0 Me encanta
Guárdalo

Seis caras del 2016 que no olvidaremos

Tres hombres y tres mujeres a los que hemos visto en el cine este año

Esta no es la típica lista con las mejores películas del año que todo el mundo hace por estas fechas. Lo que tenéis delante es una declaración de amor, la foto de la novia en la cartera, el camafeo que el soldado se lleva a la trinchera. Es una oración para los rostros que desde la gran pantalla nos han robado el corazón este año. Tres hombres y tres mujeres que no nos podemos quitar de la cabeza.

La rubia que se acaricia el pelo

La rubia que se acaricia el pelo

De 'Carol', nos queda la imagen de Cate Blanchett llegando a la sección de juguetes de unos grandes almacenes, con un abrigo imponente como una montaña de pieles temblorosa. Las manos enguantadas acarician un mechón de pelo. Podemos oler su perfume desde la butaca.

El soberano que agoniza

El soberano que agoniza

Os hemos recomendado 'La muerte de Louis XIV' de Albert Serra hasta la extenuación. Aquí tenemos a Jean-Pierre Léaud en el papel del Rey Sol agonizante, con una pierna gangrenada por una herida de caza, bajo una peluca monstruosa. La cámara se acerca a su lecho de muerte, entre cojines que ya huelen a cadáver.

La del deseo oscuro

La del deseo oscuro

Sin duda, 'Elle' de Paul Verhoeven ha sido el estreno de la 'rentrée'. El director de 'Instinto básico' los tiene bien puestos. La película comienza justo después de que un hombre enmascarado haya violado a Isabelle Huppert –blusa desgarrada, piernas abiertas– en la cocina de su casa. Oscura, perversa, superando a las mejores actrices de Buñuel.

Advertising
El más inspirado de Rusia

El más inspirado de Rusia

Entre las sorpresas del 2016 está, claro, 'Oleg y las raras artes', el documental de Andrés Duque sobre aquel pianista pequeño y con el cuerpo retorcido que tenía los dedos como las raíces de un ficus. Llevaba boina roja, como un duende simpático, y tocaba el piano imperial del museo del Hermitage de San Petersburgo.

La de la sonrisa adolescente

La de la sonrisa adolescente

Los más afrancesados de la sala no se deberían haber perdido 'Tres recuerdos de mi juventud', de Arnaud Desplechin. Es una historia de amor adolescente muy extraña donde aparece una chica con los ojos grandes y una boca que cuando sonríe le queda como un tajo de sandía. Su mirada, clavada en el último plano de la película, no nos abandonará nunca.

El que más lo sufrió de todos

El que más lo sufrió de todos

La historia más terrible de todas es la de 'El hijo de Saúl', de László Nemes, que ganó el Oscar a la mejor película extranjera. Es el relato de un hombre en un campo de concentración que recoge el cuerpo de un niño del fondo de una cámara de gas. Todavía respira. Con el objetivo pegada a la nuca, nos llevará al límite del abismo.

Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments