Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Ethan Hawke: "Mi fantasía era juntar a una pandilla de amigos para hacer una película"

Ethan Hawke: "Mi fantasía era juntar a una pandilla de amigos para hacer una película"

El actor fetiche de Richard Linklater dirige ‘Blaze’, un film sobre un músico casi olvidado del folk texano de los 80

Ethan Hawke
©Alex Bailey
Advertising

Para los nostálgicos, Ethan Hawke siempre será aquel chico americano de la perilla que a mediados de los 90 se encontró a Julie Delpy en un tren transeuropeo con parada en Viena. Aunque de muy joven ya había aparecido en títulos como El club de los poetas muertos, fue Richard Linklater quien lo convirtió en una estrella del cine indie gracias a la trilogía que empezó en 'Antes del amanecer'. Ahora dirige una película, 'Blaze', donde cuenta la historia de Blaze Foley, un músico texano que vivía en una casa en un árbol.

Tengo la sensación de que Blaze Foley es una leyenda del folk muy desconocida. ¿Qué te llevó a desenterrar su historia?
He pasado mi vida rodeado de artistas. Hice mi primera obra de teatro con 12 años, así que he conocido a mucha gente de este mundo y casi nadie llega a consolidar su éxito. A diferencia de la mayoría de biopics, la historia de 'Blaze' no habla del precio de la fama. Yo me pongo a temblar cuando escucho sus últimas cintas, las que grabó poco antes de que lo mataran de un tiro.

¿Por qué? ¿Qué hay en esas cintas?
Estaba arruinado e invirtió hasta el último centavo que tenía en grabar esas canciones, porque quería que existieran en algún lugar, que pertenecieran al mundo aunque fuera de la manera más precaria. Las escuchas y de fondo se oye a la gente jugando al billar, pidiendo cervezas en la barra, charlando.

Ben Dickey, el actor que interpreta a 'Blaze' en la película, también es músico.
Sin él, esta película no existiría. Hace años yo solía ir a Filadelfia solo para verle tocar, porque me parecía un tipo brillante. Tenía una banda que se llamaba The Blood Feathers, puro rock. Cuando conocí a Ben pensé que era un Neil Young de 25 años. Nos hicimos muy amigos y una noche me di cuenta de que su historia se parecía mucho a la de Blaze Foley. De hecho, él fue el primero que me puso las canciones de Blaze. Y en seguida todo cuadró. Una de mis películas favoritas es 'Lady sings the blues', con Diana Ross haciendo de Billie Holiday. Me encanta cuando notas que un actor sabe mucho de lo que te está contando a través de un personaje. 

Tú apareces en la película, de espaldas, haciendo del locutor de radio a quien le cuentan la historia de 'Blaze'. ¿Es así cómo te sientes, como el hombre que escucha?
Exacto. ¿Quién fue Blaze Foley? Eso es lo que me preguntaba cuando empecé a escribir el guion. Yo no conocí a 'Blaze', no fue mi amigo. Pero sí me he ido encontrando con gente que lo recuerda, que lo amaba. Ellos me han ido acercando a él y ha sido muy emocionante.

Richard Linklater también tiene un cameo en 'Blaze', bajo un sombrero texano. ¿Dirías que es una película hecha entre amigos?
Yo soy muy fan de Cassavetes y de los orígenes del cine indie americano. Mi fantasía al hacer 'Blaze' era juntar una especie de pandilla que saliera a rodar por amor. Por eso llamé a Rick Linklater, porque es una parte maravillosa de mi vida. Cuando empecé a imaginarme Blaze, lo primero que hice fue pedirle consejo. “¡Hazlo! ¡Hazlo!”. Eso es lo que me dijo. El tío tiene espíritu.

Has trabajado con Linklater en la trilogía que empezó en 'Antes del amanecer' y en 'Boyhood', todas ellas películas que hablan del tiempo. ¿Qué hay de eso en 'Blaze'?
Cada imagen de cine es una imagen que habla del tiempo. A Rick y a mí esto nos obsesiona desde que hicimos 'Antes del amanecer'. Ya entonces nos planteábamos generar una percepción del tiempo de una historia que resultara real. En 'Blaze' he vuelto a explorar algunas de estas cuestiones, como por ejemplo la manera en la que el pasado y el futuro se tocan.

Por cierto, tú también eres músico. En 'Boyhood' está esa escena bajo el porche en la que cantáis una canción tuya, 'Ryan's song'. Creo que la compusiste para tu mujer.
Así es. En general, cuando hago una película tengo que olvidarme de las canciones. Hay demasiada presión, el calendario es muy apretado. En 'Boyhood', en cambio, tuve tiempo de sobra para componer, porque el rodaje duró doce años. Se me ocurrió que el personaje fuera músico en sus ratos libres y poco a poco fui dándole mis letras. También era un homenaje a mi padre, un músico con talento que a lo largo de los años se vio obligado a renunciar a su sueño, porque era prioritario pagar facturas y dar un futuro a sus hijos.

'Blaze' tiene lugar en Texas en los años 80, que es el paisaje de tu niñez.
Esto fue lo más divertido. Yo nací en Austin y me crié en este ambiente. Mi primer concierto fue el Willie Nelson's Forth of July Picnic de 1976 y como mi madre era camarera pasé muchas tardes en los bares haciendo los deberes rodeado de señores con botas y escuchando esa música. En el rodaje de 'Blaze', cuando miraba a través de la cámara tenía la sensación de que se había abierto un agujero en el tiempo, hacia mi infancia.

More to explore

Advertising