Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Terraza en Malasaña
Shutterstock

18 cosas que nos hacen felices a los madrileños

Con motivo del Día de la Felicidad, ponemos en valor algunas de las mejores cosas de vivir en la capital

Por Time Out Madrid
Publicidad

Ubicado al borde del Himalaya y con apenas 800.000 habitantes, el Reino de Bután es un país singular. Lo es por muchos motivos, pero sobre todo por uno: se trata del único de todo el planeta que considera la Felicidad Nacional Bruta más importante que el Producto Interior Bruto. Fue precisamente una propuesta de Bután la que llevó a las Naciones Unidas a instituir en 2012 el 20 de marzo como el Día de la Felicidad. Una jornada con la que se quiere reconocer la importancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos. Aunque Timbu, la capital de Bután, queda muy lejos de Madrid, en Time Out queremos reivindicar las cosas que nos hacen felices de vivir en esta ciudad. ¿Cuáles son las vuestras?

1. Tomar una caña o un vermú al sol en una terraza 
En Madrid, los inviernos son duros. Y este año lo hemos visto con más claridad que nunca. Pero aun así, en esta ciudad puedes disfrutar del sol prácticamente durante todo el año. A nadie se la escapa que la luz es esencial para ser felices. Y si además acompañamos el sol con un aperitivo y unas cañas en una terraza de la Latina (o de Malasaña, o de Lavapiés, o Chamberí...) mejor imposible.  

2. Dar un paseo junto al lago del Retiro
Recientemente, Madrid ha sido nombrada 'Ciudad arbórea del mundo', un honor que comparte con más de un centenar de ciudades de todo el mundo. El año pasado, la capital plantó más de 9000 árboles nuevos. Rara es la calle de Madrid que no cuenta con sus árboles y alcornoques. Aunque si hay un lugar que nos hace merecedores de esa distinción es sin duda el parque del Retiro. Pasear junto a su lago, mientras contemplamos el trasiego de barcas o recorremos sus arbolados caminos es uno de los mayores placeres de cualquier madrileño.  

3. Comer (bien) en un restaurante recién abierto 
Disfrutar de una buena comida nos hace felices como pocas cosas. Y hay que decirlo más: en pocos sitios se come como en Madrid. La oferta gastronómica de la capital es inmensa. Inabarcable. Incluso los más avezados 'foodies' tienen muchos sitios por descubrir. Cada semana abren nuevos locales, incluso a pesar de la pandemia, que no hacen sino enriquecer aún más la cantidad de restaurantes de calidad con los que contamos.

4. Hacer un picnic en el Pardo
A la vieja usanza. Una cestita, un mantel y buena compañía. ¿Hay mejor plan que un picnic en el Pardo? Si acaso, se nos ocurren otros igual de buenos, como hacerlo en la Casa de Campo, el Juan Carlos I, la Fuente del Berro... o en cualquier otra zona verde de la capital. El plan perfecto para familias, deportistas y todo aquel que le guste disfrutar del aire libre. 

5. Disfrutar de un atardecer en el templo de Debod
O en el parque del Cerro del Tío Pío, en Vallecas, o en un hotel de la Gran Vïa... o donde tú quieras. Los atardeceres de Madrid son de los más espectaculares que existen, en parte por la altura a la que está ubicada la capital, a 667 metros sobre el nivel del mar, lo que provoca que el horizonte sea casi infinito. Y los colores al caer la tarde, únicos.  

6. Organizar un plan inesperado cualquier día de la semana
¿Martes? ¿Viernes? Lo mismo da: en Madrid, y especialmente en el centro, cualquier día es bueno para liarse... hasta donde tú quieras. Y es que esta es la ciudad que nunca duerme. Siempre hay alguien despierto y dispuesto a salir. Así somos.  

7. Escaparnos a un parque nacional en una hora en coche
Es cierto que nos apasiona la ciudad. Pero a quienes vivimos en Madrid también nos encanta disfrutar del campo. Y además, no hace falta irse muy lejos para hacerlo: el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama está, como quien dice, a tiro de piedra. 

8. Descubrir una nueva exposición en cada esquina
Pasear por Madrid, especialmente si lo haces por el centro, es darte de bruces con infinidad de planes culturales. La ciudad rebosa arte por los cuatro costados, especialmente si paseas por las callejuelas de Lavapiés (dejaos llevar por Doctor Fourquet) o el barrio de Las Letras. ¿Fotografía? ¿Pintura? ¿Escultura? Echa un vistazo a nuestra agenda, hay una exposición dispuesta a dejarte con la boca abierta. Seguro.

9. Desayunar churros (o porras) de ese puesto callejero
¿Hay algo más genuinamente madrileño que acercarse a la churrería, o incluso a ese puesto de contrachapado de la esquina, un domingo por la mañana? Un contundente placer para disfrutar en solitario, en pareja, con toda la familia o como guinda perfecta a una larga noche de marcha. ¿Churros o porras? La decisión es cosa tuya. 

10. Recorrer el Rastro y acabar de cañas en La Latina.
Si necesitas algo, hay que ir al Rastro. Y si no, también. Porque deambular por la Ribera de Curtidores y los alrededores un día de Rastro es una experiencia genuinamente madrileña. Eso sí: ha de ir acompañada de las pertinentes cañas posteriores. Y de aperitivo, unos encurtidos. 

11. Montar en bici por el Anillo Ciclista.
Uno de esos placeres que todo madrileño debería hacer de vez en cuando. No hace falta ser un ciclista empedernido para disfrutar de la perspectiva única que nos ofrece el Anillo Ciclista, que rodea la ciudad a lo largo de 65 kilómetros. Una infraestructura única que te llevará a lugares que jamás has visto, y mucho menos transitado que el concurrido Madrid Río. 

12. Entrar gratis en los mejores museos de la ciudad
A todos nos encantan las cosas gratis. Pero si lo que obtenemos a cambio de nada es disfrutar de algunos de los mejores museos del mundo, la jugada es ya redonda. Los principales museos de la capital, desde el Prado al Reina Sofía pasando por el Thyssen o el Sorolla, cuentan con horarios para entrar por la cara.   

13. Ir a un concierto en el Moby Dick
O en el Gruta 77, o en la Sala Sol, o en Siroco... o en cualquiera de las decenas de salas de conciertos emblemáticas que tenemos en la capital y que poco a poco están reabriendo sus puertas con todas las medidas de seguridad. Y es que los madrileños amamos la música en directo. No importa que lo tuyo sea el rock, el pop, la electrónica, el rap o el folk irlandés: en Madrid siempre hay un concierto perfecto para ti.  

14. Ver una película bajo las estrellas en los cines de verano
Si algo echamos de menos del verano en Madrid son sus noches. Y entre los mejores planes que se pueden hacer en la capital una vez cae el sol y baja el calor sofocante es acercarse a algunos de los cines de verano con los que cuenta la ciudad. El del Parque de la Bombilla, el del Parque Calero... ¡si hasta tenemos un autocine para emular los años 50 y 60!

15. Disfrutar de unas vistas espectaculares desde el Círculo de Bellas Artes
Cada madrileño tiene, probablemente, su lugar favorito para disfrutar de una panorámica única de la capital. Pero a buen seguro todos estarán de acuerdo en que una de las más increíbles es la que se puede presenciar desde el Círculo de Bellas Artes. Un lugar que lo tiene todo. 

16. Encontrar una nueva tienda artesana por el barrio de Las Letras
Cada barrio de Madrid tiene algo especial. Y en todos ellos puedes encontrar tiendas con productos artesanales que te van a sorprender. Pero si hay un lugar en la ciudad en la que este tipo de negocios tienen su meca, ese es el barrio de Las Letras. Serpentear por sus calles y dar con una tienda dedicada a la artesanía es un placer incomparable. 

17. Perderse entre los libros y casetas de la Cuesta de Moyano
A los madrileños nos apasiona la noche. La fiesta, los conciertos, las terrazas. Pero también amamos leer. Y por eso tenemos en junio la Feria del Libro más importante de España. ¿Y el resto del año? Nada como perderse por las casetas de la Cuesta de Moyano o por cualquiera de las muchas librerías de la capital. 

18. Poder llegar a cualquier sitio en menos de media hora
O al menos, así lo creemos. Esa es nuestra medida del tiempo: en media hora nos plantamos en cualquier rincón de la ciudad. Y la mayor parte de las veces es completamente cierto. Al fin y al cabo, podemos presumir de un metro que vuela.   

Los mejores planes de ocio y cultura de Madrid en el nuevo número de la revista 

Últimas noticias

    Publicidad