Global icon-chevron-right España icon-chevron-right Madrid icon-chevron-right Viggo Mortensen: "Siempre me he sentido bien en Madrid"
Viggo Mortensen
Caramel Films

Viggo Mortensen: "Siempre me he sentido bien en Madrid"

Hablamos con el inquieto actor y escritor que se estrena como cineasta con la íntima y muy personal ‘Falling’

Advertising

En su magnífico debut como director, Viggo Mortensen propone un relato de perdón y reconciliación que, en dos líneas temporales, pone el foco en la tormentosa relación con sus hijos de un viejo granjero de ideología profundamente conservadora, ahora marcado por un proceso de demencia.

¿De dónde nace la necesidad de dirigir y contar esta historia?
Ni este es mi primer guion ni era la primera vez que quería dirigir. Lo había intentado varias veces desde hace 25 años, pero es difícil producir cine independiente. El ímpetu para contar 'Falling' fue, en parte, el deseo de explorar lo que siento por mis padres y lo que he aprendido de ellos. 

'Falling' habla sobre la generosidad y la reconciliación. 
No es una historia fácil, y algunos espectadores no entenderán que su familia aguante la intolerancia de este padre misántropo. Pero es que hay gente así, inflexible y amargada, que al envejecer se debilita. ¿Qué hacemos entonces con ellos? ¿Los mandamos al carajo o aguantamos por si se abre la comunicación? Cada uno elige si hacer o no ese esfuerzo, como decide si quiere o no interactuar en su comunidad y en el proceso sociopolítico de su país.

Viendo 'Falling', pensé en el padre como potencial votante de Trump o de Vox. ¿Quiso denunciar el auge de la ultraderecha? 
No, para nada, aunque entiendo que la polarización en la familia protagonista se pueda relacionar con los conflictos que vive Estados Unidos. El narcisismo, ignorancia, crueldad e impune criminalidad de Donald Trump y sus fieles han causado mucho dolor. Su ejemplo lo han copiado partidos políticos intolerantes, en España y otros países. Aquí Vox asume el doble papel de pirómano y bombero. Crea incendios sociales e insiste en ser la única fuerza capaz de apagarlos. Distraen, amenazan y desinforman para acceder al poder, como Trump. Hay que tomar muy en serio el peligro que representan para las democracias.

Acabas de recibir el Premio Donostia tras 35 años de carrera. ¿Cómo lo valoras, te arrepientes de algo?
Lo agradezco mucho, es alucinante estar en una lista junto a Agnès Varda, Meryl Streep, Fernán-Gómez, Paco Rabal, Bette Davis, Coppola o Robert Mitchum. ¿Si me arrepiento? Seguramente podría haber tomado mejores decisiones en algunas situaciones, o hecho las cosas con más esmero de vez en cuando, pero solo me arrepiento de cuando no he tratado justamente a alguien. Al darme cuenta de ello, he pedido perdón. Aparte de eso, no me arrepiento de nada.

Vives en Madrid. ¿Cómo la vives? 
Es una ciudad muy especial, única, y tengo muy buenos amigos aquí. No me canso de pasear por ella y de ver a la gente que se mueve en sus calles. Siempre me he sentido bien en Madrid. 

¿Cómo ves los efectos de la pandemia? 
El otoño e invierno pintan largos y duros, pero soy optimista. Pese a las terribles consecuencias del virus, las muertes, el daño para tantas familias, y el desastre económico, creo que quienes aguanten las embestidas del virus saldrán adelante más fuertes y, espero, más compasivos con sus conciudadanos, más conscientes del regalo que es la vida.

Recomendado

    También te gustará

      Advertising