Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Teletrabajo
Foto: Shutterstock

7 consejos para trabajar desde casa y no desfallecer en el intento

Por Time Out Madrid
Publicidad

Dicen que es el futuro, pero seguro que a muchos de vosotros os coge ahora de repente como un jarro de agua helada. Habréis escuchado mil chistes de autónomos y habréis pensado, "esto no va conmigo", pero la cosa ha cambiado. El teletrabajo -uno de los elefantes en la habitación de estos días- ha venido para quedarse al menos algunas semanas. Tal vez es lo que siempre habíais ansiado, enviar a paseo la oficina y los trayectos en metro, pero cuidado con lo que deseáis, como estáis comprobando la cosa no es tan fácil, requiere disciplina, hábitos saludables y una buena dosis de paciencia. Los siguientes consejos seguro que os ayudan a poneros manos a la obra (o encontrar la aguja en un caótico pajar con niños que gritan, duchas que no se hacen o distracciones que no cesan). ¡Suerte!

1- Vestirse, ducharse

Empecemos por lo más básico. No, olvidaros de trabajar en pijama. La apariencia nos define y si queréis parecer (a vosotros mismos y a los que os acompañan en el confinamiento) personas serias que trabajan es mejor empezar el día con normalidad. Salir de la cama, ducha (por favor) y ropa de trabajo. No hace falta la corbata si no queréis, pero un poco de clase no hace daño a nadie. Estar a gusto con uno mismo y con los demás, importa.

2- Encontrar un espacio para trabajar

No, como estáis comprobando no es fácil, sobre todo si vuestro piso es minúsculo y debéis compartirlo con parejas, hijos, mascotas... En la medida de lo posible habilitad una zona de despacho, a ser posible aislada de las zonas comunes (trabajar en la mesa del salón, error). Intentad tunearlo y hacerlo agradable, tendréis que pasar muchas horas. Plantas, buena luz y colores agradables serán de mucha utilidad.

3- Los horarios 

Llegamos al punto esencial, la regla de oro. Marcaros un horario, una franja para concentrar todo el trabajo. Haced las mismas horas que hagáis en la oficina, por ejemplo, de esta forma seréis más productivos y aplicaréis a cada tarea su tiempo. Palabra de exautónomo, no es nada fácil, por eso igual os ayudan algunas apps de control de tareas y organización horaria como Sesame, Trello y Slack.

4- Evitar distracciones y hacer descansos

Muy relacionado con el punto anterior. ¿Poner una lavadora? (Error) ¿Fregar los platos? (Error) ¿Cocinar con cariño y tiempo? (Error). Todas estas distracciones harán que vuestra jornada de trabajo se alargue y al final tendréis la sensación de trabajar todo el día. Haced la fiambrera, la limpieza y la colada por la noche o por la mañana, como si despacho y hogar fueran dos cosas bien separadas. Y cuando hagáis descansos, intentad distraer la mente. Si cada vez que detenéis el trabajo añadís más tareas, aunque sean domésticas, acabaréis con la cabeza como un bombo.

5- Mantener el contacto con los compañeros de trabajo

Si conseguís mantener a raya las distracciones de casa, podéis invertir parte del tiempo en comunicaros con los compañeros. Por muy útil que sea un chat, no es como trabajar cara a cara. Organizad bien el trabajo, la cadena de mando de tareas y cuando tengáis dudas complicadas haced llamadas o videollamadas, ahorraréis ambigüedades.

6- Vida saludable

Si habéis llegado hasta aquí y ya cumplís todos los consejos, os sobrará tiempo para otras cosas como plantear una tabla de gimnasia por la tarde o primera hora. Recordad que, si no salís a la calle, no quemáis tantas calorías. Por lo tanto, intentad controlar la ingesta de alimentos, no es necesario un ritmo de comidas igual que cuando vamos al gimnasio o caminamos 40 minutos diarios. Seguid los consejos de los nutricionistas para una buena alimentación en estos días de confinamiento.

7- Premio

Sí, lo que en un primer momento parecía pan comido, ya os habréis dado cuenta, no es nada fácil. Si con disciplina y fuerza de voluntad llegáis a superar todos los obstáculos y distracciones que plantea el teletrabajo, os merecéis un premio. Como no podéis hacer las birras de 'after work', ni rematar la jornada con una gran comilona (si no queréis pillar 10 kilos en el confinamiento), reservad, eso sí, un pequeño premio para cuando terminéis -puntual- vuestra jornada de trabajo. Una galleta de chocolate, un quinto, una bañera en pareja o, incluso, otras actividades más subidas de tono. Venga, que ya quedan menos días de confinamiento!

Por Manuel Pérez.

Últimas noticias

    Publicidad