Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
croissant
Levaduramadre

Los mejores cruasanes de Madrid

Este 30 de enero se celebra en todo el mundo el Día del Cruasán. Así que aquí tienes unas direcciones para empezarlo como se merece

Escrito por
Time Out Madrid
Publicidad

Si hay un tipo de bollo clásico e irresistible y cuyo atractivo nunca ha pasado de moda es el cruasán o croissant. Este bollo de hojaldre en forma de media luna no tiene un origen francés, como muchos piensan, sino austríaco, aunque su fama es tan universal que, sin querer, ha perdido por completo su nacionalidad. En Madrid son muchos los lugares donde poder degustar estas joyas de la pastelería, pero hay sitios que brillan como nadie a la hora de ofrecer los mejores cruasanes para un desayuno o merienda de lujo. 

RECOMENDADO:  La guía definitiva del brunch en Madrid 

  • Tiendas
  • Pastelerías
  • Chueca

El célebre Oriol Balaguer se hizo cargo de esta emblemática pastelería tras la jubilación de su anterior propietario y consiguiente cierre, un hecho insólito para un negocio que llevaba abierto ininterrumpidamente desde 1914. Imprescindible probar su inconfundible croissant de mantequilla y las creaciones de chocolate, seña de la marca Oriol Balaguer, desde los bombones al panettone. 

Cientotreinta grados
Cientotreinta grados

Cientotreinta grados

Café de especialidad en una de los mejores panaderías de la ciudad. Pero la cosa no acaba ahí porque sus vitrinas lucen a diario una bollería sencillamente espectacular. El obrador/tienda se encuentra en Chamberí (Fernando el Católico, 17) pero han abierto también sucursal en el mercado de La Paz (barrio de Salamanca). Allí también llegan sus croissants pero, vayáis a una u otra dirección, compraos dos. De lo contrario os arrepentiréis.  

Publicidad
Madreamiga by La Miguiña
Madreamiga by La Miguiña

Madreamiga by La Miguiña

Con materias primas de procedencia ecológica y una masa que fermenta durante 24 horas, los croissants que salen de esta renovada panadería que comanda Begoña San Pedro son sublimes. En Madreamiga (Teruel 26) elaboran tres versiones: la de toda la vida, de chocolate (con Caranoa de Valrhona) y otra con frambuesa. No lo ponen fácil pero siempre se acierta. 

 

  • Tiendas
  • Pastelerías
  • Barrio del Pilar

Grandes hogazas de pan elaborado con masa madre y cocido en horno de piedra como antaño presiden este local, paraíso de los amantes del pan de calidad y de quienes disfrutan probando variedades como panes de tomate, ajo y vino, semillas o nueces. El horno de Babette es el fruto de la apuesta de Beatriz Echevarria, una periodista madrileña que, tras 18 años en el extranjero, decidió en 2007 regresar a Madrid  y compartir sus conocimientos acumulados durante años de estudio y práctica como cocinera autodidacta con la puesta en marcha de una escuela de repostería y panadería y de un establecimiento de venta al público. Entre sus cursos podemos aprender técnicas para realizar en casa todo tipo de panes, bizcochos, dulces tradicionales, tartas e incluso pizza.

Publicidad
  • Bares y pubs
  • Cafeterías
  • Lavapiés
  • precio 1 de 4

Harina, agua y mantequilla. No hay más. Pero sus palmeras conquistan. Apostaron por el croissant (estratosférico) pero se rindieron a la pasión madrileña por este hojaldre, que bañan con distintos chocolates. Ana y Samuel, discípulo de Oriol Balaguer, cuidan cada ingrediente y priman la temporada. Lo tradicional y el sello propio inundan sus vitrinas. No podemos aplaudir más su propuesta. Nutren el espíritu del barrio al tiempo que lo endulzan. Y por el camino ganan premios.

Acid Bakehouse
Acid

Acid Bakehouse

Los chicos de Acid, ese café top en el barrio de Las Letras, acaban de abrir un obrador a unos pasos del metro Antón Martín (Magdalena, 27). Podéis ir a tomaros un espresso, a comprarles las hogazas y baguettes para vuestro día a día pero su catálogo de bollería se convertirá pronto en su mejor y más personal reclamo. Sirvan sus fantásticos croissants como una puerta de entrada tan reconocible como infalible.   

Publicidad
  • Tiendas
  • Chocolate y dulces
  • Retiro

El paladar es sabio y en Moulin Chocolat disfrutará como nunca. Fundada a finales del año 2006, esta pastelería gourmet apasiona sin discusión a los amantes del dulce, con el objetivo siempre de transmitir experiencias y sensaciones para el recuerdo. Considerados como los reyes en Madrid de los macarons (típica galleta francesa), entre su oferta no podían faltar unos riquísimos cruasanes hechos con mimo y que harán las delicias de los más golosos.

  • Restaurantes
  • Comer

Precedida por el reconocimiento en su país natal, Francia, y tras abrir locales en Nueva York, Tokio o Ciudad de México, llega a la capital el sello de calidad de Maison Kayser, una casa con casi 25 años de trayectoria y 200 panaderías en todo el mundo. El milagro de la levadura, la harina, el agua y la sal en manos del savoir faire galo. 

Publicidad
  • Tiendas
  • Chocolate y dulces
  • Diego de León

El amor por la tradición y la calidad del producto guían el trabajo diario de Moncho López y Eve Moreno, responsables de este negocio que en poco más de cuatro años ha conseguido abrir varios establecimientos en la capital. En ellos podemos encontrar hasta  treinta tipos de pan diferentes, la mayor parte elaborados con la levadura madre que da nombre a la tienda, así como una amplia variedad de dulces caseros y especialidades gourmet. Se os hará la boca agua con sus cruasanes: integrales, de mantequilla, con chocolate...

  • Tiendas
  • Pastelerías
  • Alonso Martínez
  • precio 1 de 4

Bienvenidos a la casa de los 'manolitos'. Así llaman a los jugosísimos mini croissants de hojaldre y mantequilla recién hechos que tienen en esta pastelería -tienen cuatro locales repartidos por la ciudad y prevén más de siete aperturas para los próximos meses-. De un tiempo a esta parte han invadido las redes sociales -el cambio de imagen de la empresa, antes llamada Pastelería Manolo, ha tenido mucho que ver- pero no son ni mucho menos unos recién llegados. 

Publicidad
  • Tiendas
  • Chocolate y dulces
  • Chueca

Un clásico madrileño de la pastelería y la repostería es el Horno de San Onofre. El original inició su andadura en 1972 en la calle del mismo nombre, pero tal ha sido su éxito que el negocio se ha expandido en otros cinco locales repartidos por la ciudad. Su oferta es inmensa, para no perder detalle, y entre ella juegan un papel importante tantos sus cruasanes tradicionales como los rellenos. Guste o no el dulce, hay que conocer el Horno de San Onofre.

La Mallorquina
  • Restaurantes
  • Sol

Siempre llena de gente, La Mallorquina ocupa una ubicación privilegiada en plena Puerta del Sol desde su creación, allá por 1894. Pocos se resisten a las napolitanas -de chocolate, crema o jamón y queso-, a las palmeras y a los cruasanes que se venden en la pastelería de la planta baja. Quienes además quieran disfrutar de un dulce acompañado de una bebida caliente tienen posibilidad de hacerlo en la planta superior, donde encontramos una cafetería con magníficas vistas a la céntrica plaza madrileña.

Publicidad
El Riojano
  • Tiendas
  • Pastelerías
  • Austrias

Sabor, historia y tradición se dan la mano en El Riojano, un establecimiento que lleva desde 1885 haciendo las delicias de los madrileños. Los merengues, cruasanes, roscones, tartas, pastas o torrijas impecablemente dispuestos en su escaparate invitan a desayunar en su interior. Allí puede encontrarse una pequeña cafetería cuya decoración original hace que el visitante viaje en el tiempo al siglo XIX. Un establecimiento de los de toda la vida que merecen, al menos, una visita y una foto.

  • Restaurantes
  • Barrio de Salamanca
  • precio 2 de 4

Café, bar y restaurante todo en uno. Este acogedor local de decoración sencilla pero efectiva situado en el Barrio de Salamanca es perfecto tanto para ir a desayunar como a comer algo sano y sabroso como para las copas de después del trabajo y, por supuesto, para disfrutar de su delicioso brunch los fines de semana. Si no pilláis sitio en su cómodo Chester, que da cierto aire vintage al espacio, podéis sentaros en su larga mesa para compartir. No os olvidéis de probar sus cruasanes traídos de la Bretaña francesa, ¡están buenísimos!

Recomendado
    También te gustará
      Publicidad