Time Out en tu buzón de entrada

Buscar
Almacenes Aragón
© Google

Cierra en Malasaña una tienda con más de cien años de historia y mucha solera

Parece que se ha producido un dramático efecto dominó entre los locales veteranos de la ciudad, que no paran de cerrar

Por
Noelia Santos
Publicidad

¿Os habéis fijado en esa tienda de ropa de hogar que hay junto a las puertas rojas del Teatro Lara, en la Corredera Baja de San Pablo? Se trata de Almacenes Aragón, un negocio centenario que lleva en pie 101 años (justo acaba de estrenar la placa que otorga el Ayuntamiento como reconocimiento) y que, sin embargo, echa el cierre. De hecho, ya lo ha hecho. El pasado 30 de junio fue su último día abierto al público, para sorpresa de vecinos y fieles clientes. 

Un negocio familiar, dedicado a la venta de mantas, toallas, albornoces, fundas de sofá, cojines... que ha ido pasando de generación en generación hasta acabar en manos de Antonio Tello, su último propietario; él la heredó de su padre, y este del suyo (el abuelo de Antonio). ¿La culpa del cierre? La jubilación.

La crisis provocada por el coronavirus tampoco ha ayudado, aunque para crisis la que ha tenido que hacer frente este negocio (como tantas otras tiendas de barrio) que ha conseguido sobrevivir abierto en Malasaña desde 1919, a pesar de la propagación de hipermercados, grandes almacenes y centros comerciales. Con este cierre, que se suma al de otros negocios míticos (la papelería más antigua de Madrid, la tienda de alpargatas en Olavide...), Madrid pierde parte de su historia. 

Últimas noticias

    Publicidad