Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Oficina
Foto: Shutterstock

Bélgica aprueba la semana laboral de cuatro días

Los empleados belgas podrán trabajar menos días pero tendrán que hacer las mismas horas

Sophie Dickinson
Núria Méndez
Escrito por
Sophie Dickinson
y
Núria Méndez
Publicidad

La semana laboral de cinco días ha terminado oficialmente. Bueno, al menos en Bélgica. Tras la noticia de que decenas de empresas del Reino Unido están probando una semana laboral de cuatro días, y que el gobierno de Gales está considerando introducirla en el sector público, el país europeo ha decidido adoptarla como práctica estándar. 

La semana pasada se aprobó un proyecto de ley de reforma en el parlamento belga según el cual los trabajadores tendrán la opción de trabajar menos días, así como la opción de ignorar los mensajes relacionados con el trabajo si no se envían en horario laboral. Es una gran noticia para las personas que se sienten culpables cada vez que su jefe les envía un correo electrónico a las diez de la noche y 'se olvidan' de responder.

La semana laboral de cuatro días ha ido ganando terreno en todo el mundo, con compañías como Desigual, Telefónica y Software Delsol en España que ya han probado el esquema. En Bélgica, los empleados pueden solicitar trabajar el mismo número de horas durante cuatro días, sin recortes salariales, durante seis meses. Si hay éxito, los trabajadores pueden optar por realizar el cambio de forma permanente o retroceder a cinco días sin consecuencias.

Las nuevas leyes belgas también ofrecen a los trabajadores temporales protecciones legales más sólidas, lo que significa que compañías como Uber, Deliveroo y Just Eat ya no pueden afirmar que sus trabajadores son"autónomos", salvo que los conductores lo soliciten específicamente. Además, los empleados de tiempo completo podrán trabajar en horarios más flexibles, lo que significa que no estarán atados al trabajo de 9 a 5.

¿Cuándo llegará a España?

El gobierno español y Más País pactaron hace un año un programa piloto para ayudar a empresas que quisieran implantar la semana laboral de cuatro días o de 32 horas. Este programa destinaría 50 millones de euros a ayudar a las empresas voluntarias para implantar este calendario de trabajo. El partido político presentó una enmienda a la tramitación de los presupuestos generales del Estado, pero fue desestimada por el Ejecutivo.

Íñigo Errejón, diputado de Más País, tuiteó sobre la medida belga y considera que trabajar 10 horas diarias es un "atentado contra la conciliación y calidad de vida"; sin embargo, confía en que hay avances y que cuando se plantee el debate, estará la ley.

Últimas noticias

    Publicidad