los animales muertos sobre la almohada, hay un grupo de amigos que se lo pasan de puta madre siendo Los Punsetes. "Ensayamos todos los lunes y martes de 21 a 23 h, y nos gusta mucho lo que hacemos".

La reciente salida del grupo de uno de los cinco miembros originales les ha hecho pena, sí, pero no les ha hecho dudar de si tirar o no adelante. Comenzaron para pasar el rato, sin ambición. "Si a mí hace diez años me dicen que grabaríamos cuatro discos y que tendríamos cierta repercusión, me habría costado creerlo". También le habría costado creerse que se pasaría dos horas y media pegada a una pared.

Críticas y valoraciones

0 comments