Danza para recibir la primavera

Los escenarios se preparan para un aluvión de espectáculos donde el cuerpo y sus movimientos son los protagonistas

Se acaba el invierno y la luz empieza a inundar los días, alargándolos como se alargan las extremidades que se desperezan al llegar la primavera. El cuerpo pide paso. El arte del movimiento cobra protagonismo en sus muchas variedades, con relecturas de ballets clásicos, con la danza contemporánea que se busca y se cuestiona a sí misma, con el homenaje a los maestros, con los nuevos aires del flamenco y con los bailes más puramente urbanos. Todo cabe, desde la experimentación y la vanguardia hasta las fórmulas que nunca fallan. Hablan las manos, los pies, los gestos y las miradas, los brazos, las piernas y las entrañas. Paso al cuerpo, paso a la danza.

Críticas y valoraciones

0 comments