Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right El triunfo de ¡Queremos entrar!
Noticias / Música y Noche

El triunfo de ¡Queremos entrar!

Queremos entrar

Quienes digan que las movilizaciones ciudadanas no sirven para nada están muy equivocados. Y la plataforma ¡Queremos entrar! es un buen ejemplo de ello. Este grupo surgió en el Festeen, el festival por y para adolescentes que cada año se celebra en Matadero Madrid. En uno de los muchos debates y charlas que organizan surgió la idea de crear un movimiento que luchara contra el artículo 25 de la LEPAR (Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas).

El título 1 de esa norma dice así: “Queda prohibida la entrada y permanencia de menores de dieciséis años en bares especiales, así como en las salas de fiestas, de baile, discotecas y establecimientos similares con carácter general; y a los menores de dieciocho años, siempre que en ellas se venda o facilite el consumo de bebidas alcohólicas”. Es decir, que los más jóvenes no podrían disfrutar de ningún concierto ni actuación en directo ya que todos se celebran en este tipo de locales.

Fue entonces cuando músicos, promotores, menores, abogados, salas y público se unieron para denunciar una situación injusta a través de las redes sociales y diferentes comunicados de los que se han hecho eco grandes medios de comunicación. Su propuesta es muy sencilla: todo el mundo puede acceder a cualquier concierto, se identificará a los menores de 18 para evitar la venta de alcohol y los menores de 16 deberán ir acompañados de un adulto.

Pues bien, parece que las instituciones por fin les han escuchado y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha asegurado que va a modificar la LEPAR para adoptar la medida propuesta por ¡Queremos entrar! ya que, según sus propias palabras, “se busca proteger al menor respecto al consumo de alcohol pero no impedir que puedan acceder a conciertos y obras de teatro". Aquí podéis leer el comunicado oficial de la plataforma tras conocerse la decisión de Cifuentes. ¡Bravo!

Advertising
Advertising