• Noticias
  • Tendencias

Abre la primera lavandería artesana con tarifa plana y a domicilio

Tele Lavo

Cuando crees que ya está todo inventado y que las lavanderías públicas de barrio son el TOP en cuestiones de colada, y de repente vas y te encuentras con esto: Tele Lavo, la primera lavandería artesana que trabaja a domicilio bajo un sistema de tarifa plana mensual. Inventazo. Y acaba de abrir en la calle Atocha, muy cerca del Mercado de Antón Martín.

En la ciudad no hay nada parecido: por un precio cerrado mensual, ofrecen un servicio de colada personalizado, ajustado a la cantidad de ropa que cada uno necesite lavar habitualmente; algo así como cuando contratas un servicio de telefonía móvil en función de los megas que consumas normalmente, pero sin sorpresas inesperadas en tu factura a final de mes. 

El negocio es el habitual de una lavandería tradicional -atención de prendas individuales de ropa y hogar, prendas delicadas, planchado... Pero lo realmente novedoso es su servicio mensual: no se paga por prenda, sino por 'petate', a elegir entre pequeño, mediano y grande (sin límite de kilos establecido). Tú lo llenas, ellos lo recogen, te lo lavan y te lo llevan de nuevo a tu domicilio en menos de 48 horas. Así de cómodo.

Lo curioso es que presumen de ser artesanos porque tienen una capacidad de trabajo diaria establecida en 350 kilos de ropa, que es lo que puede hacer su equipo humano. "Por maquinaria podríamos asumir una limitación de carga de más de 1.500 kilos, pero entonces no podríamos ofrecer el servicio personalizado y delicado que queremos", nos explica Héctor B. Strumbo, uno de sus propietarios y responsable de I+D. Y parece ser que lo logran, porque su sistema de trabajo ha sido reconocido con el certificado de calidad ISO 9001 -es la primera lavandería a la que se le concede una certificación de estas características-.

Puede que no te haya llamado la atención todavía porque no tiene aspecto de lavandería típica. "Desde que abrimos hay gente que nos confunde con una tienda de ropa y nos encanta", dice uno de sus propietarios y responsable de I+D, Héctor B. Strumbo. Y no es casualidad: su estética de local recuperado con ladrillo visto, vigas originales del edificio y azulejos en tonos blancos es totalmente premeditada y muy actual. Da sensación de limpieza, de cuidado con el detalle y de trato personalizado, en la misma línea de la filosofía de esta lavandería a domicilio. 

Por cierto, esta es la primera tienda de una red que pretende abrir nueve locales más en los próximos meses en diferentes barrios de la ciudad, desde Argüelles a Goya, pasando por Pacífico. Estaremos atentos. 

 

Advertising
Advertising

Críticas y valoraciones

0 comments